Actualidad

Chen encarga a FTI Consulting la venta del RCD Espanyol

  • El accionista del club de fútbol reactiva la operación tras varios intentos
  • El magnate chino ha rebajado el precio de la desinversión
Varios futbolistas del RCD Espanyol en un partido disputado la pasada semana. EFE
Barcelona icon-related

Aunque la historia sale a la palestra de manera cíclica, esta vez la venta del RCD Espanyol va en serio. Tras sondear el mercado en otras ocasiones, el empresario chino Chen Yansheng –que controla el 99,6% de la entidad- ha rebajado expectativas y ha dejado atrás los 300 millones que pidió en anteriores ocasiones. Para gestionar el procedimiento se ha puesto en manos de la consultora estadounidense FTI Consulting, que pilota la operación desde hace semanas.

Fuentes financieras explican a elEconomista.es que el mandato se firmó hace un mes y que desde entonces el dossier de venta se ha repartido por potenciales inversores internacionales. De hecho, existiría un fondo de inversión con sede en Estados Unidos muy interesado en cerrar la transacción mientras La Liga está detenida por la celebración del Mundial de Qatar, según la Cadena COPE.

La consultora cuenta con oficinas en Barcelona y Madrid y está dirigida por Sergio Vélez. En España desde 2008, ahora mismo también dirige la reestructuración de Naviera Armas.

A diferencia de lo que sucedió, por ejemplo, el año pasado, ahora Chen Yansheng, propietario del conglomerado juguetero Rastar Group, rebajó sus demandas y está dispuesto a cerrar una desinversión por debajo de los 300 millones que se marcó como límite en el pasado. La venta se debería cerrar por encima de los 200 millones al estar el club saneado financieramente, algo que el inversor asiático abordó cuando adquirió la entidad. 

Durante el parón competitivo se avanzará, pero no parece complicado que se pueda cerrar una operación de este calibre con tan poca antelación.

El fallido de un grupo americano por el RCD Espanyol

Desde 2019, las informaciones sobre una posible venta se han repetido constantemente. Con el freno de China a las inversiones en el mundo del fútbol, se dio por hecho que la presencia del empresario en Barcelona era temporal.

Se especuló con la salida a bolsa durante meses hasta que el pasado mes de marzo se conoció el interés de un grupo inversor formado por las familias Wilf y DeVos, propietarios de los Orlando Magic, en la NBA, y los Minessota Vikings, en la NFL. La negociación, sin embargo, no dio ningún resultado.

El magnate asiático fue clave para sanear la entidad y eliminar la deuda financiera que arrastraba. Mantuvo su apoyo a pesar del descenso a Segunda División hace tres temporadas, pero no satisfizo las aspiraciones de la afición de relanzar el club. "Durante estos seis años y siete meses de mi gestión, en ningún momento he puesto el club en venta ni hemos recibido ninguna oferta real", dijo en septiembre.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud