Comunidad Valenciana

Alberto de Rosa (Ribera Salud): "Un Gobierno que pide más financiación en Madrid debería evitar el gasto de las reversiones"

  • Entrevista al consejero delegado de la concesionaria Ribera Salud
  • La firma espera "medidas responsables" tras "las conclusiones de Alzira"
Alberto de Rosa. GUILLERMO LUCAS
Valencia

Alberto de Rosa, consejero delegado de Ribera Salud, atiende a elEconomista tras conocer el contenido del nuevo pacto de gobierno en la Comunitat, en el que el tripartito de izquierdas dedica de nuevo un artículo a las futuras reversiones de concesiones sanitarias. En la legislatura que ahora comienza expirará la de Torrevieja, gestionada por su empresa, pero el dirigente espera que, de las conclusiones de la reversión del Hospital de Alzira, que tuvo lugar el pasado mandato, salgan medidas responsables. Entre tanto el grupo se encuentra en plena expansión tras tomar Centene el 90 por ciento de la compañía, que ahora apuesta por "paquetizar su conocimiento" optando a servicios concretos.

El Pacte del Botànic II prevé de nuevo la reversión de concesiones sanitarias, aunque no cita ninguna en concreto

Nosotros lo que valoraremos serán los hechos del Gobierno, al que felicitamos por el resultado electoral y por el pacto alcanzado. Le deseamos toda la suerte por el bien de los valencianos. En lo que nos fijaremos será en los hechos que se produzcan a partir de ahora. La legislatura pasada tuvimos una etapa muy muy complicada durante los primeros años, pero la etapa de la consellera Ana Barceló ha sido una etapa de diálogo.

¿No lo ven una advertencia en línea con lo ocurrido en Alzira? ¿Qué expectativas tienen para el resto de sus concesiones sanitarias?

Nosotros estamos en tres concesiones: Elche, Torrevieja y Dénia. La primera que finaliza es Torrevieja, en 2021; luego Dénia, en 2024; y después Elche en 2025. Finalizan los 15 años pactados, pero puede haber cinco años más de prórroga. Esta es la situación actual. Además, acabamos de comenzar con un nuevo contrato para la diálisis en San Juan que es algo con lo que estamos muy ilusionados porque es un contrato que conseguimos en la legislatura pasada para dar servicio a los ciudadanos de Alicante. Pero volviendo a lo que comentabas, hay un hecho diferencial esta legislatura que no se daba la pasada, que es la referencia del fracaso de la reversión de Alzira.

¿Y cree que ese balance les puede hacer cambiar de opinión? El propio 'Consell' ha reconocido en varias ocasiones que la decisión fue política...

Yo creo que está muy claro si se atiende a los datos públicos del último año. La reversión ha sido un fracaso, un fracaso en cuanto a nivel de servicio a los ciudadanos, con más listas de espera, teniendo que derivar a la sanidad privada miles y miles de pruebas de radiología -cosa que no había ocurrido en los 20 años anteriores- porque las listas de espera se han extendido de un modo absolutamente increíble. A mí, que he sido gerente en Alzira, me sorprende la catástrofe en cuanto a los datos asistenciales. En cuanto al coste económico, pues hay 700 empleados más en la concesión para dar menos servicios, para que haya más demoras. En cuanto a las compras, se está comprando un 70 por ciento más caro de lo que lo que se compraba antes. En cuanto al absentismo, se ha duplicado en un año, del 2,7 por ciento que teníamos nosotros al 5,4 por ciento. En consecuencia, yo estoy convencido de que un Gobierno responsable, como seguro que lo es el de Ximo Puig, sacará conclusiones sobre el fracaso de la reversión de Alzira y tomará medidas responsables en el resto de concesiones, porque un Gobierno autonómico que pide más financiación en Madrid debería hacer un uso racional de esta financiación y evitar reversiones que suponen más gasto y un peor servicio.

Sobre Carmen Montón: "He trabajado con con once 'consellers' y tengo el móvil de diez. Creo que no hace falta decir cuál es el que me falta"

¿Quiere decir que es todo una pose, que a la hora de la verdad no van a acometer nuevas reversiones de concesiones sanitarias?

Eso es una decisión del Gobierno, una decisión democrática que nosotros siempre vamos a respetar, por supuesto. Nosotros ahora lo que vamos a hacer es pedirle una cita a la reelegida consellera Ana Barceló, que estoy seguro de que se celebrará en un breve espacio de tiempo, no como en la anterior legislatura, cuando tardaron ocho meses en recibirnos. Por supuesto estaremos encantados de colaborar en todo lo que el Gobierno quiera que colaboremos. Nuestra mano está tendida para trabajar en beneficio de los ciudadanos, que es a lo que nos debemos.

Diferencia entre Montón y Barceló, pero ambas fueron 'conselleras' del mismo Gobierno socialista que les retiró la concesión de La Ribera

En la etapa de la consellera Montón no solamente hubo fricciones con Ribera Salud. Se puede recordar lo que ocurrió con la Fundación IVO o con muchas otras instituciones con las que había una falta de diálogo, y lo mínimo que se le puede pedir a un responsable político es que tenga capacidad de diálogo. En nuestro caso, que somos el principal concesionario del Gobierno valenciano y que tenemos como objetivo común dar el mejor servicio a los ciudadanos, pues lo más normal habría sido que hubiera habido diálogo, saber lo que pretendía la otra parte. En fin, que hubiera habido confianza, comunicación. Y la verdad es que en la etapa de la consellera Barceló, y yo se lo agradezco, desde el principio esa comunicación ha existido. Ha sido una comunicación fluida y la verdad es que no tenemos ninguna queja, más allá de posicionamientos ideológicos o políticos. Yo he trabajado con once consellers de Sanidad y tengo el móvil de diez, creo que no hace falta decir cuál es el que me falta. El diálogo ha de estar siempre por encima de la ideología. Y además, hay que subrayar que este modelo de gestión sanitaria nace con gobiernos socialdemócratas de Escandinavia que llevaban muchos años gobernando y se dieron cuenta de que la gestión pública de la sanidad tenía problemas y que la colaboración privada les podía ayudar mucho.

Alberto de Rosa. GUILLERMO LUCAS

¿Qué opinión tiene del presidente Puig? ¿Son las concesiones una laguna en su discurso de proximidad con el empresariado valenciano?

Yo tuve la ocasión de estar reunido con el presidente pocos días antes de la reversión. Nos pidió la máxima colaboración en un proceso que era complicado, y nosotros recordamos con satisfacción que pocos días antes nos llamara. Yo creo que es una persona de diálogo, una persona abierta.

¿Cuál es la situación en Torrevieja, la próxima concesión que expira?

El informe sobre Torrevieja de la Sindicatura de Cuentas es muy claro y muy contundente. Dice que es el hospital más eficiente de la Comunitat Valenciana, que está ahorrando a los ciudadanos 45 millones de euros al año -un 30 por ciento del presupuesto-, que la lista de espera es de 38 días frente a los 120 días de lista de espera de media, que la esperanza de vida y la longevidad es superior en todos los indicadores de calidad a la media de la Comunitat, que la satisfacción del ciudadano es muy grande, que la inversión media por ciudadano es del doble que la media, etc. Todos los indicadores de calidad, satisfacción y económicos dicen que este hospital es el más eficiente de la Comunitat, y no lo digo yo, lo dice la Sindicatura, a la que le encarga el estudio la propia Generalitat. Yo creo que hay que valorar todo el trabajo que se está haciendo por parte de profesionales magníficos en Torrevieja. Nuestro objetivo siempre ha sido dar el mejor servicio al menor coste para el contribuyente. Pero hemos visto que en Alzira se ha hecho lo contrario.

Sobre Marina Salud: "No tomaremos decisiones en Dénia que vayan en contra de los intereses de la Generalitat Valenciana"

¿Es Marina Salud el verdadero objetivo del 'Consell' pese a expirar más tarde? ¿Ve la compra por parte de la Generalitat una posibilidad real? Ustedes son aquí los socios minoritarios ¿Cuál es su postura?

Nosotros lo que nunca vamos a hacer es tomar decisiones que vayan en contra del Gobierno Valenciano. Teníamos un acuerdo en su momento para adquirir la participación de DKV, que había mostrado su interés en dejar la concesión, pero después la Generalitat mostró su interés en recuperarla. Nosotros siempre lo hemos dicho. Para nosotros es importante saber qué visión y qué política tiene el Gobierno Valenciano. Nuestra posición es que si nuestro socio tiene interés en vender -que yo ya no lo sé- nosotros tenemos interés en comprar, y si el Gobierno quiere entrar, pues nosotros encantados de hablar, pero tenemos que hablar todas las partes.

