Actualidad

¿Cuándo comenzó el Antropoceno, la era de la humanidad? Un lago canadiense nos ofrece la respuesta

  • La AWG nació en 2009 para definir el concepto y conocer su impacto
  • Los científicos escogieron el plutonio para determinar su fecha de nacimiento
  • El Lago Crawford ha permitido conocer por fin la respuesta
Lago Crawford, Ontario, Canadá (Dreamstime).
Madridicon-related

Algunos científicos quieren conocer cuándo comenzó el Antropoceno, la era actual. Este dio comienzo cuando el ser humano comenzó a impactar decisivamente en el planeta. Su dificultad se basa en que Homo Sapiens, a través del uso de la tecnología, ha alterado la naturaleza a nivel global en varias ocasiones. Un ejemplo sería, en 1952, la expansión de isótopos de plutonio alrededor del globo debido a las múltiples pruebas con las bombas de hidrógeno.

Los fertilizantes industriales, que se empezaron a usar de manera masiva tras la Segunda Guerra Mundial, son otro caso paradigmático para la comunidad científica. Y es que esta práctica agrícola terminó por impactar en el ciclo natural de hidrógeno del planeta. Pero los expertos comentan que es posible utilizar otros momentos como puntos de referencia.

Llegan novedades desde Canadá

El Grupo de Trabajo sobre el Antropoceno (cuyas siglas en inglés son AWG), nació en 2009 de la mano de la Subcomisión de Estratigrafía del Cuaternario. El objetivo del equipo era no solo proponer una descripción aceptable por los científicos de todo el mundo, sino también conocer el alcance y potencial del concepto (y del fenómeno) como posible unidad de tiempo geológico.

Tal y como indica Alejandro Cearreta, Catedrático de Paleontología en la Universidad del País Vasco, el AWG ha escogido el Lago Crawford (Ontario, Canadá), para materializar dichos objetivos. El pasado 11 de julio se publicaba que el motivo de haber seleccionado dicha localización es que cuenta con un registro sedimentario de referencia, y muy útil para marcar cuándo comenzó realmente el Antropoceno.

Numerosos estudios sobre evidencias físicas, químicas y biológicas preservadas en sedimentos y rocas concluyen la magnitud y rapidez con las que los recientes impactos de Homo Sapiens han modificado la superficie terrestre. Cabe decir que actualmente nos encontramos en el Holoceno, el más reciente período interglaciar que comenzó hace aproximadamente 11.700 años. Pero muchos efectos de la acción humana han dejado variaciones irreversibles en el planeta, y estas superan al ritmo natural del propio Holoceno.

La "Gran Aceleración"

El AWG identificó, en el conjunto de estratos geológicos analizados, una serie de indicadores que dan por válido el concepto de la "Gran Aceleración". Se trata del crecimiento histórico de la población humana desde mediados del siglo XX, de la mano con la globalización y con una industrialización y un consumo de energía disparados. Todo esto tuvo lugar tras la Segunda Guerra Mundial, y dentro de su impacto ambiental destacan:

-Los mencionados radioisótopos de las pruebas termonucleares.

-Partículas carbonáceas que surgen de las emisiones de combustibles fósiles.

-Los microplásticos esparcidos por el aire y las aguas del planeta.

-La reducción de la biodiversidad, debido al impacto humano en los ecosistemas de todo el mundo. Esto se traduce en la extinción y el traslado forzoso de especies, así como de la expansión de animales y plantas domesticados.

Volviendo al AWG, durante los últimos años ha estado recogiendo pruebas que muestran la realidad geológica del Antropoceno. De ahí la intención de su formalización como unidad independiente, pero siendo parte de la escala internacional de tiempo geológico.

¿Cuándo comenzó el Antropoceno?

Tras haber juntado datos geológicos en distintos lugares, entre los que se encuentra el Lago Crawford y su importante registro sedimentario, la AWG ha determinado que el Antropoceno, la "era de Homo Sapiens", comenzó en los años cincuenta, a mediados del siglo XX. Su respuesta se basa en un conjunto de señales globales simultáneas en los sedimentos, que han aparecido desde esa época.

Un núcleo de sedimentos que pertenece al lago canadiense ha sido propuesto como la muestra que albergue el "clavo dorado" (estratotipo global o GSSP), esto es, el método más aceptado para formalizar las unidades geológicas de los últimos 540 millones de años. Este requiere un marcador físico visible a simple vista, y una o varias señales indicadoras para aquellos sedimentos y rocas con la misma edad, y que se reparten por el globo.

Así, de la mayoría de equipos científicos que presentaron sus propuestas sobre el GSSP, el plutonio se ha convertido en su indicador principal. Fue gracias a esto que se pudo proponer una fecha para el comienzo del Antropoceno, ya que se puede medir el incremento en la señal de este elemento radioactivo.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud