Actualidad

Así puedes ahorrar comprando en el supermercado ante la actual subida de precios

  • Con la inflación afectando a la cesta de la compra, planear los menús y hacer una lista de la compra se vuelven ahora más valiosos que nunca para ahorrar

A pesar de que la inflación ya venía de unos meses atrás, la Guerra de Ucrania ha disparado los niveles y el gasto de compra de las familias con el encarecimiento de la cesta de la compra.

El aumento del coste de los carburantes y la energía ha generado una bola de nieve que, unida a la escasez de algunos productos como el aceite de girasol o el trigo por el conflicto ha dado con aumentos de precios muy importantes en los supermercados.

Por ello, seguramente sea ahora el mejor momento de sacar a flote todos esos consejos y buenas prácticas para reducir nuestro gasto y realizar una compra inteligente con cabeza cuando acudimos a llenar la nevera. Aquí van algunos de esos puntos accionables que podemos poner en marcha.

Evaluar los gastos que tenemos

No quiere decir renunciar a nada, pero todos los expertos aseguran empezar por analizar nuestros gastos del hogar. En ese momento, además, se puede aprovechar para darnos de baja de alguna suscripción o algún gasto que veamos que no tiene sentido o no empleamos.

Así podremos saber qué gastos son los que tienen un mayor porcentaje. El coste de la vivienda es, con diferencia, el mayor gasto de la mayoría de las familias. Con él sabremos también haciendo un repaso a los gastos de los últimos meses, y categorizándolos, lo que nos permitirá saber cuánto gastamos en compras al mes.

Hacer una lista antes de ir a comprar y planificar la comidas

Comprar intencionalmente, en lugar de hacer una compra impulsada por las necesidad o las prisas, es más importante que nunca cuando hablamos de subidas de precios.

Contar con una lista de necesidades hará que no nos salgamos del plan, especialmente si contamos con un menú semanal ya cerrado, como también se recomienda a menudo.

Dedicar un día al mes para las compras que pueda ser antojos

Dejar un solo día al mes para las compras que puedan ser antojos en otro consejo que puede ayudarnos a encontrar un equilibrio entre ahorrar pero tampoco privarnos de nada. En lugar de comprar lo que queremos de forma instantánea, dedicar un solo día a esas compras puede tener cierto efecto de recompensa o puede que nos haga plantearnos si de verdad lo queremos o necesitamos o si era una compra impulsiva.

Prueba con una lista de la compra inversa

A diferencia de la lista de toda la vida, en la que solemos anotar los alimentos y/o productos que faltan en nuestra vivienda, en las listas inversas apuntaremos los que sí tenemos en la nevera, congelador y despensa.

Otra de las claves de este método es planificar todas las comidas de la semana en base a los alimentos que ya tenemos. Así nos aseguraremos que nada acaba en el contenedor de la basura. Y este es el objetivo principal que persigue la lista de la compra inversa: no desperdiciar ningún alimento. Es importante fijarnos en las fechas de caducidad.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud