Andalucía

Francisco Herrero, nuevo presidente de AICO

Francisco Herrero, presidente de AICO, con su antecesor. Foto: elEconomista.

El presidente de la Cámara de Comercio de Sevilla, Francisco Herrero, ha sido elegido por unanimidad de todas las cámaras que forman parte del organismo, nuevo presidente de la Asociación de Cámaras Iberoamericanas (AICO).

Herrero sustituye en el cargo a Julian Dominguez, presidente de la Confederación de Cámaras de Colombia.

En la XLVII Asamblea de AICO, realizada de forma virtual y coordinada desde la Cámara de Comercio de Valencia, el nuevo presidente agradeció la confianza depositada y solicitó a los representantes de las Cámaras participantes, 56 entidades de 23 países de América Latina, EEUU,Canadá y el Caribe, contar con el esfuerzo de todos para la nueva etapa que se inicia.

 Herrero aseguró en su discurso que "vivimos momentos difíciles a nivel mundial. A la presión natural de un cambio de época sustentado por la transformación digital y el avance tecnológico, se ha añadido una pandemia sanitaria global con sus importantes derivadas económicas y sociales. No podemos ignorar la realidad que estamos viviendo, transformando las bases de la sociedad en la que estamos asentados.

Todo lo que está ocurriendo nos va a redefinir cuál es la misión y los objetivos de la Asociación en esta nueva situación."

El presidente de AICO desgranó en su discurso a los asistentes las líneas de trabajo que se va a marcar en la presidencia para los próximos dos años. En este sentido destacó como uno de sus grandes objetivos "que va a ayudar a dinamizar las relaciones internacionales de las Cámaras, la celebración de una Exposición Iberoamericana en el año 2029. Un proyecto que deberá contar con el apoyo de nuestras autoridades porque el liderazgo de los gobiernos será esencial para la realización de este proyecto.

Francisco Hererro afirmó que "como os adelanté en la Asamblea de Chile, en Viña del Mar, la Cámara de Sevilla participa en la construcción de un edificio de más de 10.000 metros cuadrados que llevará el nombre de Plaza Iberoamericana, en el que queremos destinar un espacio importante para la creación de un Centro de Pensamiento y de acción en el que promover estudios relacionados con Iberoamérica que sean de utilidad práctica.

Vamos a promover reuniones con entidades fundamentales para el desarrollo de los países iberoamericanos, como el Banco Interamericano de Desarrollo,(BID), el Banco de desarrollo de America Latina-(CAF) y otras entidades financieras y empresas especialmente vinculadas a Latinoamérica, para que sean promotores de nuestra Asociación.

Debemos conseguir entre todos que nuestra Asociación, se convierta en una Asociación más viva y dinámica en la que cada vez sea mayor el número de Cámaras de Comercio representadas".

Herrero afirmó que "si las Cámaras son fundamentales para la existencia de AICO, más importante aún son las empresas. Tenemos que aprovechar la fuerza de nuestra Asociación y buscar los cauces necesarios para que las empresas de los distintos países que la conforman puedan desarrollar de manera más eficaz sus actividades económicas.Debemos por tanto ayudarnos mutuamente para comercializar productos y servicios . En momentos como los actuales en los que estamos atravesando con tiempos de grandes incertidumbres, de cambios y de inestabilidad debemos apoyarnos.

AICO debe promover misiones comerciales directas e inversas, así como la participación en ferias internacionales y la celebración de encuentros con gobierno e instituciones".

Herrero tuvo palabras de elogio a su antecesor en el cargo, Julian Dominguez, presidente de la Confederación de Cámaras de Comercio de Colombia, al que hizo entrega de una Medalla de Honor e invitó a participar en el nuevo Consejo Consultivo de la Asociación.

En el acto particiàron el presidente de la Generalitat Valenciana, el presidente de la Cámara de Comercio de España así como el presidente de la Cámara de Comercio de Valencia

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.