Actualidad

i-DE adjudica el desarrollo de proyectos a cuatro ingenierías de Castilla y León por 22 millones de euros

i-DE gestiona más de 43.707 kilómetros de líneas de baja y media tensión
Valladolid

La distribuidora de Iberdrola i-DE ha adjudicado un contrato de más de 22 millones de euros a cuatro empresas de ingeniería de Castilla y León para el desarrollo de proyectos y gestión de expedientes. Se trata de las vallisoletanas Cuarta Esfera y 1A Ingenieros, la salmantina Surya y la delegación de Hemag en Burgos.

Los trabajos que desarrollarán estas compañías, que trabajan con Iberdrola desde hace años, se prolongarán durante los próximos cinco ejercicios y movilizarán a una media anual de más 100 empleos de alta cualificación.

Estas cuatro empresas de ingeniería serán las responsables del desarrollo de los proyectos y la gestión de expedientes de i-DE, su tramitación administrativa, dirección de obra y coordinación de seguridad, entre otras labores.

Esta adjudicación confirma la apuesta de Iberdrola por la industria y el empleo local especializado y refuerza una colaboración en los últimos años entre sendas compañías, que suma contratos por un valor superior a 50 millones de euros.

En Castilla y León, i-DE gestiona más de 43.707 kilómetros de líneas de baja y media tensión y más de 6.410 kilómetros de líneas de alta y muy alta tensión. Asimismo, cuenta con 15.658 centros de transformación en servicio y 246 subestaciones*primarias y secundarias.

La compañía ha destacado que mantiene en la región "un nivel de calidad de servicio por encima de la media nacional, con el mejor valor a cierre de año de la historia".

La transformación de las redes en una infraestructura "robusta, flexible e inteligente" permite dar respuesta a los retos de la electrificación del sistema eléctrico, con una mayor integración de renovables, el desarrollo de la movilidad sostenible, las ciudades inteligentes y el consumo descentralizado (autoconsumo) y un consumidor con mayor capacidad de decisión y conectividad.

En los últimos años, i-DE ha acometido un "ambicioso plan" de digitalización de sus redes eléctricas que, en Castilla y León, ha convertido sus más de 1,5 millones de contadores y la infraestructura que lo soporta en inteligentes, incorporando capacidades de telegestión, supervisión y automatización.

En Castilla y León, la compañía mantendrá la promoción de sus infraestructuras de redes eléctricas, "claves para garantizar la transición hacia una economía sin carbono".

A través de su distribuidora i-DE, prevé incrementar un 28 por ciento la inversión, hasta los 337 millones de euros entre 2022 y 2024 y estima que estas inversiones en redes podrían generar hasta 3.300 empleos en la región, según estimaciones del PNIEC.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin