Aragón

Las fundaciones de Ibercaja y Caja Inmaculada colaborarán con Ebrópolis para impulsar Zaragoza

Zaragoza

La Fundación Ibercaja y la Fundación Caja Inmaculada han suscrito hoy un convenio de colaboración con Ebrópolis a través del que renuevan su apoyo a esta asociación, cuya actividad se centra en diseñar e impulsar la estrategia de futuro de Zaragoza y su entorno.

La Fundación Ibercaja y la Fundación Caja Inmaculada han suscrito hoy un convenio de colaboración con Ebrópolis a través del que renuevan su apoyo a esta asociación, cuya actividad se centra en diseñar e impulsar la estrategia de futuro de Zaragoza y su entorno.

Con este convenio, ambas fundaciones se comprometen a contribuir de nuevo a la subvención del Premio Ebrópolis a las Buenas Prácticas Ciudadanas. Un galardón de referencia entre la sociedad zaragozana, que reconoce y difunde las acciones ejemplares que contribuyen a construir una ciudad y un entorno cada día más humano y solidario.

El Premio Ebrópolis llega este año a su edición número 18, mientras que la asociación Ebrópolis cumple 25 años de trabajo marcado por el consenso, la participación y la colaboración público-privada.

Precisamente, Ibercaja y la entonces Caja de Ahorros de la Inmaculada, hoy Fundación Caja Inmaculada, son dos de las 13 entidades que acordaron su fundación en mayo de 1994. Desde entonces, han respaldado y participado activamente en los distintos procesos de trabajo.

El convenio ha sido suscrito por el presidente de Fundación Caja Inmaculada, Juan Álvarez; el director general de Fundación Ibercaja, José Luis Rodrigo, y el coordinador de Ebrópolis, Miguel Zarzuela.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.