Actualidad

Así reducirá la industria del papel sus emisiones de CO2 en casi 300 millones de toneladas

Investigadores del I3A, adscrito a la Universidad de Zaragoza, participan en esta investigación con la industria del papel.
Zaragozaicon-related

Reducir las emisiones de CO2 mediante la producción de papel es posible. Muchas empresas del sector han dado pasos para optimizar sus procesos de fabricación y ser más sostenibles. Para avanzar en esta línea, se pone en marcha un nuevo proyecto de investigación, Oxikraft, con el fin minimizar este impacto y ayudar a las compañías del sector a crear parques integrados de energía verde. Todo ello dentro del compromiso europeo de reducir a cero las emisiones netas de gases de efecto invernadero.

Grupos de investigación y empresas de cuatro países –España, Finlandia, Suecia y Estados Unidos-, están trabajando dentro de este proyecto, que cuenta por la parte española con la participación del I3A, adscrito a la Universidad de Zaragoza.

Este proyecto, de tres años de duración, va a estar centrado en trabajar para que las fábricas de pasta de papel tengan la capacidad de transformar sus procesos de combustión y favorecer la creación de parques integrados de energía verde.

Para conseguir estos objetivos, Oxikraft se centrará en avanzar en el conocimiento del proceso de oxicombustión aplicado a las calderas de recuperación de la industria papelera. De este modo, se pretende emplear oxígeno en lugar de aire para poder capturar el CO2 y lograr emisiones negativas de este gas de efecto invernadero, ya que proviene de una fuente renovable.

Las fábricas de pasta de papel queman lejía negra procedente de la madera que se usa como materia prima. Actualmente, se estima que se producen alrededor de 220 millones de toneladas de leías negras cada año a nivel mundial, siendo la fuente de energía basada en la biomasa más importante. Países como Estados Unidos copan buena parte de esta producción con más de 60 millones de toneladas al año. Una cifra que le convierte en el mayor productor. En el caso de Europa, Suecia y Finlandia se sitúan en el primer y segundo puesto, respectivamente, con 12 y 10 millones de toneladas. España es el quinto productor con 4 millones de toneladas.

La investigación plantea que la aplicación del proceso de oxicombustión a nivel mundial podría reducir las emisiones de CO2 en casi 300 millones de toneladas. Además, cabría integrar distintas tecnologías verdes como la producción de biocombustibles a partir del dióxido de carbono y aumentar la eficacia en la producción de electricidad del sector papelero.

En este marco, el Grupo de Procesos Termoquímicos (GPT) del Instituto de Investigación en Ingeniería de Aragón (I3A) de la Universidad de Zaragoza, estudiará el comportamiento de las lejías negras en la combustión y el modelado cinético de las emisiones en la fase de gas. El investigador José Luis Sánchez, será el coordinador.

Por su parte, los socios del proyecto Oxykraft se encargarán de evaluar las implicaciones de los resultados de la investigación para el diseño de calderas, las herramientas de diseño y la evaluación de costes con el fin de implantar el proceso a escala industrial.

Los socios

Åbo Akademi University (coordinador), Finlandia; KTH Royal Institute of Technology, Suecia; Universidad de Zaragoza, España; ANDRITZ Oy, Finlandia; International Paper Inc., EEUU; Valmet Technologies Oy, Finlandia y Valmet Ab, Suecia.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud