Actualidad

Qué está pasando en Jerusalén, la capital de Israel y quién controla el territorio

Muro de las Lamentaciones en Jerusalén. / Foto: iStock

Jerusalén, la capital de Israel, ha sido objeto de miradas tras el ataque militar de Hamás en el país de Oriente Medio, que reavivó el histórico conflicto con Palestina, con la Franja de Gaza como punto clave. De hecho, los ataques del grupo yihadista han dejado ya más de mil muertos en ambos lados de estos combates.

Concretamente, Jerusalén es también una de las zonas claves del conflicto entre Israel y Palestina, ya que el grupo Hamás se formó con el objetivo de controlar el territorio y formar un Estado islámico en la región de Palestina, que comprende los actuales Israel, Cisjordania y la Franja de Gaza, con capital en Jerusalén.

De hecho, las tres principales religiones abrahámicas (el judaísmo, el cristianismo y el Islam) tienen en sus relatos religiosos a Jerusalén como un escenario importante en la historia, por lo que es uno de los focos importantes en el conflicto territorial.

Así, este territorio ha sido durante décadas testigo de los ataques en ambos bandos, ya que Jerusalén ha sido motivo de reivindicación tanto por parte de Israel, que actualmente controla de facto toda Jerusalén y considera toda la ciudad como su capital, como por parte de Palestina, que también ha proclamado como su capital la zona de Jerusalén Este o Jerusalén Oriental.

Tiene mucha relevancia la parte de Jerusalén Este, también llamado Jerusalén Oriental, que quedó bajo control jordano tras la guerra árabe-israelí de 1948. Sin embargo, Israel conquistó Jerusalén Este en 1967 tras la guerra de los Seis Días y se la anexionó en 1980, aunque este movimiento no ha sido reconocido internacionalmente, como tampoco lo ha hecho la reveindicación palestina de controlar esta parte de la ciudad y convertirla en su capital.

De este modo, la situación jurídica internacional de Jerusalén está a la espera de un acuerdo de paz entre israelíes y palestinos, que ven este territorio con suma importancia por la presencia de lugares de culto clave tanto para judíos como para musulmanes.

Ejemplo de ello es la mezquita de al Aqsa en Jerusalén, que es el tercer lugar más sagrado para los musulmanes, después de La Meca y Medina, ambas ubicadas en Arabia Saudita. Igualmente, se encuentra en Jerusalén el Muro de las Lamentaciones, que es el lugar más sagrado del judaísmo

¿Qué está pasando ahora en Jerusalén?

Aunque los primeros ataques por parte del grupo Hamás se llevaron a cabo en otros puntos de Israel, en la jornada de ayer se confirmaron varios heridos por una nueva ola de cohetes en distintos puntos del país, entre ellos, Jerusalén.

Tal y como recoge Europa Press, las autoridades de Israel han alertado este lunes del lanzamiento de nuevos cohetes contra diversas zonas del país, entre ellas las ciudades de Jerusalén y Tel Aviv, confirmándose que varias personas han resultado heridas en la parte sur.

Igualmente, han conseguido las declaraciones de un español que se encuentra en la capital israelí en estos momentos por motivos laborales, quien ha indicado que en la ciudad "se respira una calma más tensa" e incluso se escucha a los aviones militares sobrevolar la zona residencial en la que se encuentra.

Desde el pasado 5 de septiembre, cuando llegó a Jerusalén por motivos laborales, se aloja en una zona residencial, próxima a la Colonia Alemana, donde estos últimos días "se respira una calma tensa", aunque, en ocasiones, aviones militares sobrevuelan el barrio. Su estancia temporal en la ciudad israelí estaba prevista que finalizase el 10 de noviembre, aunque regresará a España en un vuelo facilitado por su empresa este martes, 10 de octubre.

Pedro Miguel ha contado, en declaraciones a Europa Press, que una trabajadora de su empresa en Israel, contactó con él a primera hora del sábado para informarle del ataque militar de Hamás al país. Desde entonces, ha permanecido en su alojamiento "sin salir en ningún momento a la calle", tal y como le han recomendado desde el Consulado.

Además, ha explicado que a su llegada a Israel realizó una formación sobre protocolos de seguridad en el país, en la que se abordó el procedimiento a seguir en caso de que sonasen las sirenas, algo que ocurre cuando hay ataques aéreos con misiles.

Ha relatado que durante su estancia en Jerusalén "han sonado varias veces", incluido el sábado por la mañana, cuando se produjo la ofensiva, y entonces "hay que refugiarse en el búnker del edificio y esperar diez minutos para salir una vez han cesado". En este punto, ha añadido que los edificios que no tienen búnker cuentan con una denominada "zona segura" bajo las escaleras principales o en el sótano.

Por otro lado, ha explicado que tras conocer la situación en el país israelí él mismo llamó al teléfono de emergencias de la Embajada de España en Israel, desde donde le remitieron al Consulado de España en Jerusalén, por encontrarse en dicha ciudad. "Les facilité mi número de teléfono y contactaron conmigo por Whatsapp", ha apuntado.

Las indicaciones remitidas desde el Consulado de España en Jerusalén han sido "permanecer en el interior del alojamiento y esperar", puesto que ellos están a la espera de directrices por parte del Gobierno israelí, "que nos comunicarían a la mayor brevedad".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud