Andalucía

El 'milagro de la distribución': 350.000 empresas para abastecer a 8,5 millones de andaluces

  • La patronal asegura que frena la despoblación y "no hay desiertos alimentarios"
  • Piden la consideración de servicio esencial, no sólo en momentos de crisis
  • Señalan el esfuerzo para no repercutir en el PVP el incremento de los costes
Luis Fernández Palacios, Virginia González y Lorena Garrido. Foto: Fernando Ruso
Sevilla

A un lado, 242.000 explotaciones agrarias, 2.400 granjas y 7.000 industrias agroalimentarias. Al otro, 35.000 establecimientos comerciales de alimentación, droguería y perfumería y 52.000 bares, cafeterías, restaurantes y hoteles del canal Horeca. Y en medio, 150 establecimientos mayoristas, cash&carry y plataformas logísticas y una tupida red de empresas de transporte que los conectan. Conseguir que lo que sale de los 278.000 operadores de origen llegue cada día fresco y en perfecto estado a los 87.000 establecimientos de destino, accesibles para 8,5 millones de andaluces, es complejo. 'El milagro de la distribución', lo llaman en la Confederación Andaluza de Empresas de Alimentación y Perfumería, CAEA, que con este lema ha puesto en marcha una campaña para reivindicar el carácter esencial de un sector que "consigue que en Andalucía no haya desiertos alimentarios" y que todos los ciudadanos tengan a menos de diez minutos de su casa una tienda bien surtida.

Virginia González Lucena, presidenta de CAEA, destaca que durante la pandemia y en la huelga del transporte de las últimas semanas la ciudadanía y las administraciones han sido conscientes del carácter estratégico del sector de la distribución. Pero 'el milagro de la distribución', apunta, ocurre cada día y tiene un enorme valor contra la despoblación de zonas rurales. "Llegamos a los 785 municipios de la comunidad autónoma todos los días del año", incide.

En zonas rurales, donde las tiendas son pequeñas, "con poca capacidad de almacenamiento y tienen una necesidad de reposición frecuente y sin imposición de cantidad, también damos servicio diario", ha señalado durante la presentación de la campaña.

Despoblación

El secretario general de la Confederación de Empresarios de Andalucía, Luis Fernández Palacios, ha destacado que en los últimos 20 años dos de cada tres municipios de Andalucía ha perdido población, un fenómeno que se concentra sobre todo en las localidades de menos de 5.000 habitantes y en zonas de interior.

"Es cierto que Andalucía no tiene un problema de despoblación tan agudizado como otras comunidades, por su agricultura de frutales y olivar que demanda mano de obra y por su industria agroalimentaria que fija población. Las instituciones están trabajando en este tema, pero desde las organizaciones empresariales también nos ocupamos, porque para mantener la población se necesita sobre todo trabajo y servicios, y para eso es necesario un tejido empresarial", ha explicado.

Todos los andaluces tienen a 10 minutos andando de su casa una tienda de alimentación

A las administraciones, Fernández Palacios les reclama servicios públicos y agilidad en la burocracia.

La directora general de Comercio de la Junta de Andalucía, Lorena Garrido, apoya ese carácter de servicio esencial de la distribución y destaca que 'el milagro' de cada día se produce por "la coordinación y el trabajo ingente de los empresarios del sector". Garrido ha llamado la atención sobre elementos  que han irrumpido en la cadena de valor, como el comercio on line que pronto será el 10% del total el alimentación, y el delibery, "que está cambiando el modelo de negocio".

Las empresas de distribución reclaman ya "un soporte legal que reconozca que somos esenciales para la población no sólo en momentos de crisis, sino todos los días", ha insistido Virginia González.

Precios

Ante la situación actual de alta inflación, el sector de la distribución considera que la ciudadanía debe conocer el proceso de conformación de los precios: "Es el resultado de sumar todos los costes fijos de cada uno de los operadores de la cadena: el productor, las comercializadoras, la industria de transformación, el transporte, mayoristas y logística, comercios minoristas y establecimientos. Cada uno de esos operadores tiene costes directos o indirectos. Laborales, impuestos, alquileres, energéticos y electricidad, seguros, materias primas …que dan como resultado final el PVP de los productos, indican en CAEA.

"Este precio final es el que hace posible el 'milagro de la distribución', que todos los ciudadanos tengan todas las mañanas a pocos metros de sus casas todos los productos que necesitan a precios cinco puntos por debajo de la media europea", explica CAEA.

Virginia González: "Se está haciendo un gran esfuerzo por no trasladar al precio final el incremento de costes"

La coyuntura actual de subida de precios "preocupa al sector, que está haciendo un gran esfuerzo en eficiencia y productividad para no trasladar al producto final el incremento de costes que sufre toda la cadena, desde el campo hasta el lineal; no solo suben los carburantes y los costes energéticos, también se están encareciendo materias primas como el aceite, los huevos y los cereales, por ejemplo, lo que supone un incremento de los productos que utilizan tales materias primas y que llegan al consumidor final",

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin