Actualidad

Sarah Marlex llega a Zaragoza para la selección de alta dirección y ejecutivos para empresas

Marc Francés, responsable de la división de selección para la alta dirección Sarah Marlex.
Zaragoza

La división de selección para la alta dirección empieza a operar en la comunidad aragonesa para ayudar a las compañías a encontrar los directivos y ejecutivos que necesitan incorporar a sus organizaciones, además de apoyarles en el relevo generacional.

Sarah Marlex ha empezado este mes de junio a ofrecer sus servicios de selección de alta dirección a través de la oficina en Zaragoza del grupo Marlex al que pertenece, así como de la red que tiene desplegada en diferentes localidades en la comunidad aragonesa como Calatayud o Binéfar, entre otras, dando en todos los procesos soporte desde Barcelona.

No obstante, la previsión es poder contar con una oficina propia de esta marca en la capital zaragozana, según se recoge en el plan estratégico, e ir ampliando la presencia de forma progresiva en el territorio aragonés. Previamente, en 2022, el objetivo es consolidar Barcelona y, en 2023, dar el salto a Madrid para continuar ya al año siguiente con las principales ciudades de España.

La nueva división llega a la comunidad aragonesa con el fin de responder a las necesidades de las empresas. "Los clientes de otros servicios y de selección de perfiles cualificados nos pedían si podíamos hacer selección para comités de dirección, pero no teníamos un equipo dedicado a ello" por lo que se creó Sarah Marlex, según explica Marc Francés, responsable de esta división a elEconomista.es

La marca Sarah Marlex está especializada en la evaluación y selección de directivos y ejecutivos y perfiles para comités de dirección, además de ayudar a las empresas en el relevo generacional.

En todos estos casos, desde esta división se hace una búsqueda activa en el mercado para encontrar a los perfiles más acordes, además de trabajar también con profesionales que ya la consultora de talento directivo conoce y "está en nuestra base de datos para ver si la oportunidad encaja". Unas oportunidades que están abiertas a todas aquellas personas que quieren un cambio profesional. "Se nos presentan personas tanto empleadas como desempleadas".

Sarah Marlex ya ha realizado algunos procesos de selección en Aragón para buscar estos perfiles profesionales para empresas del sector servicios, retail, supermercados, tecnología, servicios financieros o agroalimentación, entre otros.

Principalmente y hasta el momento, se demandan perfiles sobre todo de directores generales y directores comerciales y de marketing, perfil este último cuya demanda ha crecido a raíz de la pandemia y los cambios que se han producido en la relación entre el cliente y la empresa, así como por el auge del marketing digital, que "se explota más que antes y las compañías se dan cuenta de que es necesario diversificar cartera de clientes".

Igualmente, son muy solicitados los directores de operaciones ante los problemas derivados del aumento de los precios de las materias primas, los cuellos de botella en cadenas de suministro o los cambios en la forma de trabajar ante los que se precisan enfoques diferentes y la aplicación de soluciones en términos de ahorro, entre otros.

La selección de de alta dirección no siempre es fácil porque se observan algunas barreras en el caso de la comunidad aragonesa, ya que es fácil la movilidad de directivos y ejecutivos para trabajar en Zaragoza ciudad, pero no es tan sencillo para los municipios. "El talento también es un problema para la España vaciada. Hay gente formada que nunca ha vuelto a su localidad natal y será complicado atraer a una persona cuando ya tiene una vida estable" si no se ofrecen algunos incentivos como más flexibilidad laboral o teletrabajo, entre otros.

Sucesión en la empresa

Aparte de la selección de talento de alta dirección para las compañías de forma generalizada, Sarah Marlex también ayuda a las empresas en el relevo generacional y en los procesos de sucesión. "En Aragón, hay pequeñas empresas familiares que se replantean la nueva dirección general de la compañía o no tienen una sucesión clara o bien sí tienen relevo, pero quieren evaluar otros posibles candidatos antes de dar el timón a una persona de la familia".

En estos casos, Sarah Marlex realiza una radiografía que se entrega a la empresa sobre competencias y potencial de los perfiles para promocionarlos o bien tomar decisiones correctas al respecto. Este servicio se acompaña a su vez de planes de sucesión evaluando a los posibles sucesores y saliendo al mercado para elegir la mejor opción.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.