Andalucía

El proyecto europeo ZeroW creará un 'living lab' andaluz contra el desperdicio de alimentos

  • CTA, IFAPA, Grupo La Caña y Multiscan Technologies son los socios andaluces
  • Participan un total de 46 entidades de 17 países europeos
  • El proyecto dispone de un presupuesto de 12M millones de euros
Sevilla

El proyecto europeo ZeroW (Systemic Innovations Towards a Zero Food Waste Supply Chain) ha comenzado oficialmente, tras celebrar su reunión de lanzamiento los días 24 y 25 de enero de forma online, con el objetivo de contribuir a reducir el desperdicio de alimentos a través de la aplicación de innovaciones sistémicas en 'living labs', es decir, entornos de experimentación para cocrear innovación.

CTA (Corporación Tecnológica de Andalucía) liderará el living lab andaluz, en el que también participarán el Instituto Andaluz de Investigación y Formación Agraria, Pesquera, Alimentaria y de la Producción Ecológica (IFAPA), dependiente de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía, el Grupo La Caña y la empresa Multiscan Technologies.

El proyecto creará nueve living labs en Europa y desarrollará actividades de evaluación para garantizar la sostenibilidad ambiental y económica de las soluciones a largo plazo, además de apoyar la transición hacia un sistema sin desperdicio de alimentos.

ZeroW es un proyecto financiado por el programa Horizonte 2020 a través de la convocatoria dedicada al Pacto Verde Europeo (European Green Deal), dispone de un presupuesto de 12 millones de euros y participan 46 socios de 17 países europeos.

Innovación abierta

Los living labs son ecosistemas de innovación abiertos y centrados en el usuario que integran procesos de investigación e innovación en comunidades y entornos de la vida real. El proyecto ZeroW sigue un enfoque multidisciplinar y demostrativo, compuesto por nueve living labs que se centran en diferentes etapas de la cadena de valor e involucran a agricultores, productores de alimentos, industrias transformadoras, minoristas, centros de investigación, Hubs de Innovación Digital (Digital Innovation Hubs; DIHs) y clústeres, entre otros.

Cada living lab abordará bloqueos específicos del sistema y propondrá soluciones basadas en datos desde un enfoque de innovación sistémica para garantizar la sostenibilidad futura y la ampliación de las innovaciones desarrolladas.

El objetivo del living lab andaluz será evaluar la vida útil y el cumplimiento de los requisitos de venta al por menor de frutas y hortalizas, en una etapa temprana, mediante análisis no destructivos y técnicas de clasificación de atributos múltiples. De esta forma, se pretende reducir el desperdicio de alimentos por parte del productor y del minorista.

Asimismo, también buscará garantizar productos de calidad con una vida útil conocida por parte del minorista, proporcionando estrategias de mercado para frutas y hortalizas 'imperfectas' y optimizar la gestión logística.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin