Actualidad

Los 5 secretos de Jeff Bezos que hicieron que Amazon triunfase

  • Según un exmiembro de la junta
Foto: Dreamstime

El triunfo de Amazon es el espejo en el que muchos emprendedores se fijan para llevar a buen puerto su idea de negocio. Estos jóvenes, y no tan jóvenes, noveles empresarios copian a Jeff Bezos en su forma de trabajar, su manera de dirigir, sus inversiones. Sin embargo, Tom Alberg, un exmiembro de la junta de la compañía, acaba de revelar los cinco secretos del magnate del comercio electrónico en su nuevo libro 'Volantes: cómo las ciudades están creando sus propios futuros'.

Alberg, ahora director gerente de Madrona Venture Group, fue uno de los primeros inversores de Amazon, cuando nadie quería fiar su dinero a esta idea de negocio. Lo que por aquel entonces se definía como la nueva empresa de venta de libros online, no parecía una gran competencia para Barnes & Noble, la mayor librería de EEUU.

Sin embargo, Bezos convenció a distintos inversores, Alberg entre ellos, de que su plan a medio y largo plazo y sus sólidos resultados en la fase inicial de la empresa eran aval suficiente para apostar a favor de Amazon. A la vista de todo el mundo está que no se confundió. Pero, ¿qué llevo a esta compañía a convertirse en una de las mejor valoradas del mundo?

Obsesión por el cliente

El mantra de cualquier negocio es "el cliente siempre tiene la razón". No obstante, ¿cuánto se preocupan realmente estas empresas por sus consumidores? Esa es la pregunta que se hizo Bezos y la que se convirtió en piedra angular de Amazon.

"Lo más importante es la obsesión por el cliente", escribió Alberg en el libro. Las empresas no tienen que centrarse en sus competidores, tienen que centrarse en su público, decía el inversor.

"Los clientes siempre están hermosa y maravillosamente insatisfechos. Un deseo constante de complacer a los clientes nos impulsa a inventar constantemente en su nombre", dijo Bezos a los miembros de su junta, según relata el libro.

Esta obsesión ha llevado a Bezos durante todos estos años a tomar decisiones que podían dañar a la empresa pero beneficiaban al cliente, tal y como cuenta Alberg.

Invención e innovación constantes

De nuevo, esta regla vuelve a estar estrechamente ligada con el cliente. Según este inversor, los nuevos inventos y la innovación constante tienen mucho que decir a la hora de satisfacer al consumidor.

La teoría de Bezos es que la estrategia de innovación de cualquier empresa tiene que responder a los intereses del cliente. En este sentido, tomar decisiones siempre va a ser mucho más sencillo cuando la junta directiva se pregunta "qué decisión beneficia más al cliente".

La regla de las dos pizzas

Atendiendo al nombre de esta regla, perfectamente podría tratarse de otra de las extravagancias típicas de estos magnates. Sin embargo, es una decisión certera que enfoca muy bien la toma de decisiones.

Según Bezos, cuanto mayor sea el número de personas que se sientan alrededor de una mesa a tomar una decisión más tiempo se tardará en llegar a buen puerto, menos productiva será la reunión. Por este motivo, el fin último de estas reuniones debe ser que la mayoría de personas implicadas terminen estando de acuerdo entre sí, en lugar de que cada uno exponga sus opiniones.

Pero, ¿a qué hace referencia la regla de las dos pizzas? Tal y como escribe Alberg, esta norma es realmente sencilla de cumplir. "No incluyas en tus reuniones a más personas de las que podrías alimentar con dos pizzas".

Pensar a largo plazo

Esta es otra de las piedras angulares de Bezos. Un buen empresario está obligando a controlar los tiempos largoplacistas. Es decir, debe saber adelantarse al futuro. De ello, va a depender la toma de decisiones.

Este principio puede ir desde el lanzamiento de un nuevo negocio a la inversión en nuevas tecnologías. El ejemplo que señala Alberg es la adopción temprana de la Inteligencia Artificial por parte de Bezos.

"Cuando las empresas apenas comenzaban a reconocer las posibilidades del aprendizaje automático y la inteligencia artificial, Jeff le dijo a la junta que tenía la intención de usar la inteligencia artificial en cada parte del negocio", tal y como escribe el inversor en su libro.

Optimismo respecto al futuro

Podría parecer que hace referencia a la norma anterior y, en parte, podría extrapolarse. Sin embargo, Alberg hace referencia al optimismo que Bezos tenía respecto a lo que los años venideros nos depararían.

'La filosofía del día 1', así lo denomina el exmiembro de la junta de Amazon. Un pensamiento que se basa en que, aunque Amazon, y el propio Internet, puedan parecer unos proyectos maduros, todavía están nada más que en el comienzo. Un principio que permite que la empresa pueda pensar en nuevas iniciativas a innovaciones sin importar su posición en el mercado.

comentarios2WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin

Comentarios 2

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Usuario validado en elEconomista.es
aviamquepasa
A Favor
En Contra

Fueron de los primeros, crecieron rápido durante 15 años con pérdidas, aguantadas por inversores de mucho dinero. Y tuvieron **suerte** de que la tendencia les salió bien, y luego a aumentar y aumentar.

La historia esta llena de otras miles de empresas que lo han intentado con la misma filosofía y no les ha salido bien.

Puntuación 5
#1
Emejota
A Favor
En Contra

Ya ya...todo muy bonito...el cliente es el rey... Y los empleados? Tambien se les trata como es debido? Me suena que no... Hacerse rico a costa de otros no es nada decente... Así que menos milongas con esa empresa y su amo...

Puntuación 1
#2