Actualidad

¿Dispuesto a trabajar más a cambio de hacerlo en remoto? Este estudio dice que sí

  • La mayoría de empleados en remoto prefieren asumir una mayor carga de trabajo como precio por trabajar en remoto

Para las personas que tienen claro que el teletrabajo es su modalidad de empleo preferido, ¿a qué estarían dispuesto a renunciar o asumir a cambio de mantener la posibilidad de trabajar en remoto para siempre?

Según una encuesta de Kaspersky realizada a 4.303 trabajadores del sector de la informática y las telecomunicaciones, el 56% de los empleados reconoce que se ha dado un aumento de la carga de trabajo desde que se pasó al trabajo remoto, y el 19% describió el aumento como significativo. El 40% no notó un cambio en el volumen de trabajo, y solo el 9% observó una disminución.

En 2020, la digitalización de las interacciones de los empleados fue uno de los grandes cambios. Sin embargo, al principio de los confinamientos, el 82% de los directivos estaban preocupados por que la rápida transferencia al teletrabajo provocara una disminución de la productividad y el 69% de los trabajadores afirmaron que el trabajo a distancia afectaba negativamente a su estado emocional. 

Se trabaja más a distancia, pero algunos lo prefieren a volver a la oficina

Aunque la encuesta afirma que más de la mitad de los empleados experimentaron un aumento de la carga de trabajo, el 62% de los encuestados no se sienten más agotados al final de una jornada a distancia. De hecho, el 39% declaró tener más energía trabajando desde casa, y el 22% no notó ninguna diferencia entre ambos formatos.

En cuanto a la estabilidad emocional, el formato remoto fue bien recibido por los empleados: El 67% dice sentirse más cómodo trabajando a distancia o no ha notado un aumento de la ansiedad debido a las horas extras, mientras que el 42% de los encuestados incluso se sintió más cómodo trabajando desde casa.

Pero al mismo tiempo, el porcentaje de trabajadores que se sentían incómodos al estar distanciados de sus compañeros seguía siendo bastante significativo, ya que el 38% de los encuestados dijo sentirse más cansado y el 33% informó de que tenía más ansiedad al trabajar desde casa.

Una solución que está resultando muy popular entre los empleados es el modelo de trabajo híbrido. Este formato es muy favorecido por la mano de obra, y casi la mitad de los empleados (el 41%) cambiará al trabajo híbrido a mediados de 2021.

Otra solución que se agradece es la implantación generalizada de prácticas de bienestar corporativo. La buena noticia es que muchas empresas están aceptando el reto de buscar formas de ayudar a gestionar el posible agotamiento. De hecho, el 72% de las empresas están invirtiendo en cursos de formación para mejorar las habilidades básicas, como la gestión y el control del tiempo (27%). Las empresas también ofrecen ventajas, como tiempo libre remunerado o vacaciones anuales adicionales (25%), y ofrecen consultas y cursos de bienestar en línea (24%).

Sin embargo, el informe indica que aún queda trabajo por hacer para mitigar la mayor carga de trabajo entre los trabajadores a distancia. Solo el 34% de las empresas ha adoptado al menos una medida práctica, como la automatización de las operaciones de seguridad o la contratación de personal adicional para hacer frente al agotamiento de los empleados.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin