Vivienda - Inmobiliario

El sector califica de "drama" la ley de vivienda tras más de un año en vigor

  • Los promotores esperan que el 'build to rent' se recuperará a mediados de 2025
Madridicon-related

El 25 de mayo de 2023 entró en vigor la última ley de vivienda. Tras algo más de 12 meses, el sector promotor en España, desde diferentes ámbitos, utiliza una misma palabra para describir sus efectos en este tiempo. "Está siendo un drama", aseveran. Esta fue una de las principales conclusiones que se desprendieron de la mesa de debate 'Impacto de la intervención y proyección del alquiler en España', que se celebró ayer en Madrid.

Cada ponente desde su perspectiva fue desgranando su opinión sobre el texto legislativo. "Es un drama porque se ha reducido la oferta. Más del 95% de las viviendas para alquiler son de pequeños propietarios y este tipo de medidas provocan el desaliento y un deslizamiento hacia otras fórmulas más rentables, como el alquiler temporal o el turístico", apuntó Antonio Carroza, presidente de Alquiler Seguro.

Tras esta primera intervención tomó la palabra Antonio Lodeiro, CEO de Activum Real Estate Consulting. "La ley es un parche tremendo. A corto plazo puede dar algún resultado, pero a medio y largo la disminución de la oferta pasará factura. En España no tenemos un problema de vivienda, el problema son las políticas de vivienda", explicó.

Esa disminución de oferta de vivienda para alquilar funcionó como nexo entre las opiniones de los ponentes sobre la nueva legislación. "Se limita la oferta y es un drama. Estamos viendo que aquel que tiene la posibilidad de pasar del alquiler a la venta lo está haciendo y esto está destruyendo el parque de viviendas. Por ejemplo, Cataluña hoy no está en el radar de los inversores y en el resto de zonas existe mucha incertidumbre en el propietario particular. Mi conclusión es que el alquiler da una rentabilidad moderada y ante la incertidumbre, los propietarios se pasan a la venta", dijo Alfonso Aramendia, socio de Residencial de Azora.

Por su parte, Jorge Pereda, director de Residencial en Grupo Lar, explicó que además de de Cataluña, a la que describió como zona roja, hay más espacios catalogados como amarillos de cara a la inversión. "Los planes se han frenado. Los particulares deshacen posiciones y en lo institucional no apetece dar nuevio producto", resumió.

Por último, Javier Galán, socio de Real Estate en Fieldfisher, fue muy crítico con el Ministerio de Vivienda. "El legislador está en su Olimpo y se propone legislar para los plebeyos, pero esta ley tiene una falta de concreción tremenda y un ejemplo es el artículo 31", dijo.

En el capítulo de soluciones, hubo diferentes opiniones. Desde la "derogación de la ley" que pidió Carroza hata la regulación del suelo propuesta por Lodeiro. "El propietario del suelo es el que más se lucra y el que menos aporta, se debería regular a este agente del mercado haciendo una regla de cáluclo para la venta del suelo", dijo. Otra de las propuestas fue revisar el proceso de urbanización y cambiar las cesiones que se realizan a los ayuntamientos, que explicó Galán.

Pero más allá de la ley, también hubo espacio para conocer cuándo se recuperarán los proyectos de build to rent. "Este año va a haber algunas operaciones pero va a ser muy puntual. Recuperar el ritmo de hace dos años va a tardar. Tienen que subir rentas y bajar tipos de interés", explicó Aramendia.Por su parte, Pereda añadió que "antes de 12 meses no podremos hablar de una situación normal porque desde que se dan las circunstancias que que se materializan los planes suele tardar.

Puede ver la jornada completa aquí:

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud