Actualidad

Consejos digitales para evitar robos durante el verano

  • El 80% de los ladrones consultan las redes sociales de sus víctimas antes de robar
Madrid

Los delincuentes no se toman vacaciones de verano. En realidad, durante esta época del año se realizan numerosos robos y hurtos en las viviendas que se quedan vacías mientras sus inquilinos disfrutan del descanso en el pueblo, la playa o la montaña. Las persianas bajadas durante días, las luces apagadas por la noche, buzones repletos de cartas o la ausencia de animales domésticos son algunas de las pistas que utilizan los ladrones para averiguar si un domicilio está deshabitado y, así, poder entrar a robar tranquilamente.

Pero, además de vigilar presencialmente las casas para intentar detectar alguna de estas señales, el 80% de los ladrones consultan los perfiles de redes sociales de sus víctimas antes de realizar el robo, según diversos estudios e informes de entidades de referencia en el sector de la seguridad. Ya no solo hay que estar atento a cómo se deja la casa o cómo se ve desde fuera, sino que hay que prestar especial atención al mundo digital y no facilitarles el trabajo a los ladrones de verano.

La Policía recomienda no publicar nada

En este sentido, el Cuerpo Nacional de Policía recuerda la importancia de ser prudentes con las publicaciones en redes sociales. A la hora de subir contenidos durante las vacaciones, se recomienda no mencionar el lugar en el que uno se encuentra ni subir fotos del domicilio, porque publicar si se sigue en casa o no puede ser el detonante para que los ladrones decidan entrar a robar. Es cierto que a todo el mundo le gusta compartir su disfrute, y no iba a ser menos durante las vacaciones, pero, ¿es necesario compartir tanta información privada relevante? Con este tipo de publicaciones, además de informar a nuestros amigos y conocidos de cómo van nuestras vacaciones, les contamos a los ladrones cuando nos vamos y durante cuánto tiempo. Una información que se presenta muy valiosa para los delincuentes.

Según la Policía Nacional, para evitar robos en los domicilios relacionados con la vigilancia en redes sociales, la primera recomendación sería la de hacer privada la cuenta en la que vayamos a compartir el contenido. Recuerdan, además, que no es recomendable subir las fotos del viaje en tiempo real, sino que se haga en diferido una vez se regrese a la residencia habitual, y evitar así que los ladrones conozcan cuando está vacía la casa. Y, por último, avisa de la importancia de que todos los compañeros de viaje cumplan estas recomendaciones para que sean efectivas, porque con que uno de ellos no lo cumpla, se puede poner en riesgo la seguridad de todos los demás. En definitiva, la Policía recomienda subir la menor información posible sobre lo que hacemos y donde estamos, y, a ser posible, no subir nada al respecto.

El problema reside en que las redes sociales crean un ecosistema de aparente cercanía y confianza con los seguidores, pero, en realidad, son un escaparate de nuestro día a día y a los que, si no se cuenta con perfiles privados o se llevan a cabo malas prácticas, pueden acceder delincuentes y aprovecharse para entrar a las casas a robar

Todos los veranos aumentan las contrataciones de alarmas, se programan luces y persianas, y se pide a los vecinos que recojan el correo para evitar robos. Sin embargo, la gente sigue compartiendo información de sus vacaciones y compartiendo con todo el mundo cuando es el mejor momento para entrar a su casa a robar. Por todo esto, hay que presentar especial atención a estos asuntos durante las vacaciones de verano, pero, sin duda alguna, la sociedad necesita concienciarse más y mejor sobre la cantidad de información valiosa que se comparte a través de las redes sociales y los pocos beneficios que aporta.

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments