Actualidad

La afluencia de turistas en Castilla y León supera las cifras anteriores a la pandemia

Hotel en la capital vallisoletana (Ep)
Valladolid

Los hoteles de Castilla y León computaron un total de 838.989 pernoctaciones en el mes de julio, un 24,2 por ciento más que en el mismo mes del año anterior, cuando se registraron 675.145. Estas cifras superan los datos de julio de 2019, cuando se alcanzaron 821.551, de manera que ya se superan los datos anteriores a la pandemia.

Además y según los datos de la Encuesta de Ocupación en Establecimientos Hoteleros en julio de 2022 hechos públicos por el Instituto Nacional de Estadística (INE), la estancia media en los establecimientos hoteleros de la Comunidad alcanzó los 1,61 días, de nuevo por debajo de la media nacional (3,44).

Castilla y León recibió en el citado mes 520.256 viajeros, un 27,6 por ciento más que en julio de 2021 (407.641), de los que 373.767 eran residentes en España y 146.490 extranjeros, y el grado de ocupación por plazas se quedó en el 45,49 por ciento, sexto menor porcentaje de las comunidades e inferior a la media (69,9 por ciento).

En España, el número de pernoctaciones en establecimientos hoteleros superó los 42,3 millones en julio, lo que supone un aumento del 60,7 por ciento respecto al mismo mes de 2021, cuando hubo 26,3 millones.

El mayor grado de ocupación en julio de 2022 se produjo en Palencia (1,78 días y 43.333 pernoctaciones), seguida de Ávila (1,77 días y 56.452 pernoctaciones); Soria (1,73 días y 39.644 pernoctaciones); Segovia (1,71 días y 88.784 pernoctaciones) y Zamora (1,66 días y 44.666 pernoctaciones). Ya por debajo de la media de la Comunidad (1,61) se situaron León y Valladolid (1,6 días en ambos casos y 163.605 y 117.953 pernoctaciones, respectivamente), Salamanca (1,54 días y 157.421 noches) y Burgos (1,52 días y 154.129 pernoctaciones).

En Castilla y León había 1.253 establecimientos de estas características abiertos en el pasado mes con un número de plazas estimado de 58.696 y una capacidad de empleo de 6.830 trabajadores. El grado de ocupación por plazas en julio fue del 45,49 por ciento mientras que el grado de ocupación de plazas por fin de semana subió al 54,08 por ciento.

El mayor número de establecimientos abiertos de este tipo correspondió a León (281 y 5.123 habitaciones), seguida de Burgos (198 y 4.981), Salamanca (166 y 5.375), Valladolid (118 y 4.304 habitaciones), Segovia (115 y 3.146), Ávila (103 y 2.508), Soria (99 y 1.856), Zamora (94 y 1.715) y Palencia (79 y 1.639).

Por otro lado, el Índice de Precios Hoteleros (IPH) en Castilla y León se sitúa en un 106,97, un 8,6 por ciento más, mientras que en España este índice es del 142,14 por ciento (+16,43 por ciento).

Por su parte, la facturación media de los hoteles por cada habitación ocupada (ADR) en julio fue de 64,22 euros, un 5,49 por ciento más, inferior al 17,52 por ciento de la media, y el ingreso por habitación disponible (RevPAR), que está condicionado por la ocupación registrada en los establecimientos hoteleros, alcanzó los 32,18 euros en Castilla y León, 89,9 en España, un 17,25 por ciento más (+56,62 por ciento en el resto del país).

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments