Actualidad

Editorial Vicens Vives plantea un ERE para 82 trabajadores, el 25% de la plantilla

  • Grup Enciclopèdia también prevé despidos y ha vendido su sede a Bon Preu
Instalaciones de Vicens Vives. EE
Barcelonaicon-related

Editorial Vicens Vives ha comunicado a los trabajadores su voluntad de instar un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) por causas económicas para 82 trabajadores, lo que supone el 25% de la plantilla, y que afecta a nueve centros de trabajo de toda España, según ha informado CCOO de Cataluña.

El centro más perjudicado es el de Barcelona, con una afectación de 52 trabajadores. En dicha ciudad es donde se ubica la sede de la editorial, que fue fundada en 1961 por Roser Rahola de Espona y Pere Vicens Rahola, viuda y primogénito de Jaume Vicens Vives, considerado uno de los mejores historiadores españoles del siglo XX.

CCOO critica la falta de documentación aportada por la dirección del grupo para justificar los despidos, mientras que "todo hace prever que los objetivos comerciales de este año se han cumplido con creces, con previsiones de crecimiento respecto al año pasado del 30%".

Así, los representantes de los trabajadores reprochan que "ni se acredita la causa aducida para instar ERE, ni se justifica la procedencia de los despidos, ni se garantiza la viabilidad de la compañía".

Recuerdan que, hace apenas un año y tres meses, en un acto de conciliación ante el Tribunal Laboral de Cataluña, la empresa acreditó que en el plan de viabilidad vigente en ese momento las únicas bajas contempladas hasta el 2030 serían las jubilaciones naturales.

"La empresa se niega a enseñarnos tanto ese plan de viabilidad, que ha resultado fallido, como el actual, que debería justificar que con 82 puestos de trabajo menos la empresa es plenamente viable", señala CCOO, que advierte de que el ambiente laboral es cada vez más tenso.

Por su parte, la compañía ha asegurado que se ve "obligada a optimizar la estructura de personal" para adaptarla al contexto económico y del mercado y garantizar la viabilidad de la empresa, y ha señalado su objetivo fundamental de preservar el máximo número de empleos posible, informa Europa Press.

Vicens Vives ya refinanció 16 millones de euros de deuda en 2020, y también pidió ayuda financiera a la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) con cargo al Fondo de Ayuda a la Solvencia de Empresas Estratégicas, creado con motivo de la pandemia de Covid-19.

Grup Enciclopèdia

Pero Vicens Vives no es la única editorial catalana emblemática que pasa por problemas, ya que Grup Enciclopèdia (editora de la Gran Enciclopedia Catalana) también prepara un ERE para una parte de sus 112 empleados, todavía por concretar.

Forma parte de un plan de reestructuración financiera que prevé desplegar hasta mediados de 2024, y en el que se incluye la venta de la sede de la compañía en Barcelona, que ha sido adquirida por Bon Preu por unos ocho millones de euros.

El grupo ha reivindicado en un comunicado que "ha sido, es y quiere seguir siendo un eslabón necesario" del sistema editorial, educativo y cultural catalán, y pretende adaptar su actividad para poder seguir funcionando.

Ha enfatizado que dispone de suficientes activos para hacer frente a sus obligaciones futuras y garantizar su continuidad, pese a que debe hacer frente a una deuda de 15 millones de euros, de los que 5,5 corresponden al Institut Català de Finances (ICF) y 9,5 millones a bancos privados, informa TV3. Actualmente, también están sufriendo retrasos en los pagos los autores y traductores que trabajan con el grupo.

Estreno logístico nefasto

Grup Enciclopèdia ha asegurado que su objetivo es seguir trabajando para revertir la situación actual, "consecuencia de los problemas de la puesta en funcionamiento del centro logístico Entredos" en septiembre de 2022, participado en un 55% por Les Punxes y en un 45% por su distribuidora Àgora, a quien estos problemas han afectado especialmente.

Precisamente, un total de 23 editoriales agrupadas en la comercializadora Xarxa de Llibres han interpuesto una demanda judicial contra la distribuidora Àgora, a la que reclaman 2,8 millones de euros por "pagos de las facturas por las ventas del último cuatrimestre de 2022, libros no retornados y encargos pendientes de servir de diciembre de 2022".

En cualquier caso, el director general de Grup Enciclopèdia, Joan Abellà, reconoce que deberán "reajustar plantillas y la actividad". Con todo, de momento no se plantean vender ninguno de sus ocho sellos editoriales, entre los que figuran Univers o La Galera. Otros competidores, como Penguin Random House y Abacus, han mostrado interés, según el diario Ara.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud