Vivienda

España será el tercer país de la UE donde más subirán los precios de la vivienda hasta 2017

  • La Comisión espera un alza del 6% en dos años, por detrás de Irlanda y Malta
  • Bélgica, Francia, Bulgaria y Grecia registrarán caídas de precios

España e Irlanda, dos de los países europeos que más sufrieron el pinchazo de la burbuja inmobiliaria, volverán a ver subir los precios del ladrillo en los próximos años.

Así lo indican las previsiones de invierno de la Comisión Europea, que espera un alza de los precios reales de la vivienda del 6,5% hasta 2017 en el caso de Irlanda y del 6% en el caso de España en el mismo periodo. Malta, con un alza también del 6%, completa el pódium.

Aunque el precio de la vivienda se recuperará, la UE constata que el crédito contraído para la compra de vivienda ha continuado cayendo en 2015, al igual que en Letonia, Hungría, Portugal, Irlanda y Grecia. En el caso español, el descenso de 2015 se sitúa en torno al 4%, sólo siendo menor que el de Letonia y Hungría.

En el lado contrario se encuentra Grecia, donde la UE espera una nueva caída del precio de la vivienda, en este caso del 1,5%. Grecia es, según el informe de la Comisión, la excepción a la mejoría de las condiciones de financiación de los pisos que se ha producido en toda Europa en 2015. Según la UE, esta mejoría de las condiciones de financiación está detrás de la recuperación del precio del ladrillo y sólo Grecia se queda al margen. En la mayoría de países, la mejoría comenzó en 2014 pero los que faltaban, Croacia, Lituania e Italia, flexibilizaron sus condiciones en el año 2015.

¿Dónde caerán los precios?

Además de en Grecia, la UE vaticina caídas de precios de la vivienda en otros tres países: Bélgica, Francia y Bulgaria.

La Comisión indica que el precio de la vivienda en referencia a la renta disponible se situó en España en 10,1 veces en 2014, muy lejos de las 15,6 veces de 2007, cuando tocó techo y también lejos de las 8,6 veces del ejercicio 2000. Irlanda ha tenido una evolución similar a la de España de forma que el precio suponía 13 veces la renta en 2000, elevándose hasta 16,8 veces en el pico de 2007 y bajando a 11 veces en el ejercicio 2014.

En Portugal, la vivienda se situó en 2014 en un nivel más bajo al que registraba en 2000: entonces suponía 11,2 veces la renta, frente a las 9 veces de 2014. Y lo mismo se vive en Alemania, donde el precio de la vivienda ha pasado de 8,6 veces la renta a 7,2 veces en 15 años.

Así ha cambiado el ladrillo en España

Lo cierto es que en el mercado de la vivienda español no sólo ha cambiado en la bajada de la necesidad de renta para pagar un piso, sino también otros aspectos. El primero es la caída del número de operaciones que se cierran cada año: Según el INE, en 2015 se cerraron 354.132 transacciones, lo que supuso alcanzar un nivel similar al de 2011. Sin embargo, la cifra es menos de la mitad de la registrada en 2007 (775.300 compraventas).

Otro de los aspectos que más ha cambiado es el del importe de las hipotecas. En términos absolutos, han pasado de suponer casi 300.000 millones de euros en 2006 y 2007 a poco más de 41.000 en el ejercicio 2014. De media, el importe concedido en cada préstamo también se ha desplomado, al bajar un 37% hasta los 106.655 euros en noviembre de 2015.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud