Andalucía

Juanma Moreno presenta el nuevo Gobierno de Andalucía con seis consejeros del PP y cinco de Ciudadanos

El presidente de la Junta de Andalucía, el 'popular' Juanma Moreno, ha diseñado un gobierno de coalición con Ciudadanos (Cs) para la XI Legislatura, sin cuotas territoriales, con cinco independientes (uno del del PP-A y cuatro de Cs) de los 11 departamentos con los que cuenta el nuevo Ejecutivo y con afines en las seis consejerías del PP-A.

Por parte del PP-A, el único que no está afiliado al partido es el consejero de Hacienda, Industria y Energía, Alberto García Valera, mientras que de Cs, todos los consejeros, salvo el vicepresidente y consejero de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local, Juan Marín, son independientes.

Se trata de un gobierno paritario que cuenta con seis hombres y cinco mujeres, sin contar a Moreno, en el que están representadas la Andalucía oriental y occidental "pero sin ajuste matemático", según ha indicado en rueda de prensa Moreno, que ha dejado claro que no ha buscado "los equilibrios políticos".

Si bien, el nuevo Ejecutivo de Moreno cuenta con tres miembros de Sevilla y otros tres de Málaga, dos de Córdoba, y uno de Cádiz, Almería, Huelva y Granada. Solo se queda sin representación la provincia de Jaén.

Moreno ha garantizado que ha tenido las "manos completamente libres" para hacer lo que ha considerado oportuno en relación con la composición de su nuevo Gobierno, y ha asegurado que en ningún momento ha buscado "equilibrios políticos", sino lo mejor para Andalucía en unos momentos cruciales.

Ha expuesto que el propio presidente del PP, Pablo Casado, en todo momento, le trasladó que el equipo tenía que ser el que él estimara más oportuno, porque esa es una potestad del presidente de la Junta. "No he tenido ninguna presión, ni de la dirección nacional ni de las direcciones provinciales, lo que me ha sorprendido incluso a mí", ha indicado, quien no cuenta en su gobierno con ningún consejero que apoyara en su día a Pablo Casado como candidato en las primarias del PP.

REDUCE EN DOS EL NÚMERO DE CONSEJERÍAS

Se ha reducido de 13 a 11 el número de Consejerías respecto al último gobierno de la socialista Susana Díaz y la estructura del nuevo Ejecutivo también varía en modo sustancioso, siendo distintas las competencias que salen de unos departamentos y se sitúan en otros. Medio Ambiente y Turismo dejan de ser consejerías independientes.

Juan Marín, como número dos del Gobierno de Moreno, cuenta con un macrodepartamento que además de la Vicepresidencia, gestiona Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local, áreas repartidas en hasta tres consejerías en el anterior Gobierno de Díaz.

También cuenta con las competencias en materia de violencia de género, que anteriormente se ubicaban en la Consejería de Igualdad y Políticas Sociales, aunque también se situaban parte de las competencias en el departamento de Justicia.

Elías Bendodo, hombre fuerte del PP-A en el nuevo gobierno y de la máxima confianza de Moreno, dirigirá la Consejería de Presidencia, Administraciones Públicas e Interior. Las dos últimas áreas salen de las Consejerías de Hacienda y Justicia, respectivamente.

La Consejería de Hacienda, Industria y Energía la asume Alberto García Valero, independiente y con perfil técnico y académico. El resto de departamentos en manos del PP-A han recaído en dirigentes afines a Moreno. Jesús Aguirre, actual senador y médico de Atención Primaria, llevará el Área de Sanidad y Familias.

El PP-A se queda con el área de Familias, después de que Vox reclamara, como una de las condiciones para apoyar la investidura de Moreno, que hubiera una consejería en esta materia, aunque finalmente será compartida. Las competencias de familia salen de la Consejería de Políticas Sociales, actualmente en manos de Cs, y serán gestionadas por los 'populares'.

CRESPO CEDE LA PORTAVOCÍA DEL PARLAMENTO A LÓPEZ

La Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible será dirigida por una persona de amplia trayectoria en el PP-A y hasta ahora portavoz en el Parlamento, Carmen Crespo, quien deja su actual cargo a la secretaria general del PP-A, Loles López. Dentro de la Consejería que dirigirá Crespo se encuentran las competencias de Medio Ambiente y Agua, que se han denominado como Desarrollo Sostenible.

Marifrán Carazo, cabeza de lista por Granada en las pasadas elecciones, asumirá la Consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio, mientras que Patricia del Pozo, vicesecretaria de la Ejecutiva de Moreno y persona de la más estrecha confianza de Javier Arenas, será la titular de Cultura y Patrimonio Histórico.

Al frente de las Consejerías de Cs se sitúan, al margen de Marín, el cabeza de lista de lista por Málaga y exseleccionador de Baloncesto, Javier Imbroda, como consejero de Educación, Formación y Deporte, y otras cuatro caras más desconocidas.

Se trata de Rogelio Velasco, como consejero de Economía, Conocimiento, Empresas y Universidades; Rocío Blanco, como titular de Empleo, Formación y Trabajo Autónomo, y Rocío Ruiz, como consejera de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación.

Moreno ha dado cuenta de toda la composición de su Ejecutivo aunque los nombres de los consejeros de Cs ya se han ido conociendo en los últimos días, a través de fuentes de esta formación. De hecho, el líder nacional de Cs, Albert Rivera, mantenía una reunión con ellos en el Parlamento al mismo tiempo que Moreno comparecía en San Telmo para dar cuenta del nuevo Ejecutivo. El 'popular' sí ha guardado el secreto de los miembros del PP-A hasta el último minuto.

El presidente de la Junta no ha indicado quién será el próximo portavoz del Gobierno, una responsabilidad que no se descarta que pueda recaer en algún miembro del actual Gobierno, aunque han sido distintos los ejecutivos en los que el portavoz no estaba al frente de ninguna consejería. Según ha apuntado Moreno, aún no ha tomado la decisión.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
Publicidad
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.