Actualidad

El coche por el que Elon Musk pagó más que por ningún Tesla haciendo millonaria a una familia

  • Musk compró en 2013 un Lotus con una curiosa historia que, más tarde, le serviría de inspiración para el Cybertruck

Imagina que pagas por un coche muy antiguo apenas un centenar de euros porque está literalmente para el desguace y ni siquiera sus piezas valen para nada. Eso es lo que le ocurrió a un pareja de Long Island (en Nueva York), que compró un coche por 100 dólares en 1989 que ahora ha acabado siendo recomprado por Elon Musk por más de un millón de dólares.

La pareja compró el coche en una subasta a ciegas, es decir, ni ellos ni el vendedor tenían idea de lo que había dentro de un garaje.

Cuando la pareja abrió el depósito, se encontró con lo que probablemente sería la sorpresa de su vida: Enterrado bajo unas mantas viejas, había un coche deportivo Lotus Esprit de 1976 utilizado en el rodaje de la película de James Bond 'La espía que me amó' de 1977. En la película, el deportivo se transforma en un submarino y dispara misiles bajo el agua.

Años después, nada menos que Elon Musk compró su hallazgo por casi un millón de dólares.

El deportivo -uno de los ocho que se utilizaron en el rodaje de la película de Bond de Roger Moore, pero el único que funcionaba en las escenas subacuáticas- había sido guardado en el almacén tras el rodaje y permaneció allí, olvidado, durante más de una década hasta que llegó la pareja neoyorquina (que ha permanecido en el anonimato).

Al principio, "realmente no sabían lo que era", dijo Doug Redenius, cofundador de la Fundación Ian Fleming, que autentificó el coche, a NBC News en 2013 sobre la pareja, que tenía un negocio de alquiler de herramientas de construcción. Ni siquiera habían visto una película de Bond.

"No tenían ni idea de lo valioso que era lo que tenían"

El marido había planeado arreglar el techo abollado del deportivo y hacer otras mejoras. Pero, según Redenius, después de cargar el coche en un camión y partir hacia su casa, unos camioneros se pusieron en contacto con ellos a través de la radio CB para informarles de que estaban transportando un coche de James Bond.

El marido, más tarde, "salió y alquiló la película en VHS y vio lo que tenía", dijo Redenius a la NBC.

Musk lo adquirió en 2013 en secreto

Después de que la pareja "restaurara cosméticamente" el vehículo, lo exhibieron en exposiciones ocasionales durante las siguientes dos décadas antes de decidir sacarlo a subasta en 2013.

Redenius añadió en la entrevista de 2013 que se enteró de la existencia del coche años después de que la pareja empezara a exhibirlo, y los buscó. Autentificó el coche con los constructores originales y puso a la pareja en contacto con Sotheby's, diciéndole antes de la subasta que "'si [el coche] se vende por lo que esperamos, ese dinero os dará la oportunidad de vivir muy cómodamente el resto de vuestra vida'".

El Lotus se vendió en una subasta de Sotheby's en 2013 a un comprador secreto. Más tarde se reveló que el nuevo propietario era Musk, y al parecer pagó 997.000 dólares por el coche.

"Fue increíble, cuando era un niño en Sudáfrica, ver a James Bond en 'La espía que me amó' conducir su Lotus Esprit desde un muelle, pulsar un botón y que se transformara en un submarino bajo el agua. Me decepcionó saber que no puede transformarse realmente. Lo que voy a hacer es actualizarlo con un tren motriz eléctrico de Tesla e intentar que se transforme de verdad", dijo Musk al blog de automóviles Jalopnik en unas declaraciones en 2013.

Musk ha comentado después que la historia de este coche en la película sirvió de inspiración para la Cybertruck, la nueva camioneta propuesta por Tesla con formas futuristas.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin