Vivienda

¿Cómo puede generar valor el 'blockchain' al sector inmobiliario?

Dentro del mundo de la innovación en el sector inmobiliario hablamos de blockchain, pero ¿de dónde viene esta terminología? En octubre de 2008 se publicó un estudio en el que se mencionaba un sistema de dinero electrónico peer-to-peer independiente de intermediarios firmado por Satoshi Nakamoto, a quien atribuimos ser su creador, si bien su identidad real no está confirmada.

Meses después, en enero de 2009, se anunciaba la primera generación del primer bloque de la cadena de bloques de bitcoin y días después la primera transacción en esta moneda. Bitcoin había nacido y empezaba a dar sus primeros pasos en 2009. La tecnología que subyace sobre esta criptomoneda, es el conocido Blockchain -cadena de bloques- de la cual se dice que supondrá una revolución igual o mayor que la que supuso Internet. La empresa de investigación de mercados International Data Corporation (IDC) apunta sobre esta tecnología, en la actualización de agosto de su Worldwide Semiannual Blockchain Spending Guide, que el gasto global en la cadena de bloques representará este año 2.700 millones de dólares, lo que representa un aumento del 80 por ciento con respecto a 2018.

Por tanto, la evolución del Blockchain va en aumento, pero en España aún el proceso es lento, según afirma Alfredo Díaz-Araque, miembro de la Fundación Internacional para el Conocimiento del Blockchain y Real Estate -FIBREE, en sus siglas en inglés- creada hace un año con 55 representantes de todo el mundo.

"Aunque el blockchain no supone una revolución en el mercado inmobiliario, sí está generando una evolución"

"En España el blockchain ha venido para quedarse y aunque no supone una revolución en el mercado inmobiliario, sí está generando una evolución. Acabamos de hacer público en el mes de julio en París con FIBREE, el primer informe a nivel mundial del blockchain en la industria inmobiliaria y la conclusión que sacamos es que Estados Unidos es el país, y Londres la ciudad, con más iniciativas en blockchain para activos inmobiliarios y aunque todavía es muy desconocido en muchos mercados locales, pensamos que en los próximos años va a dar mucho que hablar", asegura Alfredo Díaz Araque.

¿Qué aporta el blockchain al sector inmobiliario?

Se ha identificado el blockchain como una tecnología que permite tener nuevas fórmulas para crear valor en la red. Esta tecnología permite ser más eficiente y ahorrar costes y tiempos. "Las cuatro claves a destacar del blockchain son: una tecnología inalterable, irreversible ya que la información va encriptada y es más segura, descentralizada porque no hay un único validador central y transparente, lo que aporta una mayor tranquilidad al inversor" apunta Silvia Mendoza, responsable de experiencia de cliente en innovación y marketing de Metrovacesa.

El blockchain tiene tres usos principales en el sector inmobiliario explica Miguel Linera CEO y cofundador de AREX Real Estate Technologies y también miembro de FIBREE. "En España se usa básicamente para digitalizar las transacciones, para la tokenización o coinversión en activos inmobiliarios y aplicado a la construcción. Pero pienso que hay que desmitificar el blockchain porque es verdad que para algunas cosas es eficaz en cuanto a la digitalización de las transacciones, pero a nivel jurídico no lo es tanto".

Sareb: "El blockchain da seguridad y confianza en la transacción"

De la misma opinión es Manuel Gómez Gilabert, director general de control y riesgo de Sareb, "el blockchain da seguridad y confianza en la transacción, pero donde realmente puede ser un acelerador es en los países menos desarrollados que no tienen un esquema de Registro, Notaría y Fe de vida. En España si lo tenemos y funciona muy bien por lo que no es una ventaja inmediata el blockchain en este aspecto, pero sin embargo en el ámbito de las transacciones inmobiliarias si es muy útil con la identificación digital. Por tanto, en todos los procesos que son intensivos en documentación el blockchain si puede aportar mucho dando seguridad y acortando tiempo y gastos".

Otro de los aspectos donde el blockchain puede generar valor en al sector inmobiliario es como canal de venta en la forma de relacionarse con el cliente para acercarse al mundo digital, explica Silvia Mendoza. "En Metrovacesa hemos lanzado una plataforma de tokenización de activos inmobiliarios para atraer la inversión de fondos inmobiliarios, family office y plataformas de crowdfunding. Con ella se reducen las intermediaciones y se abarata el proceso. Hemos digitalizado en blockchain la preventa de carteras de activos inmobiliarios en colaboración con Brickex y Activum del Residencial Amura en Valencia. Es un proceso transparente y seguro".

Metrovacesa que es una de las primeras inmobiliarias más activas en esta tecnología, ha creado esta plataforma desarrollada con blockchain para tokenizar o dar valor digital a los activos, es decir lo divide en unidades que se comercializan y el inversor puede invertir comprando una parte, que luego puede rentabiliar con su alquiler o con la venta de viviendas. Activum ha utilizado esta plataforma para hacer el primer crowdfunding inmobiliario europeo con Amura y ha alcanzado el cien por cien de la financiación, marcando un hito a través de este nuevo canal de venta.

"Con este proyecto hemos empezado a testear este sistema en la fase de preventas digitalizando el token pero aún hay que seguir trabajando mucho para para que lleguemos a todo el proceso de venta para la compra final del activo", asegura Silvia Mendoza.

"La tokenización del inmueble no existe porque no hay una figura registral del token y cualquier token que se transfiera no transfiere la propiedad y esto es un hándicap"

Miguel Linera apunta que "hoy en día la tokenización del inmueble no existe porque no hay una figura registral del token y cualquier token que se transfiera no transfiere la propiedad y esto es un hándicap para que este sistema progrese, si no se apoya en una seguridad jurídica".

En esta misma línea Manuel Gómez también piensa que la tokenización del inmueble en sí mismo no existe. "El inversor invierte en una sociedad que es propietaria de ese inmueble. Se pueden tokenizar hoy en día paquetes de deuda o los rendimientos del inmueble o las acciones de la empresa, pero el activo no. Todo lo que se ha hecho hasta ahora con un inmueble al final tienes que ir al Notario y al Registro de la Propiedad, pero seguro que a largo plazo lo veremos. Pienso que en el corto plazo hay más recorrido para el blockchain en otras áreas como la digitalización de las transacciones".

Metrovacesa además de lanzar esta plataforma de tokenización trabaja con blockchain en la identificación digital para poner en contacto a sus clientes con empresa para que a través de la red puedan contratar los suministros del hogar -luz, agua, gas, teléfono, etc.- con un solo clic.

Miguel Linera también apunta que lo que están haciendo básicamente desde Arex es digitalizar todo el proceso de transacciones inmobiliarias utilizando esta tecnología de blockchain que es donde hoy se centra.

Sareb también se ha sumado al blockchain."Nosotros tenemos el mandato de liquidar todos los activos que hemos recibido y la mayor parte de éstos son préstamos. El mercado de venta de préstamos es muy sofisticado y el año pasado creamos una plataforma de venta de préstamos con el objetivo de dar entrada al pequeño inversor y a profesionales. El blockchain lo que nos aporta es seguridad y fiabilidad en la documentación que soporta el préstamo y que se quiere transaccionar por lo que reducimos costes y tiempo" explica Manuel Gómez.

Los expertos aseguran que si no avanzamos hacia esta tecnología del blockchain perderemos una oportunidad porque a futuro nos va a permitir mayor transparencia y menos intermediarios en la cadena de valor y por lo tanto ahorrar costes y tiempo. El sector debe apoyarse en las startups conocedoras de este campo para seguir avanzando.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum1
forum Comentarios 1
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

Elena
A Favor
En Contra

Ffff

Puntuación 0
#1