Andalucía

Los ingenieros técnicos industriales temen que los Next Generation no lleguen a las pymes

  • Junto al Colegio de Economistas, reclaman que la industria llegue al 20% del PIB regional
  • La mayoría de los colegiados en el COGITI ven insuficientes las medidas de los gobiernos
Sevilla

La decana del Colegio Oficial de Graduados e Ingenieros Técnicos de Sevilla, Ana María Jáuregui Ramírez, ha mostrado su preocupación por el despliegue de los fondos Next Generation en las industrias andaluzas. "Se esperaba que empezaran a llegar hace unos meses y que fueran más contundentes, y lo que sabemos no termina de encajar. Hay preocupación de que cuando llegue esa cantidad de dinero las empresas tengan la capacidad de afrontar el reto. Y no sabemos si las pymes podrán participar", ha indicado en la presentación del Barómetro Industrial del Consejo General de la Ingeniería Técnica Industrial de España (COGITI) – Cátedra Internacional COGITI de Ingeniería y Política Industrial (UCAM).

"Los fondos Next Generation representan una oportunidad única. El tiempo apremia y hay que usar todos los medios que se tienen al alcance. Nuestros ingenieros, dado que somos más de 3.300 en Sevilla, podemos ser altavoz y podemos ayudar a gestionar su distribución en campos como la industria o la sostenibilidad", ha asegurado.

Ana María Jáuregui: "Los Next Generation son una oportunidad única y el tiempo apremia"

El despliegue de los Next Generation es una de las cuestiones por las que se ha preguntado a más de 3.500 ingenieros técnicos industriales de toda España. Jáuregui ha explicado que la profesión ha respondido con "uniformidad total y negativa ante la pregunta de si los fondos Next Generation llegan de forma adecuada a las pymes industriales: con un claro 74% de votación al no".

Críticas a los gobiernos

El barómetro constata además que existe en la profesión "un descontento generalizado respecto a la gestión de los Gobiernos nacionales y regionales en materia de industria. Un 74% de los ingenieros sevillanos encuestados creen que las medidas del Gobierno de España son insuficientes, y un 68% también califica de negativas las andaluzas".

Además, el 93% de los ingenieros encuestados son partidarios de establecer un nuevo horizonte para alcanzar el 20% del peso de la industria en el PIB.

Desabastecimiento

Sobre si han sufrido desabastecimiento, dada la creciente y preocupante inflación y el control de Asia sobre determinadas materias primas, un 62% contesta que sí. Y también un 87% señala al encarecimiento de las materias primas que se usan en su sector.

Ante el grado de afección de la subida del precio de la electricidad: un 34,04% lo califica de alto y un 22,85% muy alto. El 69% opina que la transición energética encarecerá aún más el precio de la electricidad, frente a un 19% que cree que se abaratará.

Colegio de Economistas

Para la presentación del documento se ha contado con la presencia del Decano y Director del Colegio Profesional de Economistas de Sevilla, Francisco José Tato Jiménez, quien ha lamentado que respecto al 20% de PIB industrial que se considera adecuado, "Andalucía presenta un diferencial negativo de siete u ocho puntos". Algo que a su juicio "preocupa porque la industria crea empleo de calidad. Una industria fuerte favorece la durabilidad del empleo, y en crisis se comporta de mejor manera. Andalucía y Sevilla tienen las características para tener ese peso industrial".

Tato Jiménez: "Una industria fuerte favorece el empleo de calidad"

Tato Jiménez ha destacado como lastres de la industria andaluza la baja productividad, derivada del escaso tamaño de las empresas, "el 99,47 son pymes y de ellas el 80% son micropymes", y la poca inversión en I+D+i también derivada del tamaño, además de las lagunas en la formación de los trabajadores.

"Tenemos que aprovechar los fondos Next Generation. Como dice Javier González de Lara para cambiar el modelo productivo, sino para hacer más productivo el modelo. El reto es la productividad", ha insistido.

El decano de los economistas sevillanos ha lanzado una batería de medidas en pro de la industrialización: fomento de inversión de I+D+i, adaptar la oferta industrial a nuevos tiempos, colaboración público privada, incentivar la FP Dual, políticas fiscales y ayudas a la financiación.

Como amenazas inmediatas a la recuperación económica, Francisco Javier Tato menciona la inflación y la crisis geopolítica actual en el Este de Europa, cuyas consecuencias son aún imprevisibles pero que van a lastrar en desarrollo económico.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin