Actualidad

Los libros que marcaron mi vida... por Antonio Miguel Carmona

  • "Las dos Francias de 'El rojo y el negro' me hizo militante de la Francia ilustrada"
Antonio Miguel Carmona, dirigente del PSOE y empresario.

El político español, que vivió un tiempo entre las calles parisinas enfundado con el espíritu bohemio característico del lugar, señala 'Rojo y negro', de Stendhal, como su libro de cabecera y madre de todas las novelas. Y es que, lo que al principio parecía una historia de amor trágico, se convirtió en su manual político imprescindible.

En París seguía lloviendo. Mis días en la capital del Sena pasaban entre calles mojadas y noches de café. Mi pasión por la literatura me convertía en un espíritu bohemio siguiendo la pauta de aquellos que nos sentíamos libres cruzando el Montmartre de la V República.

Mi libro de cabecera, manual de política, madre de todas las novelas, fue desde entonces Le rouge et le noir. Lo que parecía uno (o dos) folletines exagerados, relatos de amor apasionado y trágico, entre líneas Stedhal lo convirtió, sin embargo, en un manual político imprescindible.

Mi vida se debatía entre la Matemática y la Literatura. Los libros de cabecera de niño, tras ganar un campeonato de ajedrez a mis mayores, siempre fueron Mis 60 mejores partidas, de Bobby Fischer, y Principia Mathematica, de Bertrand Russell, hijo del Vizconde de Amberley.

No sé por qué mi padre me llevaba a conocer a grandes maestros de ajedrez que me enseñaron a jugar partidas simultáneas y ajedrez ciego, apartándome, sin querer, de los libros de mi abuelo en la casa donde éste, muchos años antes, compartía tertulia con la Generación del 98.

Cuando terminé la carrera, el economista jefe y el propio Luis Ángel Rojo me llamaron para entrar en el Banco de España, oferta que agradecí y sin embargo rechacé por la docencia. Me sirvió empero para especializarme aún más en el noble arte de la Econometría.

"Nunca será buen economista quien no sepa econometría", dijo el clásico. Eso lleva a España, patria de buenos profesores de Economía, a ser en la actualidad un desierto de economistas. Mi paso por una universidad norteamericana, donde escribí Economía e innovación, me confirmó lo lejos que estamos en esta disciplina.

Hoy día la mayoría de los economistas españoles que salen en televisión –o son conocidos por sus opiniones en las grandes cadenas–, son realmente expertos en mercados, licenciados en dirección de empresa o simplemente opináticos transparentes a la Macroeconomía y a la Matemática.

Mi frialdad estructuralista ackermaniana me hizo llegar a decir a mis alumnos que en Economía, lo que no se puede demostrar matemáticamente, aunque lo vean por sus propios ojos, no existe. Vivía, en palabras de Russell, "una revuelta contra el idealismo". Algo parecido a lo que decía Friedman relativo a que cuando la realidad no se parece al modelo, es la realidad la que está mal. Yo estaba enfermo de hiperrealismo (todavía no me he curado).

Hasta que cayó en mis manos en París… Le rouge et le noir. Probablemente, porque como digo de niño estuve rodeado de libros, mi tendencia a la literatura fue derritiendo mi frialdad como economista buscando en el inconsciente de mi infancia.

Las dos Francias que advertimos en El rojo y el negro de Stendhal me hizo militante descarado de la Francia ilustrada, la de las casacas rojas, heredera y apasionada del primer Bonaparte y decepcionada con el último. Sorel, el protagonista, un seminarista observador se dejaba llevar por el amor, la infidelidad y el sexo. Enamorado, sobre todo, de la libertad jacobina e ilustrada.

Frente a la negritud realista y servil de las sotanas negras. El negro de la Francia de un reaccionario Luis XVI que tiene su gran eclosión conservadora en Carlos X. En París las dos Francias se erigían bajo mis pies en las calles de la Comuna, que llegó años después, aplastada posteriormente por el Sagrado Corazón de la reacción.

Ese dualismo, rojo y negro, me llevó a un análisis dialéctico de la historia, mucho más que Hegel –de cuyo Die Verfassung Deutschlands tampoco me separaba–, y a los ambientes socialistas sostenidos por debates interminables.

Stendhal, cuyo nombre real era Henri Beyle, fue un soldado, un amante y un francés converso a italiano. Enamorado del arte (y de otras cosas), le imagino en Florencia desmayándose en la Basílica de San Lorenzo.

Pero sobre todo comenzó siendo un experto matemático que no pudo continuar sus estudios técnicos por enfermedad. Enamorado de Italia y de Rossini, de quien escribió una biografía. De matemático a literato. ¿Cómo no me iba a llamar la atención?

Años después, escuché a Alfonso Guerra en una conferencia hablar sobre cuál de las novelas de Stendhal era mejor: La charteuse de Parme (1939) o Le rouge et le noir (1830).

Debatíamos el diplomático Daniel Chamorro y yo, no sé si en París o en la Escuela Diplomática, el lenguaje excesivamente sencillo del comienzo de La cartuja; Daniel me convenció de que Stendhal habla como el niño que protagoniza la huida de Waterlooo. Es el realismo francés en esencia.

Sea como fuere, el paso de la matemática a la literatura que siguió Stendhal (o José Luis Sampedro), convertía a mi héroe parisino en una novela inolvidable para siempre, manual de una izquierda ilustrada. Mientras en París seguía lloviendo.

comentarios34WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 34

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

¿¿??
A Favor
En Contra

Mientras que en paris seguia lloviendo..... Vaya, hombre!!! Espero que tuvieras paraguas.

Puntuación 11
#1
strogonoff
A Favor
En Contra

Dudo que la lista de lecturas favoritas de este señor sea interés de nadie. Su trayectoria, en especial su última etapa, han puesto de manifiesto lo que es. Desde luego no es modelo de nada relevante. Que siga leyendo, a ver si adquiere mejores valores y que nos deje en paz.

Puntuación 36
#2
A Favor
En Contra

Un caradura sin escrúpulos con similar credibilidad que la que tiene su jefe. Vamos marca psoe.

Puntuación 41
#3
Freeman
A Favor
En Contra

Los libros demagogia forever y como construir tu propio rebaño, cambiaron totalmente su vida

Puntuación 31
#4
J
A Favor
En Contra

Este seudoeconomista acomplejado y frustrado políticamente solo le pueden haber marcado libros de socialistas con odio y comunistas . Se habrá leído a stalin,o el MEIN KAMPF del socialista podemita Hitler

Puntuación 30
#5
Venacapaca
A Favor
En Contra

El carmona no es mas que otro espantapájaros, de tantos como hay en ese partido llamado psoe, que no es mas que otro enemigo mas de España y todo lo que huela a España, estuvo despotricando y criticando el pacto con los etarras, solo para reclamar un sitio, como no vale ni para tirarlo a la basura, no hizo mas que el ridículo en el Ayto. de Madrid, donde se dejó llevar por los perroflautas de la carmena, como no ha recibido nada, de todo lo que han repartido a sus predicadores y adoctrinadores, pues tiene que sacar los pies del plato, para avisar de que él está aquí todavía, y está esperando que es lo que le va a caer, el resultado no se ha hecho esperar, le han llamado, y le han prometido, que le van a dar como a los demás, así es que tiene que cambiar el discurso, y no tiene otro remedio que bendecir el pacto con la eta, porque le va a caer ¡ vaya si le va a caer ! este es el nivel que tiene este sinvergüenza, el mismo que tienen todos los que cobran del psoe, ¡ o de la pzoe ! como le llaman en Andalucía, que es la multinacional mas grande, que tiene España.

Puntuación 30
#6
Usuario validado en Facebook
Javier Rus Valls
A Favor
En Contra

José Miguel, tu libro es "CÓMO SER UN DEMAGOGO".

Puntuación 27
#7
JuanSinMiedo
A Favor
En Contra

¡¡ QUE RARO..... NO HA PUESTO NI EL T.B.O. NI PULGARCITO !!

Con toda seguridad ha sido un olvido de este esperpéntico tertuliano de conveniencia.

Puntuación 31
#8
Usuario validado en Google+
David Diaz
A Favor
En Contra

Este es el que justificaba los planes E de zapatero con lo de la demanda agregada. Por favor Otro economista socialista fracasado.

Puntuación 38
#9
Cagao! que te regalaron la alcaldía y la cediste a los comunistas
A Favor
En Contra

No nos importa un pepino lo poco que has leído: SECTARIO!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Puntuación 28
#10
Carmen
A Favor
En Contra

jajaja, cuánto pavo comentando. No os veo a ninguno corriendo tras un maltratador o ladrón, no recuerdo, y pelearse con él como hizo en 2019.

Puntuación -27
#11
J
A Favor
En Contra

Que razon tenéis todos ,strogonoff, Freeman, venacapaca, Juan sin miedo, vamos q era de los q veía

claro milenio antes de q existiera horizonte covid etc, y de repente me lo veo un día de tertuliano con iker q si algo me gustaba era la no politizacion de su prograna. Lo quite rápidamente, el impresentable este

se parece la niña q sus padres quieren bien vender y aparece en todos lados. Es un tío patético y pobres de sus alumnos tener q aguantarle

Puntuación 13
#12
Teudis Carmona
A Favor
En Contra

Antonio Miguel Carmona: Doctor en economía, dirigente socialista, padre de familia, madrileño, hombre honesto, conducta intachable, hombre de principios y compromiso ...Es un honor, ser compañero del sr. A.M.Carmona. Vergüenza, rabia, incomprensión,...el que los Madrileños no lo prefirieran como alcalde de Madrid. Que buen alcalde para Madrid, nos hemos perdido. LASTIMA. Siempre ladraron, los perros, y rebuznaron los asnos,..

Puntuación -29
#13
Sorp
A Favor
En Contra

Yo quisiera conocer los libros que marcaron su vida la del coletas y la de su pareja. Aunque creo que lo único que les ha cambiado la vida, ha sido y es, el montón de dinero que se han embolsado a costa de haber engañado a miles de españoles como a verdaderos bobos.,,,,

Puntuación 23
#14
Pabla Iglesios
A Favor
En Contra

La mayor influencia literaria e intelectual del coletas ha sido: "Cómo liar porros"

Puntuación 19
#15
Carmen
A Favor
En Contra

5. Hitler era fascista y dejaba bien clarito siempre que su lucha era también contra el socialismo y el comunismo. Era un populismo parecido al de vox, machista, racista y que se vendía como defensor del trabajador, igualito que vox.

Puntuación -14
#16
Carmen
A Favor
En Contra

12. Pues para haber sido muy vendido, yo de todo lo que estoy leyendo en la wikipedia no tenía ni idea.

Puntuación -10
#17
al #11 "Carmen", que es realmente un tío conocido, a sueldo.
A Favor
En Contra

Va vigilando todos los foros, full time, defendiendo lo que sea, para asegurarse su nómina. Se le encuentra siempre. Sin descanso. Y no es lector de El Economista, claro.

Y hoy llama "pavos" a los foreros. Faltón.

Quédate en Ferraz calladito que están las cosas...fatal

Qué triste forma de ganar un ("sueldo"?)

Puntuación 9
#18
Settembrini
A Favor
En Contra

¿Los has leído o como audiolibro por el audífono que usabas para seguir las consignas en las tertulias?

Puntuación 6
#19
julio iglesias rodriguez
A Favor
En Contra

Érase un hombre a un yo pegado...

El yoismo de este señor roza la patología.

Puntuación 11
#20
Usuario validado en elEconomista.es
Nano54
A Favor
En Contra

Vaya, el que faltaba. Otro que presume de socialista y que no cambia de chaqueta pero porque nadie el ofrece un cargo en el PP, por ejemplo, que si no se tiraba de cabeza.

Puntuación 7
#21
Basurilla
A Favor
En Contra

Ni leo el artículo sobre este personaje. Dinero tirado de El Economista como pago al periodista.

Adios.

Puntuación 10
#22
Cuanto pedante
A Favor
En Contra

Este jeta tiene de ilustrado lo que yo de esquimal.

Puntuación 6
#23
Carmen
A Favor
En Contra

18. Buah... superdotes de adivino que tc.

Puntuación -3
#24
Carmen
A Favor
En Contra

18. No me callo porque hay libertad de expresión y los franquistas golpistas no vais a volver a ganar nunca jamás. Y para faltones, vuestros comentarios. Machista!

Puntuación -6
#25