Economía

El BCE abre la puerta a la retirada del programa de compra de deuda este año

  • Las actas de la reunión apuntan a un cambio de lenguaje de la entidad
  • Los inversores anticipan un giro al alza de los tipos de interés
  • El euro acaricia máximos de tres años con una subida que supera el 0,8%
El presidente del BCE, Mario Draghi.

Las actas de la última reunión del BCE de diciembre ponen de relieve que el organismo estudia un endurecimiento de la política monetaria para reflejar las mejores perspectivas de crecimiento de la zona euro. El euro reacciona con fuerza y sube más de un 0,5%. También los bancos se apuntan a las subidas. Los inversores están anticipando el fin del programa de compras de deuda que se ha comenzado a reducir este año.

El BCE añade más leña al fuego al cambio de ciclo de la deuda con el mensaje lanzado en las actas de la última reunión. La institución monetaria ha introducido en su comentario que su "lenguaje", discurso, debería adaptarse a "la nueva orientación de la política monetaria" y a las mejores perspectivas económicas para principio de este año.

El anuncio solo se refiere a la comunicación que debe realizar el BCE, pero los inversores lo están leyendo como que la entidad prepara el fin de programa de compras de deuda este año, después de que el pasado mes de octubre anunciara la reducción a la mitad las adquisiciones.

La rentabilidad de la deuda soberana europea y de EEUU ha comenzado a subir con fuerza tras la publicación de las minutas. Al comienzo de la sesión, el precio de los bonos soberanos recuperaban las ganancias tras las fuertes sobre ventas de ayer. El euro también ha comenzado a subir con fuerza acariciando máximos de tres años con un alza de un 0,9%.

El consejo del BCE que decide la política monetaria de la zona euro se encuentra enfrascado en un intenso debate de cuándo y cómo se comienza a retirar de forma definitiva los estímulos. El ala dura, liderado por Alemania, quiere que se ponga fecha para concluirlo en septiembre; mientras la vertiente más dovish, con Draghi a la cabeza, quiere vincular el fin de las medidas extraordinarias a que la inflación alcance el objetivo del 2%.

Resistencia de Draghi

El presidente del BCE se mantuvo firme en su discurso del mes de diciembre pese a las críticas y al buen tono de la economía para mantener el apoyo el tiempo que fuera necesario, hasta despejar cualquier duda. Pero el resto de miembros del BCE discutieron abiertamente un cambio del mensaje pensando en un al alza a largo plazo de los tipos de interés, que se encuentran ahora mismo en mínimos históricos. El programa de compra de deuda ha tenido su importancia en la crisis para eliminar el riesgo país y controlar el exceso de las rentabilidades de la deuda europea, pero está perdiendo eficacia como herramienta política con los tipos en cero.

"A medida que se avanza hacia un ajuste sostenido de la inflación, la importancia relativa de la orientación de las tasas de política aumentaría", citan las actas, en las que se reconoce que la relajación de las condiciones financieras extra laxas están perdiendo justificación.

Las minutas sugieren que se está imponiendo relato más duro de los países del norte para retirar la condición de compras ilimitadas de activos hasta que la inflación regrese al objetivo.

Riesgo de burbujas

Lanzado hace tres años, el programa de compras de deuda redujo el coste de endeudamiento de Estados y empresas, evitando la amenaza de deflación y colocando al crecimiento en su mejor momento desde la crisis de deuda soberana.

El Quantitative Easing europeo está entrando en un terreno peligroso con la economía de la zona euro creciendo al mayor ritmo desde que estalló la crisis financiera en 2008. Está aumentando el riesgo de que el precio de algunos activos haya entrado en fase de burbuja.

El BCE ha arrancado este año reduciendo a 30.000 millones la potencia de compra, una decisión que fue tomada en octubre, y que no supone reducir el balance de la entidad. Aunque finalmente se ponga fin al programa de deuda, no se espera que el BCE toque tipos hasta entrado 2019.

Pero los críticos dicen que el esquema ha seguido su curso y, en un período por encima del crecimiento tendencial, los costos de endeudamiento artificialmente bajos arriesgaron más daño que bien al inflar las burbujas de los precios de los activos.

Con una facturación de 30.000 millones de euros al mes hasta finales de septiembre, los inversores esperan que las compras de bonos finalicen este otoño después de un breve período de reducción. Pero las tasas de interés, aún en territorio negativo, no se espera que aumenten hasta mediados de 2019.

Desde ING, su economista jefe para Alemania Carsten Brzesk enfría la lectura del mercado. "Mantenemos nuestro punto de vista anterior de que el BCE no detendrá la QE en septiembre, sino que preferirá prorrogar por más tiempo hasta el final del año", indica el experto.

Sin embargo, otros expertos apuntan que si la inflación subyacente apoya a la evolución económica el Quantitative Easing europeo podría tocar a su fin, según Frederik Ducrozet, economista de Banque Pictet.

El experto señala que el cambio principal es que hay consenso en el Consejo en el BCE, que tendrá "implicaciones con decisiones concretas".

Por su parte el director gerente de ratings soberanos de Fitch, Tony Stringer, opina que la buena marcha de la economía europea, lo que contribuirá a que el Banco Central Europeo (BCE) no extienda su programa de compra de activos y acometa sus primeras subidas de tipos en 2019, cuando la tasa rectora del euro llegará a alcanzar el 0,50%.

"Pensamos que los tipos de interés se moverán de manera algo más agresiva de lo que espera el mercado", ha señalado Stringer, quien prevé que el BCE lleve a cabo "algún tipo de 'tapering' antes de final de septiembre", fecha en la que en principio expira el programa de compras de instituto emisor de la eurozona.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum
Publicidad
Contenido patrocinado
Otras noticias

silvio
A Favor
En Contra

La tormenta perfecta, el dólar a mínimos, el petróleo a 90 dolares, sin compra de deuda, estampìda de corruptos y elecciones este año

Puntuación 15
#1
kiko
A Favor
En Contra

El Siguiente en la Moncloa debe de:

-Echar a 350.000 politicos

-Cerrar 5.000 empresas publicas

-Bajar los sueldos de los funcionarios de las categorias más altas un 30%

-Prohibir por ley que nadie pueda cobrar una pensión que supere los 2.500 euros

-Prohibir el cobro de dos pensiones a la vez

-Bajar todas las pensiones de lols politicos hasta que sea igual o inferior a la máxima legal de 2.500 euros.

-Quitar una paga extra, tánto a Funcionarios, Pensionistas y Politicos

-Despedir a la mitad de los funcionarios y llamarlos como laborales cuando haga falta.

-Prohibir las Subvenciones en todas las formas y a todos los niveles.

Puntuación 36
#2
tontolandia
A Favor
En Contra

a la rica deuda......a la rica deuda.......vendo deuda......a la rica deuda.....

Puntuación 20
#3
PETAFIJO
A Favor
En Contra

QUE VAN A DEJAR DE COMPRAR DEUDA......MEMEO.....SI DEJAN DE COMPRAR ESTO PETA FIJO.

Puntuación 25
#4
Sean
A Favor
En Contra

Pues lo que llevo diciendo desde hace mucho tiempo, cuando reviente la burbuja de deuda y no nos presten más dinero, será el rechinar de dientes, pero mientras tanto van creyéndose el "todo va bien", "vamos creciendo", "no hay problema" y "el somos los mejores de la UE".

La que viene es peor, vayan apretándose las nalgas.

Puntuación 26
#5
J
A Favor
En Contra

Ja ja ja cuanto agorero envidioso deseando q todo vaya mal e inteligentes q saben lo q va a pasar y no invierten en nada a pesar de su inteligencia. Su fin es ver al vecino mal y al otro etc q pena de vida. Pues yo mientras me he sacado una pasta en la bolsa y hay gente q le va mejor y me alegro

Puntuación -12
#6
Usuario validado en elEconomista.es
franciscougr
A Favor
En Contra

BCE : banda de corruptos sin escrupulos.



a mi lo que digan estos me importa 3000 pares de cojo_nes

Puntuación 8
#7
No te hode !
A Favor
En Contra

2.- Y también deberían prohibir echar mas de dos kikis al mes, para compensar con los que no puedan echar ni uno pagando.

Puntuación 2
#8
boniato948
A Favor
En Contra

Cuando Kiko está tan obsesionado con castigar a los funcionarios será porque cuando le atraquen querrá que no haya policías, que cuando vaya al hospital que no haya médicos, cuando lleve a su hijo al colegio que no haya maestros, que si tiene un fuego en su casa que no haya bomberos...y cuando pide que rebajen las pensiones será porque no tiene esperanza de llegar a viejo

Puntuación 0
#9