Vivienda - Inmobiliario

Las hipotecas más baratas (junio 2024)

  • La Hipoteca Bonificada a Tipo Fijo de Banco Sabadell (2,60% TIN), la Hipoteca Variable de Banco Sabadell (euríbor+0,40%) y la Hipoteca Mixta de Banco Sabadell (2,10% TIN durante tres años y e+0,70% el resto) son las hipotecas más baratas de junio de 2024.

Las hipotecas más baratas de junio de 2024 son la Hipoteca Fija de Banco Sabadell (2,60% TIN), la Hipoteca Variable de Banco Sabadell (e+0,40%) y la Hipoteca Mixta de Banco Sabadell a 25 años (con un tipo fijo a cinco años del 2,10% TIN y uno variable de euríbor+0,70%). Tras ellas figuran otras ofertas como la hipoteca fija de Openbank (2,72% TIN) y la de Banco Santander (2,80%) a tipo fijo; la Hipoteca Mixta de Ibercaja (desde 2,25% fijo los tres primeros años y e+0,65%) y la Hipoteca Mixta de Banco Sabadell a 30 años (desde 2,30% fijo los cincos primeros años y e+0,90%); y las hipotecas de Unicaja y EVO Banco, a e+0,48% y e+0,49% respectivamente, a tipo variable.

Así lo asegura un análisis de Kelisto.es, que examina el mercado hipotecario teniendo en cuenta criterios de ordenación objetivos, como interés de cada oferta, las comisiones y el número de productos o servicios que bonifican el interés de cada préstamo.

Las hipotecas más baratas (junio 2024)

Las hipotecas fijas más baratas

La hipoteca fija más barata del mercado es la Hipoteca Fija de Banco Sabadell, que cobra un interés del 2,60%TIN, elijas el plazo de devolución que elijas y siempre que cumplas con los requisitos de bonificación que propone la entidad. Es decir, siempre que:

  • Domicilies tu nómina o pensión (rebaja de 0,40 puntos sobre el interés original).
  • Contrates un seguro de hogar (-0,10 puntos).
  • Contrates un seguro de vida (-0,40 puntos).
  • Contrates un seguro de protección de pagos (-0,10 puntos).

En cuanto a sus comisiones, la líder del ranking de hipotecas más baratas a tipo fijo de abril de 2024 no tiene comisión de apertura siempre que cumplas con todos los requisitos de bonificación (si no, sería del 1%), pero sí cobra cargos por amortización anticipada. En concreto, la entidad aplica el máximo permitido por ley: un 2% durante los 10 primeros años y un 1,5% durante el resto, siempre que se produzca una pérdida financiera para la entidad.

Las hipotecas variables más baratas

La hipoteca variable más barata del mercado es la Hipoteca Variable de Banco Sabadell, que cobra un interés de euríbor+0,40%, aunque durante los 12 primeros meses -como suele ser habitual en este tipo de ofertas- te aplicará un tipo fijo de salida que, en este caso, es del 2%. Para poder conseguir esta oferta con estas condiciones, Banco Sabadell requiere que el cliente cumpla con varios requisitos de bonificación:

  • Domiciliar la nómina
  • Contratar un seguro de hogar
  • Contratar un seguro de vida
  • Contratar un seguro de protección de pagos

En lo relativo a sus comisiones, la hipoteca más barata a tipo variable no tiene comisión de apertura y, en caso de amortización anticipada, te cobrará el máximo que permite la normativa actual. Eso significa que, cuando se firme esta hipoteca, el cliente tendrá que pactar con el banco cuál de estas opciones se aplicaría en su caso:

  • Una comisión del 0,25% durante los tres primeros años (y luego nada).
  • Una comisión del 0,15% durante los cinco primeros años (y luego nada)

Las hipotecas mixtas más baratas

La hipoteca mixta más barata que puedes contratar a día de hoy es la Hipoteca Mixta de Banco Sabadell a 30 años, que te cobra un interés fijo del 2,10% TIN durante los tres primeros años y, después, un tipo variable de euribor+0,70%. Para ello, eso sí, deberás conseguir la máxima bonificación que ofrece Banco Sabadell contratando varios productos o servicios, o cumpliendo con distintos requisitos:

  • Domiciliar la nómina
  • Contratar un seguro de hogar
  • Contratar un seguro de vida

En lo que respecta a sus comisiones, la hipoteca mixta de Banco Sabadell no te cobrará nada por la apertura, pero sí por la amortización anticipada (que se aplica si devuelves tu hipoteca, o parte de ella, antes del tiempo pactado):

  • Tramo fijo: un 2% durante los 10 primeros años y un 1,5% a partir del undécimo.
  • Tramo variable: tendrás que elegir entre un 0,15% durante los cinco primeros años de vida de la hipoteca (y nada a partir del sexto) o un 0,25% durante los tres primeros años de vida (y nada a partir del cuarto).

Qué debes mirar para conseguir hipotecas baratas

El consejo más obvio para conseguir hipotecas baratas es que busques entre las ofertas con el interés más bajo del mercado. Ahora bien, debes tener en cuenta que el coste de un préstamo hipotecario no solo depende de esa variable: las comisiones, los productos que tengas que contratar para conseguir una hipoteca al mejor precio o, incluso, el porcentaje que te permita financiar cada banco también son clave para que tu búsqueda llegue a buen puerto.

  • El interés: como es lógico, es el primer indicador de si estás ante una hipoteca barata o no, ya que este es el precio que te cobrará cada entidad por prestarte dinero. Recuerda que, dependiendo del tipo de hipoteca, el interés puede mantenerse sin cambios (en las fijas), puede revisarse periódicamente en función al euríbor (en las variables) o puede combinar ambas posibilidades.
  • Las comisiones: aunque las hipotecas más baratas son aquellas que no cobran comisiones, es importante que sepas cuáles son los cargos más importantes que podría llegar a cobrarte un banco. El primero es la comisión de apertura, que se puede cobrar al inicio de la operación y que sirve para cubrir los gastos en los que el banco incurre por gestionar tu préstamo. El segundo es la comisión por amortización anticipada, que es la que se puede aplicar por devolver tu deuda (o parte de ella) antes de tiempo. En este caso, tanto en las hipotecas fijas como en las variables y mixtas, está limitada por ley.
  • Los productos/servicios que hay que contratar para conseguir la máxima bonificación: cuando busques una hipoteca barata, ten en cuenta que el banco nunca podrá obligarte a contratar con él otros productos o servicios, como seguros o planes de pensiones. Ahora bien, lo que la mayoría de las entidades sí hacen es aplicarte una rebaja en el interés si decides hacerlo. En ese caso, debes analizar si te compensa el gasto de hacerte con estos productos a cambio de una rebaja en el precio de tu préstamo.
  • El porcentaje máximo que podrás financiar: lo normal es que los bancos solo te presten hasta un 80% del valor de tasación o de compraventa de tu futura casa, aunque en el mercado existen algunas ofertas de hipotecas al 100%. Aunque este tipo de propuestas puedan parecerte tentadoras, recuerda que, cuanto más dinero pidas a tu banco, más intereses tendrás que pagar y, por tanto, más cara te saldrá la operación. Por ello, si buscas hipotecas baratas, también debes saber que, cuanto más tengas ahorrado, más económica te resultará la operación.

Cómo conseguir hipotecas baratas

Para conseguir hipotecas baratas, analizar qué tipo de préstamo te conviene más, ayudarte de profesionales con gran capacidad de negociación y analizar muy bien la letra pequeña de cada oferta son pasos esenciales que te ayudarán para dar con la oferta que más se adapta a tu perfil, al mejor precio.

  • Analiza qué hipoteca te conviene más: para determinar si te conviene más una hipoteca variable, una fija o una mixta es esencial que pienses en cuestiones como el nivel de riesgo que estás dispuesto a asumir, lo que pagarías por contar con una seguridad total, tus expectativas con respecto a la evolución del euríbor o, incluso, si serás capaz de devolver tu deuda (o parte de ella) antes de tiempo.
  • Compara precios y recurre a un bróker para negociar: cotejar las características de todas las ofertas del mercado ayudándote de un simulador de hipotecas te permitirá saber cuáles son las mejores opciones tu perfil. Ahora bien, para intentar conseguir un precio aún más bajo, es interesante que busques la ayuda de un bróker hipotecario, cuyos profesionales te ayudarán a negociar tanto el interés como las condiciones de tu futuro préstamo. A la hora de elegir uno, no te olvides de comprobar que forme parte del registro del Banco de España (que es el encargado de supervisar su actividad) y opta por uno que tenga una amplia oferta y que no cobre comisiones al cliente (sino que se las aplique a los bancos).
  • Examina detenidamente la letra pequeña de cada oferta: no te olvides de analizar cuestiones como las cláusulas, las comisiones o los productos que debes contratar para conseguir la máxima bonificación. Aunque no todos marcarán el precio de tu hipoteca desde el principio, tener claros todos estos puntos te ayudará a evitar disgustos para tu bolsillo en el futuro.
WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud