Actualidad

¿Cuánto cobra un militar en España en 2023? Requisitos, sueldos, pruebas y especialidades

Foto: EP.

De acuerdo con la Estadística de personal militar de carrera de las Fuerzas Armadas 2022 (se puede consultar en este enlace del Ministerio de Defensa), en España hay 53.347 militares en activo. Todas estas personas han debido superar determinados exámenes y pruebas físicas y sus condiciones laborales se rigen por normas concretas que aplican para todos ellos.

¿Cuánto cobra un militar en España?

Tal y como informa el Ministerio de Defensa en su área de reclutamiento, "los miembros de las Fuerzas Armadas están sujetos a un régimen de personal que implica unas especiales circunstancias y servidumbres en su desempeño profesional". Es por eso que su estructura salarial siga el marco de los funcionarios, aunque con una serie de particularidades y complementos.

En primer lugar, hay que saber a qué categoría pertenece cada rango dentro de la jerarquía del Ejército. Tal y como recoge el Reglamento de retribuciones del personal de las Fuerzas Armadas (puede consultarse en este enlace del Boletín Oficial del Estado), las clasificaciones son las siguientes:

-De general, almirante general o general del aire a teniente o alférez de navío: A1.

-De alférez o alférez de fragata a sargento: A2.

-De cabo mayor a soldados o marineros con relación de carácter permanente: C1.

-De cabo primero a soldados o marineros con relación de carácter temporal: C2.

El salario de los militares consta de 14 mensualidades (con dos pagas extra) y se compone también de trienios, que dependen de cada grupo de clasificación y que, como su propio nombre indican, se perciben cada tres años.

Al margen de estas retribuciones, se contemplan otras retribuciones complementarias:

-El complemento de empleo, que depende de la responsabilidad ejercida según el empleo que se tenga.

-El complemento específico, que se compone del complemento general (en función del empleo que se tenga) y el singular (en función de "las especiales condiciones en que la unidad de destino desarrolla su actividad, así como dentro de ella, las particulares condiciones de responsabilidad, reparación técnica, peligrosidad y dedicación del puesto", informa Defensa).

-El complemento de dedicación especial, en el que es clave el "rendimiento, la actividad extraordinaria o la iniciativa con que se desempeñe el puesto".

El sueldo de los militares en España

Funcionario A1

  • Generales de Tierra, Mar y Aire: 59.387 euros anuales.
  • Tenientes generales: 54.726 euros anuales.
  • Generales de división: 50.074 euros anuales.
  • Generales de brigada: 45.275 euros anuales.
  • Coroneles: 41.697 euros anuales.
  • Tenientes coronel: 38.450 euros anuales.
  • Comandantes: 36.534 euros anuales.
  • Capitanes: 33.623 euros anuales.
  • Tenientes: 30.082 euros anuales.

Funcionario A2

  • Alféreces: 27.730 euros anuales.
  • Suboficiales mayores: 32.703 euros anuales.
  • Subtenientes: 30.703 euros anuales.
  • Brigadas: 28.212 euros anuales.
  • Sargentos primeros: 26.142 euros anuales.
  • Sargentos: 24.659 euros anuales.

Funcionario C1

Cabos mayores: 21.807 euros anuales.

Cabos primeros: 20.356 euros anuales.

Cabos: 18.870 euros anuales.

Soldados o marineros: 17.838 euros anuales.

Al margen de estas retribuciones hay que incluir los complementos anteriormente citados.

Requisitos para ser militar en España

Los recoge el Ministerio de Defensa y son los siguientes:

  • Poseer la nacionalidad española o alguna de las recogidas en la convocatoria correspondiente.
  • No estar privado de los derechos civiles.
  • Carecer de antecedentes penales.
  • No estar procesado, imputado, investigado o encausado en un procedimiento judicial por un delito doloso.
  • No haber sido separado del servicio por expediente disciplinario o estar inhabilitado para funciones públicas.
  • No tener inserciones o tatuajes contrarios a los valores constitucionales o que atenten contra la imagen de las Fuerzas Armadas.
  • Tener 18 años y menos de 29 años el día de incorporación al Centro de Formación.
  • Tener al menos el graduado en Educación Secundaria Obligatoria o un equivalente.

Los ciudadanos extranjeros, además de cumplir con los anteriores requisitos, han de cumplir otras condiciones complementarias:

  • Tener la mayoría de edad con arreglo a lo dispuesto en su ley nacional.
  • No figurar como rechazables en el espacio territorial de países que tengan un convenio con España a tal efecto.
  • No perder la nacionalidad de origen al entrar en las Fuerzas Armadas españolas o tener una prohibición de alistamiento.
  • Carecer de antecedentes penales en España o en sus anteriores países de residencia por delitos existentes en el ordenamiento jurídico español.

Las pruebas para ser militar en España

El proceso de compone de varias fases y pruebas:

Concurso

En esta parte, se valorarán los méritos generales, académicos y militares tal y como se establezca en la convocatoria correspondiente.

Oposición

Consiste en una evaluación de las aptitudes del candidato con un test que, preferentemente, será de aplicación informatizada. En cada factor (aptitudinal, verbal, numérico, espacial, mecánico, perceptivo, de memoria y razonamiento abstracto) se ha de responder a 15 preguntas.

Reconocimiento médico y prueba de personalidad

Si los candidatos son considerados 'no aptos' o 'no aptos permanentes' en el reconocimiento médico, se verán eliminados del proceso, en el que seguirán solo los considerados 'aptos'.

Pruebas de aptitud física

Se compone de cuatro partes, aunque los requisitos para cada una de ellas dependerán del puesto al que se quiera aspirar y del sexo:

  • Salto de longitud sin carrera: con él se pone a prueba la potencia del tren inferior. Para que el salto sea válido hay que caer con los dos pies a la vez y la distancia se mide desde la línea de salida hasta el punto de contacto más cercano a la misma.
  • Abdominales: con esta parte se mide la resistencia muscular abdominal. Se ha de hacer de forma ininterrumpida y sin descanso desde que se dé la voz de "ya", con los brazos flexionados y cruzados sobre el pecho, con las manos en el hombro opuesto y el pulgar apoyado en el hueco de la clavícula.
  • Flexiones: el objetivo es probar la resistencia muscular del tren superior. Hay que tener las manos en el suelo a la alura de los hombros y formando una línea recta con el tronco, cadera y piernas. Hay que llegar a tocar con la barbilla una almohadilla que se colocará en el suelo y que tiene un grosor de seis centímetros.
  • Carrera de ida y vuelta: aquí se mide la resistencia cardio-respiratoria, en tramos de 60 segundos en los que habrá que ir de una línea a otra situada a 20 metros, a la que no se puede llegar hasta que suene una señal a tal efecto. Por cada tramo se aumentará la velocidad a la que se hace.
WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud