Actualidad

Las ventajas (y desventajas) de estar soltero o casado en el trabajo

  • Varios estudios trazan las diferencias en el trabajo que se perciben entre solteros y casados
  • El aumento de personas que deciden permanecer solteras hace que las empresas se replanteen sus tipos de permisos

Puede que sea una situación recurrente. Un jefe/a o superior da por hecho que alguien puede quedarse a acabar alguna tarea que se ha quedado sin cerrar en el trabajo porque está soltero o no tiene compromisos familiares. Otras veces, es la propia persona de forma individual la que decide posponer sus relaciones en pareja para enfocarse en el trabajo. ¿Hay una batalla soterrada entre solteros/as y casados/as en el mundo laboral?

A veces de hecho estos sesgos puede volverse en contra. La expectativa de que los solteros deben hacer más horas que sus compañeros con pareja es una queja también común. "Muchas de las personas a las que entrevisté se quejaban de que sus jefes suponían que tenían tiempo extra para quedarse en la oficina o asumir proyectos adicionales porque no tenían familia en casa", dijo Eric Klinenberg, autor del libro Going Solo, en el que trata la soltería desde distintos puntos de vista, al medio norteamericano The Atlantic.

En otros casos, ser soltero puede afectar a las perspectivas laborales de una persona. Un reciente estudio suizo descubrió que los empleadores eran más propensos a ofrecer entrevistas de trabajo a los hombres casados que a los solteros, incluso cuando sus curriculums eran iguales.

Cada vez hay más personas solteras, y eso se nota también en la oficina

Otro pequeño estudio de 2017, publicado en la revista Work, Employment, and Society, entrevistó a 36 profesionales del Reino Unido que vivían solos. Descubrió que una amplia mayoría no se atrevía a solicitar bajas laborales.

La escritora Bella DePaulo, autora del libro Singled Out, sostiene en una entrevista con QZ que "más gente que nunca quiere estar soltera". Señala una encuesta realizada en 2020 por el Centro de Investigación Pew, según la cual la mitad de los estadounidenses solteros dijeron que no querían salir con nadie ni tener una relación. Las razones más comunes eran que estaban dando prioridad a otras partes de su vida en ese momento, o que simplemente estaban disfrutando de la vida de soltero.

Peter McGraw es un economista del comportamiento de la Universidad de Colorado Boulder que ha lanzado recientemente A Single Insight, un proyecto dirigido a las organizaciones que quieren apoyar mejor a los solteros.

Afirma que un paso concreto que pueden dar en los lugares de trabajo para reconocer la amplia gama de relaciones que tiene la gente es crear políticas de permiso que permitan a la gente cuidar de cualquier ser querido. Es decir, que no solo se prime la relación con la familia nuclear si no también más extensa y otras relaciones no parentales.

El economista incide en que cuando los jefes suponen que la principal razón por la que alguien querría ausentarse del trabajo es para cuidar de los hijos o pasar tiempo con la pareja, las personas sin hijos y solteras suelen sentir que no pueden decir que no a echar más horas.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin