Actualidad

Rusia toma el "control temporal" de los grupos Danone y Carlsberg en su territorio

  • El 98,56% de la cervecera rusa Baltika pasará a estar bajo el control del estado ruso

El Kremlin vuelve a recurrir a decretos para confiscar activos de filiales de empresas europeas en el país. Tras hacerse con las subsidiarias rusas de la alemana Uniper y la finlandesa Fortum, Rusia ha tomado el control de las acciones y los activos pertenecientes a la filial del gigante alimentario francés Danone y a la cervecera Carlsberg en su territorio. Ambas compañías habían anunciado su intención de abandonar el mercado ruso ante la guerra en Ucrania.

El decreto firmado este domingo por el presidente Vladimir Putin implica que el estado ruso administrará "temporalmente" las acciones pertenecientes a Danone Rusia y a Baltika, propiedad de la multinacional danesa Carlsberg. En concreto pasarán a estar bajo la "administración temporal" de la agencia de propiedad del gobierno Rosimushchestvo.

El anuncio llega después de que las filiales rusas de la alemana Uniper y la finlandesa Fortum quedaran bajo control estatal el pasado abril. Putin firmó entonces un decreto que permitía el control estatal en empresas o particulares de Estados "no amigos", entre los que se incluyen EE.UU. y sus aliados. El Kremlin ya advirtió entonces que podría incautar más activos occidentales en lo que dijo que era "una base temporal en represalia por los movimientos contra las empresas rusas en el extranjero".

El citado decreto anunciado este domingo especifica que 83.292.493.000 acciones de Danone Rusia, propiedad del grupo Produits Laitiers Frais Est Europe, se colocarán bajo el control del Estado ruso, así como otras 85.000 acciones pertenecientes al grupo Comercio Danone. Según consta en el documento firmado por Putin, el 98,56% de las acciones de la cervecera rusa Baltika, perteneciente a Carlsberg desde 2008, y decenas de miles de acciones pertenecientes a Danone pasarán a estar, "temporalmente", bajo el control del estado ruso.

9.500 empleados

A finales del pasado mes de junio, la cervecera danesa Carlsberg confirmó que había encontrado comprador, sin hacer público su nombre, para sus actividades en Rusia, más de un año después de anunciar su retirada del país tras la ofensiva rusa en Ucrania. El acuerdo para vender su negocio ruso estaba sujeto a aprobaciones regulatorias. Por su parte, el fabricante galo de yogures también hizo público que estaba buscando un comprador para su negocio de alimentos lácteos en Rusia, en un acuerdo que podría conducir a una cancelación de hasta 1.000 millones de euros (1.120 millones de dólares).

Según la información publicada en la página web de las cervezas Baltika, la empresa cuenta con unos 9.500 empleados y es una de las corporaciones más grandes del país. Sus productos se exportan a un total de 79 países.

Danone, por su parte, comercializa leche y yogures en Rusia bajo las marcas Danone, Danissimo o Prostokvashino. En 2010, el grupo completó la compra del 57,5% del número dos de productos lácteos rusos, Unimilk (con un 21% de cuota de mercado y 25 fábricas).

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud