Andalucía

La construcción sigue creciendo en Andalucía y da empleo ya a 213.000 personas

  • Málaga lidera el sector con 60.100 trabajadores y Huelva es la provincia que más crece con un 36,3%.
Málaga es la provincia andaluza que más empleo genera en la construcción. Foto: Alex Zea
Málaga

Después una dura y larga crisis económica, la construcción comienza a estabilizarse y a consolidar las cifras de crecimiento. El sector, junto con el turismo, es uno de los principales motores de creación de empleo en Andalucía y también fue de los más azotados por la recesión, que devastó más del 50 por ciento de los puestos de trabajo.

Tras años duros de pérdidas paulatinas de empleo, la recuperación de los mercados ha devuelto la confianza a los grupos inversores, principalmente extranjeros, que han comenzado a levantar grandes proyectos inmobiliarios, sobre todo en la Costa del Sol y en menor medida en Sevilla.

Una recuperación, que aunque no es homogénea en todas las provincias, comienza a acercar tímidamente las cifras de empleo a las que había antes de la crisis económica.

Según un estudio de la consultora de recursos humanos Randstad el empleo en la construcción ha crecido en Andalucía en el último año un 11,2 por ciento, actualmente en el sector trabajan 213.300 personas, frente a las 191.800 de 2018. A pesar del crecimiento estas cifras aún se alejan de los 441.300 trabajadores con los que contaba el sector en 2008, justo antes del estallido de la crisis.

Andalucía es la Comunidad española que más empleo genera en la construcción seguida de Madrid con 196.400 trabajadores y Catalunya 182.100. Actualmente, el sector supone el 6,8 por ciento del volumen total de empleo en Andalucía.

A nivel de crecimiento, la región se sitúa por encima de la media nacional que es del 5 por ciento y ocupa la séptima posición, por detrás de Baleares, La Rioja, Murcia, Madrid, Aragón, y Extremadura.

Por provincias, donde más empleo genera actualmente la construcción es en Málaga con 60.100 trabajadores, seguida de Sevilla (42.800) y Cádiz (30.100); por debajo de los 30.000 empleados se sitúan Granada (26.800), Almería (13.400), Jaén (13.000) y Huelva (12.400).

Por otro lado, el porcentaje de crecimiento es muy desigual en las diferentes provincias, donde más ha crecido es en Huelva que a pesar de ser donde menos trabajadores hay, el sector se ha incrementado en un 36,3 por ciento en el último año. Le siguen Granada, donde el crecimiento ha sido de un 25,2 por ciento y Jaén con un 18,2 por ciento. Más moderados han sido los aumentos de trabajadores en Málaga (14 por ciento), Cádiz (10,7 por ciento) y Almería (7,2 por ciento). Sevilla, a pesar de ser la segunda provincia en número de trabajadores se ha quedado prácticamente como el año pasado con un leve incremento del 0,2 por ciento.

Moderación del crecimiento

Un crecimiento del sector que en los últimos meses de este año se ha venido moderando, pero que ya hace alertar a algunos expertos de la posibilidad de un nuevo boom inmobiliario, que podría producirse en los últimos años, sobre todo en zonas muy concretas como la Costa del Sol, en la provincia de Málaga, donde pequeñas y medianas empresas de construcción han logrado remontar y crecer en plena crisis basando su actividad en la vivienda de alta gama. Este sector del mercado inmobiliario está en pleno auge en esta zona malagueña y con mayor incidencia en municipios como Estepona, Benahavís o incluso Casares, donde numerosas promotoras están levantando grandes proyectos de villas de lujo.

Desde el sindicato CCOO reconocen este notable y desigual crecimiento del empleo del sector de la construcción en Andalucía y advierten de la precariedad de los puestos de trabajo que se están creando.

"Los empleos que se generan en el sector de la construcción son muy precarios, casi el 100 por cien de los nuevos contratos que se crean son por obra o servicio, no hay calidad en el empleo. Nosotros somos conscientes de que son periodos de trabajo cortos pero hay continuidad, por eso pedimos contratos más seguidos, y que haya un porcentaje de trabajadores fijos en las empresas en función al número de empleados que se tenga durante el año, no pueden ser todos eventuales", comenta a elEconomista Andalucía el responsable de construcción de CCOO a nivel andaluz, Antonio Salazar.

Según denuncia este sindicato, otra de las prácticas que está poniendo en peligro la calidad del empleo es la subcontratación. En este sentido, Salazar explica que las grandes empresas del sector son las que están gestionando la mayor parte del volumen de obras, sin embargo , en sus plantillas estables normalmente solo cuentan con jefes de obras y encargados, el resto de trabajadores son subcontratados a otras compañías con precarias condiciones laborales.

"En grandes proyectos se están aceptando presupuestos con bajas temerarias que no llegan ni a cubrir los salarios mínimos de los convenios de las respectivas provincias. Se están aprovechando de la situación de paro en el sector y las ofertas que se hacen en cuanto a la retribución económica son muy bajas", lamenta el sindicalista.

Las principales reivindicaciones de CCOO a las empresas del sector pasan por que se garantice el salario mínimo a todos los empleados y que se cumplan los diferentes convenios colectivos para luchar así en la medida de lo posible contra la precariedad laboral.

Sobre la posibilidad de una nueva burbuja inmobiliaria, el sindicalits considera que si que podría experimentarse en la Costa del Sol, aunque no en el resto de provincias andaluzas, donde el sector presenta cifras más moderadas.

"Antes de estallar la crisis, en 2005 en apenas 10 años se había construido la previsión de 30 años, eso no se podía sustentar, no se soportaba, había empresas que no tenían solidez ni solvencia en el momento que los bancos dejaron de dar dinero hubo un cierre generalizado de empresas", recuerda Salazar, indicando que es complicado que esa situación se repita.

Con la continua sombra que amenaza con un nuevo boom que desemboque en una nueva crisis económica, el sector de la construcción sigue creciendo con la esperanza de volver a ser uno de los grandes motores de la economía andaluza.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.