Actualidad

Bolaños y González Pons zanjan la segunda reunión con Reynders sin acuerdo y se emplazan a marzo

  • El popular critica que se avanza "demasiado lentamente"
  • Bolaños apunta que "no es tiempo de excusas"
El vicesecretario Institucional del Partido Popular, Esteban González Pons, el comisario de Justicia, Didier Reynders y el ministro de Presidencia, Félix Bolaños. // FOTO: Comisión Europea
Bruselasicon-related

Segundo encuentro para la renovación del Consejo General del Poder Judicial en Bruselas. El ministro de Presidencia, Félix Bolaños y el vicesecretario Institucional del Partido Popular, Esteban González Pons, se han vuelto a reunir en Bruselas con el comisario de Justicia Didier Reynders como mediador para sortear el bloqueo del poder judicial. El encuentro se ha zanjado con el compromiso de continuar las conversaciones en la primera quincena de marzo y con el reproche de los populares sobre la lentitud de las conversaciones.

"Avanzamos muy lentamente. Demasiado lentamente", ha indicado el popular a la salida de la reunión, que se ha extendido algo más de una hora. A su juicio "el problema ahora mismo está en que el PP quiere hacer las dos cosas a la vez: La renovación y reforma del sistema de elección de los miembros. Y el PSOE no estaría en esas. El problema ha estado, está donde ha estado siempre", ha concretado.

"No es tiempo de excusas, no es tiempo de retrasos, no es tiempo de dilaciones", ha reprochado Bolaños para instar a recuperar la normalidad del Poder Judicial. En este marco ha defendido proceder en dos pasos, diferenciándose de la postura del PP : "hay que renovar urgentemente el Consejo General del Poder Judicial y acto seguido, inmediatamente después, iniciar un proceso para mejorar el modelo" de selección de los jueces.

El comisario belga mantiene un papel de mediador, aseguró que mantuvo un "diálogo estructurado" con ambas partes para implementar las recomendaciones de los informes sobre el Estado de Derecho en España y que las conversaciones continuarán. Su intención, según dijo tras el primer encuentro, es mantener la discreción durante todo el proceso.

"El hecho de que mantengamos reuniones de la mano del Comisario Reynders y de la mano de la Comisión Europea, desde luego es una es una gran noticia porque no habría acuerdo si no estamos sentados en la misma mesa y, después de un año, el Partido Popular no estaba sentado en la mesa. Ahora estamos negociando, ahora estamos hablando y, por tanto, desde esa perspectiva ya es un avance", ha considerado Bolaños, que tildó de "límite" la situación del Consejo General del Poder Judicial.

No debe durar tal diálogo más de dos meses, según dijo el comisario. Un plazo con el que Bolaños ha tildado de "razonable" para llegar a un acuerdo. Por su parte Gónzalez Pons ha indicado que "no es una cuestión de plazo. Si el Comisario Reynders termina su mandato, pues estoy convencido que la presidenta Von der Leyen designará a otro comisario para ocupar el puesto".

Un cálculo en el que cabe tener en cuenta que la primera reunión tuvo lugar en el arranque de febrero y la segunda, prevista para el lunes 12 de febrero, se terminó posponiendo a este lunes 19, porque González Pons se encontraba indispuesto. La idea es la renovación del CGPJ para después proceder a la reforma del procedimiento de nombramiento de los jueces "teniendo en cuenta los estándares europeos", según afirmó Reynders tras el primer encuentro.

Cuenta cinco años de bloqueo la renovación del Consejo General del Poder Judicial. Un asunto que Bruselas considera "prioritario" y en el que la Comisión Europea ha insistido en varias ocasiones porque causa "serios problemas en la administración judicial en España". Repercute de forma negativa en el trabajo del Tribunal Supremo y del sistema judicial español en su conjunto, según Bruselas.

En su informe anual del Estado de Derecho de 2022, la Comisión Europea pidió que España aborde la renovación "con máxima urgencia" y que inmediatamente después se reforme el sistema de nombramiento de los jueces en línea con los "estándares europeos" para que no menos de la mitad de los jueces sean elegidos por sus colegas de profesión. El riesgo, según el Ejecutivo comunitario, es que el organismo se vuelva vulnerable a la politización y son varias las voces que han reclamado una reforma del sistema de nombramiento para que la mayoría sea elegida por sus colegas.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud