Vivienda - Inmobiliario

Los retrasos en la construcción no son imposibles de solucionar

  • Tribuna de Ibrahim Imam, cofundador y coCEO de PlanRadar
  • Nueve de cada diez contratistas afirman que sufren frecuentes demoras
  • El 72% de los proyectos de construcción acaba retrasándose

Cuando una empresa de construcción presenta una oferta para un proyecto, no solo ofrece un desglose del precio, sino también una indicación de la rapidez con la que podrá realizar el trabajo. Sin embargo, una vez firmados los contratos, esas promesas chocan con la realidad y los proyectos empiezan a retrasarse.

Según un reciente estudio del Journal of Construction Engineering, nueve de cada diez contratistas afirman que sufren frecuentes demoras en la construcción. El 72% de los proyectos de construcción acaba retrasándose, y los proyectos afectados ven su duración total superada en un 38% de media, lo que aumenta los costes del proyecto en un 24% aproximadamente.

Algunos aplazamientos son inevitables, por supuesto. Pero existe el riesgo de que los profesionales de la construcción empiecen a resignarse a los retrasos y no tomen medidas para garantizar la productividad y la eficiencia en sus obras. De esta forma, el problema puede volverse endémico: como esperamos que se produzcan dilaciones, dejamos de intentar evitarlas.

En un sector en el que los índices de fracaso empresarial son muy elevados, se trata de un problema que requiere una solución urgente. La realidad es que los retrasos en la construcción no son una ley inamovible, y disponemos de las herramientas para prevenir (o al menos minimizar) su impacto en nuestros proyectos y en nuestros clientes. Desde PlanRadar hemos preparado cinco recomendaciones para que las empresas puedan ejecutar a tiempo los proyectos.

1. Establecer expectativas realistas

En muchos casos, las interrupciones en la cadena de suministro han hecho imposible completar los proyectos con la rapidez prevista: algunas empresas han visto cómo los plazos de entrega del acero estructural se han disparado de 12 a 30 semanas o más, por ejemplo. Los aislantes para tejados y otros productos críticos también son difíciles de conseguir, lo que obliga a los trabajadores a permanecer inactivos hasta que se realicen las entregas.

Es preciso asegurarse de que todos los miembros del equipo conocen este tipo de cuellos de botella para poder ofrecer presupuestos que reflejen la realidad del entorno en el que opera y para poder informar rápidamente a los clientes si hay asuntos que escapan al control y que pueden causar retrasos. Todo el mundo sabe que algunos retrasos son inevitables, así que establezca expectativas realistas y sea proactivo a la hora de informar a todo el mundo si surgen problemas.

2. Utilizar al equipo de forma eficaz

Casi el 50% del tiempo se pierde en las obras, y aunque algunos retrasos sean inevitables, ese nivel de improductividad se puede evitar. Las empresas de construcción necesitan sistemas claros para asegurarse que los trabajadores no están parados. Así, si un equipo no puede completar una tarea debido a la escasez de mano de obra o de material, los responsables de obra deberían poder reasignarlos con flexibilidad a otro trabajo, o incluso a otras obras.

Como norma general, cuando los trabajadores están parados suelen ser sus supervisores los que tienen la responsabilidad de reasignarlos. La empresa debe asegurarse de que los jefes de equipo tienen los recursos y conocimientos necesarios para tomar decisiones inteligentes en tiempo real y maximizar la productividad de las personas que dirigen.

3. Adoptar las listas de trabajo y control

Puede que las listas de tareas no parezcan una tecnología transformadora, pero para muchas empresas de construcción significan una verdadera revolución. La clave está en ir más allá de los archivadores y los trozos de papel y adoptar una tecnología digital que permita a las partes presentes en el proyecto acceder a las listas de control y actualizarlas desde tabletas o smartphones.

Una de las ventajas de estas listas digitales es que es menos probable que los trabajadores a pie de obra las pasen por alto y también hacen posible que los supervisores del proyecto tengan plena visibilidad de lo que se está haciendo en cada momento. Con las listas de control adecuadas, se puede dar a los trabajadores la posibilidad de gestionar su propio tiempo, mientras que la compañía se asegura de que la plantilla trabaja de acuerdo al plan establecido.

4. Mejorar la comunicación

A menudo, los retrasos y las solicitudes de reelaboración del proyecto se deben a que las partes implicadas no se comunican adecuadamente. Los directores de proyecto y el personal de la obra deben celebrar reuniones periódicas para hacer un seguimiento de los avances y anticiparse a posibles problemas, y, en este sentido, las herramientas digitales de mensajería pueden ayudar a los equipos a facilitar los procesos a la hora de pedir consejo sin interrumpir su trabajo, a utilizar fotos y vídeos para resaltar consultas o ejemplos concretos, o a acceder a planos y otra información en el momento en que se necesita.

Si se trabaja en varios centros de trabajo, la tecnología digital también puede ayudar a los responsables y a los equipos a mantenerse conectados, impulsando la productividad general y ayudando a garantizar el cumplimiento de los procesos de control de calidad.

5. No olvidar la importancia de los datos

Los lugares de trabajo modernos se rigen cada vez más por el uso de los datos, por lo que es importante asegurarse de que se establecen sistemas para gestionar y controlar la información que fluye a través de los procesos de trabajo. Los datos deben ser un multiplicador de fuerzas, no una fuente de confusión y posibles retrasos.

Es importante asegurarse de que los equipos tienen los datos que necesitan al alcance de la mano, utilizando dispositivos móviles o tabletas para acceder a los planes y a la información necesaria. Para ello, lo ideal es utilizar una única plataforma de gestión online que permita controlar los datos en la oficina central y en todos los lugares de trabajo, manteniendo a los responsables y a los equipos de la obra en la misma página en todo momento.

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
arrow-comments