Actualidad

Estados Unidos y Arabia Saudí piden a China que actúe para evitar nuevos ataques contra Israel

El secretario de Estado de EEUU, Antony Blinken, ha pedido al principal asesor de la Presidencia china en Asuntos Exteriores, Wang Yi, que Pekín utilice su influencia en la región de Oriente Próximo para evitar que actores estatales y no estatales ataquen a Israel. Wang, por su parte, ha advertido de que el conflicto está a punto de escapar al control de ambas partes y ha defendido la necesidad de un alto el fuego inmediato.

Siga en directo las últimas noticias de la guerra Israel - Hamás

China tiene estrechas relaciones con Irán, principal sustento de la milicia libanesa Hezbolá y es precisamente este grupo el que más preocupa a Washington por la posible apertura de otro frente de guerra.

Un portavoz del Departamento de Estado citado por Bloomberg, Matthew Miller, ha informado de que Blinken ha hablado con Wang antes de partir desde Riad, una de las capitales que ha visitado en una gira relámpago para intentar lograr el apoyo de los países árabes a la ofensiva israelí sobre Gaza.

La llamada, que ha durado aproximadamente una hora, se ha producido a petición de Blinken, en una nueva comunicación tras la reciente visita del secretario de Estado a China para desbloquear las relaciones.

Wang, por su parte, ha avisado a su homólogo estadounidense de que "el conflicto en Gaza está aumentando y corre el riesgo de acabar fuera de control", informa el diario estatal chino 'Global Times'. Además, y en referencia a una posible incursión armada de Israel a gran escala en la Franja de Gaza, el diplomático ha declarado que "China se opone a cualquier acción que dañe a los civiles y condena cualquier práctica que se oponga al derecho internacional". "China considera que salvaguardar la propia seguridad de uno mismo no debería venir a costa del daño a los civiles inocentes", ha añadido el ministro.

Asimismo Wang ha indicado que "la solución militar no es una respuesta" porque "contestar a la violencia con violencia solo conduce a un círculo vicioso".

Por todo ello, China considera que la declaración de un alto el fuego y la reducción de la crisis lo antes posible son las "prioridades inmediatas" para evitar un agravamiento de la crisis humanitaria.

Finalmente, y como ha hecho en otras ocasiones, Wang ha trasladado que su Gobierno entiende que "la solución fundamental a la cuestión palestina radica en implementar la solución de dos Estados, para establecer un Estado de Palestina independiente y lograr la coexistencia pacífica entre Palestina e Israel".

Arabia también pide el alto el fuego

Por su parte, Arabia Saudí pidió este sábado a China que presione al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, en su calidad de miembro permanente, para que se vote una resolución sobre un alto el fuego y se levante "el asedio" a la Franja de Gaza, intensamente bombardeada por Israel y al borde de una catástrofe humanitaria.

El ministro de Exteriores saudí, Faisal bin Farhan, trasladó en una llamada telefónica esta petición a su homólogo chino, Wang Yi, informó la agencia de noticias oficial saudí SPA.

El jefe de la diplomacia saudí pidió que China "trabaje para garantizar que el Consejo de Seguridad asuma su responsabilidad de mantener la paz y la seguridad internacionales y presione para que se produzca un cese inmediato de las operaciones militares y el levantamiento del asedio a Gaza", según la nota.

Asimismo, Bin Farhan destacó "la importancia del Consejo para implementar las decisiones sobre la causa palestina", en particular las que establecen una solución "justa, integral y sostenible".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud