Andalucía

Unicaja Banca rebaja medio punto el crecimiento andaluz previsto este año

  • El último informe trimestral de la entidad señala que el PIB crecerá el 5,5%
  • Prevé un incremento del empleo del 2,4% hasta dejar la tasa de paro en el 21%
Fernando Ruso.
Sevilla

Unicaja Banco prevé para 2022, se prevé un crecimiento del PIB en Andalucía del 5,5%, en tanto que el empleo podría aumentar, en el promedio del año, un 2,4%. Por su parte, la tasa de paro se situaría en el 21,0%. Estas previsiones figuran en el número 107 de su informe trimestral 'Previsiones Económicas de Andalucía', que, como en ediciones anteriores, ha sido elaborado por Analistas Económicos de Andalucía. El 5,5% previsto es inferior en medio punto al pronóstico del anterior informe. Por el contrario, el dato de paro previsto es 2 décimas mejor que el que se recogía en el barómetro anterior.

Según se recoge el informe, las estimaciones realizadas por la sociedad de estudios del Grupo Unicaja Banco apuntan a que en 2021 el Producto Interior Bruto (PIB) regional podría haber registrado un crecimiento del 4,8%. Asimismo, se prevé que el empleo haya aumentado un 3,4%, situándose la tasa de paro en el 22,1%.

El informe de Analistas Económicos de Andalucía para Unicaja recoge los últimos datos de la Contabilidad Regional Trimestral de Andalucía, publicados por el Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía (IECA), que señalan que en el tercer trimestre de 2021 la economía andaluza creció un 1,5%, 0,2 p.p. menos que en el trimestre anterior. Con relación al tercer trimestre de 2020, el PIB ha experimentado un crecimiento del 3,1%, si bien la producción es un 6,0% inferior a la existente en el cuarto trimestre de 2019 (-5,9% en el conjunto de España).

La aportación de la demanda interna ha sido de 1,8 p.p. El gasto en consumo de los hogares ha crecido un 1,0% en términos interanuales, y el de las Administraciones Públicas, un 5,4%, mientras que la inversión ha disminuido un 1,7%. Por su parte, la aportación del sector exterior ha sido de 1,3 p.p., con un mayor crecimiento de las exportaciones (16,7%) que de las importaciones (10,8%).

Por el lado de la oferta, el crecimiento del PIB se ha debido al aumento en el sector servicios (5,9% en términos interanuales), ya que tanto en el sector agrario como en la construcción y la industria se han registrado caídas en sus niveles de actividad. Dentro del sector servicios se ha producido una subida generalizada por ramas, con tasas comprendidas entre el 0,4%, de las actividades profesionales, y el 12,5%, del comercio, transporte y hostelería.

La publicación también cita el último informe de Perspectivas Económicas de la OCDE, donde se apunta que la actividad económica continúa recuperándose a escala mundial, alcanzando los niveles previos a la pandemia del COVID-19, si bien está siendo desigual por grandes áreas geográficas. Durante el último tramo de 2021 se ha asistido a una pérdida de impulso de la actividad productiva y comercial, motivada, en gran medida, por la aparición de la variante ómicron y los desequilibrios derivados de las tensiones en las cadenas de producción globales, así como el encarecimiento de las materias primas y otros bienes intermedios. La OCDE estima que, en el conjunto de 2021, el crecimiento de la economía mundial se habrá situado en el 5,6%. Para 2022, se prevé que el PIB avance un 4,5%.

En este contexto, en el caso concreto de la economía española, los últimos datos de la Contabilidad Nacional Trimestral, relativos al tercer trimestre de 2021, apuntan a que el PIB registró un crecimiento intertrimestral del 2,6%, 0,6 puntos porcentuales (p.p.) más de lo anticipado en el avance de octubre, situándose la tasa de variación interanual en el 3,4%.

La moderación de la actividad en el cuarto trimestre del año con respecto a los meses previos ha llevado a los principales organismos internacionales y servicios de estudios nacionales a revisar recientemente a la baja sus perspectivas de crecimiento. Las últimas proyecciones macroeconómicas del Banco de España apuntan a que en 2021 el PIB podría haber crecido un 4,5%, acelerándose la recuperación en 2022 hasta alcanzar el 5,4%.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.