Actualidad

La asamblea de Dcoop respalda la estrategia de sostenibilidad con cifras récord en el grupo

  • El gigante cooperativo advierte del panorama complicado en el campo por la sequía y los costes disparados
  • Alcanzó en 2022 los 1.236,97 millones de euros de facturación
Asamblea de socios de Dccoop en Antequera. elEconomista.

El Grupo Dcoop ha celebrado su asamblea general de 2022 en Antequera (Málaga), un encuentro con más de 400 socios en los que la cooperativa de segundo grado ha hecho balance de un año complejo en el que sin embargo logó alcanzar los 1.236,97 millones de euros de facturación. Son cifras récord que se han alcanzado profundizando en la estrategia de sostenibilidad del grupo.

Al 2022, un año complicado debido a la sequía y la consecuente caída de las producciones, se une el fuerte ascenso de los costes de producción, como carburantes, electricidad, piensos o productos fitosanitarios.

Paradójicamente fue un año récord en cuanto a facturación por el desarrollo de nuevas actividades, el incremento de los insumos y la subida de los precios en origen, que, sin embargo, que no ha supuesto un incremento de la rentabilidad de las explotaciones.

Dcoop ha continuado avanzando en los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y sigue evolucionando en proyectos de sostenibilidad. Los servicios centrales de Dcoop, en Antequera, y la bodega de aceite de oliva superaron favorablemente en 2022 la auditoría SMETA, que evalúa los centros de actividad en materia de trabajo, salud y seguridad, medioambiente y ética empresarial, de acuerdo a las prácticas comerciales responsables de la organización y de cumplimiento social.

Las instalaciones de industrialización de leche de cabra en Lebrija (Sevilla) consiguieron las certificaciones IFS Food y BRC Food, que evalúan requisitos para garantizar la seguridad alimentaria de cara a los consumidores.

Además, el Grupo ha logrado verificar, por la entidad independiente SGS, el cálculo de la huella de carbono de sus procesos industriales de acuerdo a la norma UNE-EN ISO 14064-1:2019 - estándar internacional de reconocido prestigio que aporta rigor y eleva el nivel de exigencia -para el que ha contado con la colaboración de Ecoterrae Global Solutions, S.A.

Consciente del impacto social, ambiental y económico de su actividad, el grupo agroalimentario más grande del sur de Europa, ha desplegado su estrategia sostenible. Esta iniciativa, titulada 'Dcoop 2030, de la estrategia a la táctica', está basada en tres ejes: 'Cuidamos del medioambiente, Cuidamos de las personas y Cuidamos del medio rural'.

Asimismo, con el objetivo de buscar valor añadido al resto de productos de los socios, Dcoop lleva años apostando por los frutos secos, en concreto por la almendra y el pistacho. Así, la almendrera ubicada Villarrubia (Córdoba) ya está a pleno rendimiento tras una inversión, desde 2018, de 17,94 millones de euros, de los que 8,40 se realizaron en 2022.

En cuanto al pistacho, se ha pasado de una producción de 18,3 toneladas en 2020 a 81,4 toneladas en 2021 y 176 toneladas el pasado 2022. Además, se han construido unas instalaciones de recepción y secado en Alcázar de San Juan (Ciudad Real) y están previstas en Santa Fe (Granada). Entre otros logros, a finales de 2022 se conocía que las instalaciones de procesado de pistacho en Villa del Río (Córdoba) se han certificado de acuerdo al referencial en calidad y seguridad alimentaria International Food Standard (IFS), un reconocimiento consolidado a nivel mundial en el sector agroalimentario. Se trata de la primera planta procesadora de pistacho en España en conseguirlo.

Nuevas divisiones

Por otro lado, se ha creado una nueva división de destilación vínica, con instalaciones en Alcázar de San Juan, en la sección de Vinos de Dcoop.

A pesar de las dificultades, Dcoop ha seguido celebrando las jornadas MuYJoven para incentivar el acceso de mujeres y jóvenes a los órganos rectores de las cooperativas, los Premios a la Calidad, que ya van por su vigésimo sexta edición, y el Concurso de Artes Plásticas.

Además, Dcoop recibió un total de 1.816 peticiones de colaboraciones, participando finalmente, de manera diversa, en 1.487 causas en los territorios en los que están presentes sus cooperativas, ayudando a fijar la población rural.

Facturación

De nuevo, la sección de Aceite es la que más facturó, con 681,454 millones. La sección de Aceituna de mesa se saldó con una facturación de 1.18,575 millones, un aumento del 22,44%, ya que en 2021 se situó por debajo de los 100 millones (96,84 millones, concretamente).

La sección de Suministros (carburantes, maquinaria y repuestos, abonos y fitosanitarios, tienda, telefonía móvil, etc. para los socios y socias de las cooperativas) ha facturado 151,462 millones, batiendo un nuevo récord respecto a 2021 con una subida del 26,10%. Esta cifra refleja la fuerte subida de los insumos, algo que merma la rentabilidad de los productores.

Por otro lado, la sección Ganadera alcanzó un volumen de negocio de 130,832 millones, un 15,10% más que en 2021. La sección de Industrialización de leche de cabra facturó en 2022 28,539 millones de euros.

En Vinos también ha aumentado considerablemente el volumen de negocio, pasando de los 66,95 millones de 2021 a los 83,086 millones de 2022 (un 24,09% más) y supone también un récord en facturación de esta actividad.

En cuanto a Cereales, la facturación alcanzó en 2022 los 19,522 millones de euros, lo que supone una bajada con respecto al año 2021 cuando se facturó 30,64 millones. En frutos secos se facturó un total de 24,289 millones de euros cuando en el año anterior fue de 14,91 millones, es decir, un 62,84% más. Por último, las actividades orujeras ascendieron el año pasado a 16,273 millones de euros.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud