Actualidad

La quejas vecinales permiten desarticular un punto de venta de droga en La Madrila de Cáceres

  • Han detenido el pasado 1 de marzo a un hombre como presunto responsable
Cáceresicon-related

Agentes de la Policía Nacional han detenido el pasado 1 de marzo a un hombre como presunto responsable de un punto de venta de drogas situada en la zona de La Madrila, en la ciudad de Cáceres.

La actuación se inició tras las quejas recibidas en el grupo de estupefacientes de la policía judicial de Cáceres, relacionadas con la posible existencia de un punto de venta de drogas en la calle Viena de la ciudad, en las que señalaban que "personas ajenas a la finca accedían al interior, sobre todo los fines de semana y horarios nocturnos, ocasionando molestias".

Con esta información, los investigadores llevaron a cabo distintas gestiones para localizar el domicilio exacto donde se producía los hechos, así como la identificación del presunto responsable, según informa la Policía Nacional en nota de prensa.

Una vez recabada la información necesaria, el pasado día 1 de marzo se estableció un dispositivo de vigilancia en el inmueble, en el que observaron cómo un varón "sobradamente conocido" por los agentes llegaba a la zona, tras la aparecía posteriormente el principal investigado, momento en el que procedieron a su identificación.

En ese momento, los agentes localizaron entre sus pertenencia tres dosis de cocaína, con más de siete gramos, por lo que fue detenido como presunto responsable de un delito contra la salud pública, concretamente tráfico de drogas.

Tras esto y con la preceptiva Autorización Judicial, se realizó un registro en el domicilio, en el que intervinieron seis dosis de cocaína, 235 gramos de marihuana, báscula de precisión, útiles para la manipulación y preparación de la sustancia y 745 euros en billetes fraccionados.

El detenido es un varón de 48 años de edad, quien tras la instrucción del pertinente atestado fue puesto a disposición de la Autoridad Judicial.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud