Vivienda

Comprar una vivienda al contado puede suponer un ahorro de hasta el 50%

Según datos facilitados por Eroski Consumer adquirir un inmueble sin financiación ajena puede suponer un ahorro de hasta un 50% con respecto a la compra a través de una hipoteca.

En cuanto al perfil de los compradores que deciden pagar a tocateja, suelen ser pequeños y medianos inversores mayores de 55 años, con ahorros, ya que deben abonar el precio íntegro de la vivienda.

En este tipo de compradores la intención principal de dicho negocio es la de dejar en herencia la propiedad a sus hijos o sino rentabilizar la compra alquilándola después a modo de inversión en el sector del ladrillo.

Los inmuebles que más les interesan suelen ser pequeños y antiguos, con precios muy rebajados -con entre un 50% y 70% de descuento frente al momento álgido de la burbuja inmobiliaria-.

¿Por qué es mejor pagar al contado?

Porque pagando al contado, aunque no puedes optar a ninguna desgravación fiscal en caso de existir, se ahorra mucho dinero al no contratar la hipoteca. Además, la comisión de apertura de la hipoteca, los intereses de las cuotas, el plazo fijado para amortizar el préstamo, los gastos de tasación, la contratación obligatoria de tarjetas de crédito y de seguros de vida y hogar por parte de la entidad... elevan el coste total de la vivienda hasta en un 50%, con respecto a la compra al contado.

Por otra parte al contratar una hipoteca uno se somete al riesgo y los desequilibrios que existen en los mercados financieros.

Otra ventaja de pagar a tocateja su vivienda sería la posibilidad de negociar a la baja el precio con el vendedor, entre el 15% y el 20% del precio del mercado.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud