Vivienda - Inmobiliario

Housesitting, la okupación legal de la que se aprovechan cada vez más personas

  • Una práctica en la que propietario e inquilinos salen ganando
  • Vivió su momento álgido en los JJOO de Londres 2012
Foto: iStock

El hecho de contar con mascotas en casa y no poder viajar con ellos durante las vacaciones empuja a muchos propietarios de viviendas a buscar personas que sean capaces de, además de cuidar animales, responsabilizarse de todos los quehaceres de la casa. Sin duda, un trabajo por el que muchas personas ya están sacando rentabilidad ante la actual crisis económica.

Por tanto, si te gusta la aventura y recorrer el mundo, seguramente el housesitting (cuidadores de casas) sea tu trabajo perfecto. Eso sí, en la mayoría de los acuerdos entre propietario y trabajador no existe retribución económica, pero a cambio el nuevo ocupante se ahorra la luz, Internet, agua, gas, etc. En cambio, si eres un manitas puedes ganarte un dinero, ya que existen tareas más específicas, como reparar el tejado de la vivienda o recoger la cosecha de una casa campestre.

Esta práctica lleva instaurada desde hace bastantes años, pero fueron los Juegos Olímpicos de Londres 2012 los que desataron el boom del housesitting. En aquellos momentos resultaba imposible alojarse en la capital inglesa, por lo que esta opción fue perfecta para centenares de visitantes. Y todos ganaron, tanto inquilinos como propietarios, que ven como éstos cuidan su casa y espantan a los posibles okupas o ladrones.

Para acceder a ello, lo primero que hay que realizar es buscar portales especializados. A partir de ahí, el dueño se pone en contacto con los interesados, a través de Zoom o de alguna aplicación de videoconferencia, y posteriormente eligen al ganador.

"Me ahorro 1.500 dólares al mes"

Hannah y Joseph Ryan son una pareja estadounidense que trabaja como cuidadores de casas. Desde que se casaron en febrero de 2022 se han alojado en una mansión con piscina en Los Ángeles, una finca en San Diego con su propia casa de la piscina, y una huerta y una casa en el lago en Las Vegas. "No estamos pagando el alquiler, la electricidad o el WiFi, por lo que ambos estamos ahorrando 1.500 dólares por mes, que es lo que pagábamos anteriormente por el alquiler de nuestros apartamentos", relató Joseph para Business Insider.

"Si solo te interesa viajar y divertirte, probablemente este trabajo no sea para ti", comentó Hannah. "Debes recordar que no puedes tratarlo como un hotel, es el hogar de alguien". En total, esta pareja se ha alojado en otros diez lugares a lo largo de la Costa Oeste. "Nuestra estancia más corta ha sido una semana, pero preferimos no hacer menos de tres semanas", apuntaron.

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
arrow-comments