Andalucía

Las franquicias andaluzas facturan más de 1.000 millones

Franquicias norteamericanas y andaluzas compiten en muchas capitales. Foto: Fernando Ruso

Las 156 cadenas de la región cuentan ya con 5.663 locales franquiciados repartidos por España, en los que emplean a casi17.000 personas. Muchas de estas firmas, especialmente de restauración y de moda, han salido con éxito al exterior, lo que ha animado el mercado

Las franquicias se han convertido en parte habitual de nuestro paisaje urbano. A pesar de sus muchos detractores, que critican la homogeneización de las ciudades de todo el mundo con las mismas tiendas y restaurantes, lo cierto es que es un modelo de negocio que ha sabido adaptarse a las necesidades del mercado y que ha triunfado a escala global.

La principal novedad de este fenómeno en este nuevo siglo radica en que ya no sólo vemos franquicias norteamericanas -McDonald's y Burger King fueron el máximo exponente- sino que empresas de todo el mundo han entrado con esta fórmula en los cinco continentes. Las empresas españolas, y también las andaluzas, no se han quedado atrás y han apostado por este modelo con buen resultado en la mayoría de las ocasiones. Ahora se puede ver un restaurante de la sevillana La Sureña en Perú o una tienda de la malagueña Mayoral en Bulgaria, por poner sólo algunos ejemplos.

Según la Asociación Española de Franquicias (AEF), "hay una tendencia creciente en cuanto a la importancia que va adquiriendo cada año la franquicia en Andalucía, la cuarta comunidad española en número de centrales franquiciadoras, con 156".

En 2018, el número de locales abiertos de las centrales franquiciadoras andaluzas, repartidos por toda España, creció de 5.368 a 5.663; es decir, 295 locales más. Además, en ese año el empleo creció de 14.588 a 15.947, lo que supone 1.359 puestos de trabajo más. La facturación de las centrales franquiciadoras andaluzas creció en 51 millones, de 1.016,7 a 1.067,7 millones de euros.

A nivel nacional, la franquicia española también suma su quinto año consecutivo de crecimiento en todas sus variables: número de redes, de establecimientos, de empleos generados y de facturación. El sistema de franquicias español está integrado por un total de 1.376 enseñas -un 2 por ciento más que en 2017-, de las cuales 1.130 son de origen nacional (un 82,1 por ciento) y las 246 restantes (un 17,9 por ciento) proceden de un total de 26 países, especialmente de Francia (57 marcas), Italia (44), Estados Unidos (43), Alemania (15) y Reino Unido (15). En total, hay 28 redes más que en diciembre de 2017, 14 nacionales y 14 extranjeras, destacando precisamente un mayor desembarco de enseñas procedentes de otros países en el último año.

De esas 1.376 franquicias, el sector que cuenta con un mayor número de enseñas es el de Moda, con un total de 247 redes (9 más que el año anterior), integradas en ocho subsectores de actividad, seguido por el de Hostelería/Restauración, con 196 cadenas (2 menos que en 2017), desglosadas en seis subsectores, y Belleza/Estética, con 111 redes (6 más que en el pasado informe).

En lo relativo a la facturación total obtenida por el conjunto del sistema de franquicias en España al cierre de 2018, la cifra registrada fue de 27.707,2 millones de euros, por los 27.592 millones alcanzados en 2017, lo que significa un aumento del 0,4 por ciento.

Por sectores, y como ya es habitual en los últimos años, el que mayor facturación obtuvo fue el de Alimentación, con un total de 9.695,9 millones de euros. A continuación le siguen Hostelería/Fast Food, actividad que facturó 2.790,9 millones; Hostelería/Restaurantes/Hoteles, que facturó 2.485,2 millones de euros, y Servicios/Transportes, cuya facturación fue de 1.374,9 millones de euros en 2018. A finales del pasado año el sistema daba trabajo a 293.872 personas, 14.921 más (un 5,3 por ciento) que en 2017. De esta cifra, 98.057 trabajan en locales propios (3.138 más que en 2017, un 3,3 por ciento más) y las 195.815 restantes en establecimientos franquiciados (11.783 más que al concluir 2017, un 6,1 por ciento más).

Por último, de las 1.376 redes que integran actualmente el sistema de franquicias en España, la comunidad autónoma que cuenta con un mayor número de centrales franquiciadoras continúa siendo Madrid, con 342 (7 más que en 2017), seguida por Cataluña, con 331 (10 más); la Comunidad Valenciana, con 177 (3 más); Andalucía, con 156 (misma cifra que en 2017), y Galicia, con 52 (2 menos que en 2017). Entre estas cinco comunidades acaparan el 76,8 po ciento del total de las enseñas que integran este modelo de negocio en nuestro país.

Sevilla y Málaga a la cabeza

En Andalucía, Sevilla y Málaga acaparan casi dos terceras partes de las enseñas de la región, con medio centenar de cadenas cada una, seguidas a gran distancia por Granada, Jaén, Córdoba, Cádiz, Almería y Huelva, según los últimos datos disponibles. Una característica del caso andaluz es que, mientras a nivel nacional las franquicias de Moda son las que lideran el mercado, en esta comunidad son las firmas de Restauración las que encabezan este modelo. 100 Montaditos, La Sureña, The Good Burger (TGB), La Andaluza, Volapié, La Mar de Gambas, El papelón, Patio San Eloy, Pomodoro, O Mamma mia o La Piamontesa son solo algunos ejemplos de marcas andaluzas que triunfan en el resto de España y en ocasiones, en el extranjero.

El caso más conocido es el de Restalia -creadora de 100 Montaditos, La Sureña y TGB-, que prevé alcanzar los 1.000 locales en el año 2020, lo que supondría nuevo salto sobre sus datos actuales. La cadena cerró 2018 con 770 establecimientos en 11 países y unos 340 millones de facturación. De hecho, según la publicación especializada Franchise Direct, que elabora un ranking con las 100 franquicias más exitosas del mundo, Restalia, con sus 100 Montaditos es una de las cinco incluidas en esta lista -y la única andaluza-, en la que también están los supermercados DIA, la firma de salud Naturhouse, los restaurantes de tapas Lizarran y la cadena de belleza No+Vello. La lista la encabezan cadenas de EEUU como McDonald's, KFC, Burguer King, Pizza Hut y 7Eleven.

Tras Restalia, una de las franquicias de restauración de mayor éxito de la región es La Andaluza, un estilo de taberna de típicas tapas regionales. Esta empresa sevillana nació en el año 2013 de la mano de los hermanos Diego y José Manuel Espinosa y en sólo seis años ya cuenta con 68 establecimientos de sus dos marcas La Andaluza y La Andaluza Low Cost.

Otras cadenas andaluzas de éxito en el sector de la restauración son La Taberna del Volapié, nacida en 2008 en Fuengirola y creada por un jerezano, Javier Gutiérrez, inspirado en la antigua Casa Manteca de Cádiz y que sigue el modelo de las antiguas tascas andaluzas. Actualmente cuenta con 60 establecimientos en toda España y más de 350 empleados. Además, ha entrado a formar parte de la plataforma Foodbox,que también incluye Papizza, MasQMenos y L'Obrador, que tiene previsto mantener un ritmo de cuatro aperturas mensuales en el bienio 2019-2020 para alcanzar la cifra de 200 establecimientos, con una inversión de unos 24 millones y la generación de1.500 nuevos empleos.

Son numerosas las firmas de restauración que han apostado por la comida tradicional andaluza como emblema para su crecimiento en el resto de España y del mundo. Sin embargo, otra de las cadenas andaluzas de mayor éxito se basa en la comida italiana. Pomodoro pizza-pasta-burrito comenzó su andadura como franquicia en Sevilla durante el año 2013 con un reclamo principal: el precio único de la carta Tutto 3,90. Esta cadena, creada por los hermanos sevillanos José Carlos y Manuel José Vivas, prevé cerrar 2019 con 119 locales y una facturación total de 55 millones, un 45 por ciento más.

Marcas de moda

Al margen de la restauración, Andalucía cuenta con algunas marcas de reconocido prestigio en el mundo de las franquicias, especialmente en el sector de la moda. El mayor ejemplo es Mayoral. La firma malagueña, opera con 210 tiendas propias y franquicias (160 de ellas en España) y abre entre 10 y 15 establecimientos cada año. La empresa supera los 350 millones de euros de facturación y genera el 75 por ciento de su negocio en el extranjero, con 17 filiales internacionales.

También desde Málaga triunfa la marca de moda infantil Charanga, que cuenta con 250 locales tras tres décadas de trayectoria y factura ya más de 35 millones de euros con esta marca y Top Top. Las franquicias andaluzas no han escapado a la fuerte alza de establecimientos de salud y belleza. En este segmento destacan firmas como D-Uñas, B OK, Campus Dental y Dental Company, que además han protagonizado algunos movimientos corporativos con fondos de inversión.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0