¿Qué papel juega Manises en este diálogo con la Generalitat? ¿Podría darse una retirada amistosa en Dénia a cambio de lograr Manises?

Nosotros en lo que tenemos interés es en hablar, en términos generales, del futuro de nuestro modelo sanitario en la Comunitat Valenciana, que es un modelo estudiado en Harvard, que nos imitan instituciones en todo el mundo.

Alberto de Rosa. GUILLERMO LUCAS

¿La compra de Torrejón a Sanitas abre una puerta en Manises?

Nosotros estamos abiertos a poder entrar en cualquier proyecto en el que tengamos la oportunidad. Es verdad que Sanitas únicamente planteó la operación de Torrejón, porque aquí tenían algún recurso judicial contra la Generalitat y no se podía plantear aquí ninguna operación. El tiempo dirá. No sé decirte en estos momentos. Aquí nuestra política es crecer, con lo cual, si algún día hay alguna oportunidad, la contemplaremos.

¿Puede haber pagado Ribera Salud, la concesión que expiraba primero, los platos rotos de un mayor conflicto en Marina Salud?

Yo no quiero ni pensar que eso pudiera ser una opción, porque sería muy triste. Estamos hablando de salud. En la primera legislatura 'finalizaba' la concesión de La Ribera y había que tomar una decisión. Pero esta legislatura es diferente, el Gobierno Valenciano tiene los datos de lo que ha ocurrido con una reversión, que ha sido un rotundo fracaso. Ahora, además de los informes de la Sindicatura de Cuentas, pueden valorar los datos reales de un hospital que era ejemplar y que ahora, poco a poco, está dejando de serlo.

"Con Centene al 90% en el accionariado Ribera Salud va a ser su plataforma de crecimiento. Tenemos que diversificar, paquetizar el conocimiento generado"

Con la compra de Centene a Sabadell el 90% de Ribera Salud queda en manos de un operador sanitario ¿Qué impacto va a tener esto?

Para nosotros es una gran noticia por tres motivos. Primero, porque demuestra el compromiso de Centene con la sanidad española y con España. En segundo lugar, porque supone la permanencia de Banco Sabadell con un 10 por ciento, que quiere decir que Centene está muy satisfecha con esta alianza y quiere seguir teniendo un socio local porque cree que la sanidad es algo muy local. Y en tercer lugar porque tener un gran accionista industrial, una compañía de seguros norteamericana especializada en trabajar para los gobiernos de los estados de EEUU, nos va a permitir avanzar en lo que es nuestra vocación y nuestra ilusión, que es crecer con las oportunidades que encontremos en España y a nivel internacional de un modo muy importante. Vamos a ser su plataforma de crecimiento.

¿Hay alguna línea o inversión concreta que puedan avanzar?

Ribera Salud tiene un modelo de gestión completa, un modelo de servicio integrado de salud, pero también es verdad que tenemos que ampliar nuestro foco de diversificación. Haber ganado un concurso de diálisis con Nefrosol Salud, por ejemplo, es una muestra de ello. Si sabemos hacer la gestión global y tenemos experiencia en el servicio completo también podemos gestionar una parte por separado. Tenemos que lograr paquetizar el conocimiento que ha generado Ribera Salud en estos últimos 20 años.

Alberto de Rosa. GUILLERMO LUCAS

¿La creación de Futurs va en esa misma línea?

Efectivamente, porque creemos que todos los sistemas de información y modelos predictivos que nos ayudan a hacer una medicina personalizada son herramientas muy potentes para la sanidad del futuro que se pueden implantar en diversos entornos públicos y privados. La sanidad ya no es solo una asistencia de máxima calidad, también importa la pata tecnológica, el trabajo que realizan ingenieros informáticos, matemáticos, científicos de datos, arquitectos de cloud, hacker éticos, etc., son cuestiones que van a ser determinantes en la sanidad del futuro.

¿Crearán más empresas especializadas en servicios concretos?

Nosotros queremos crecer, y no somos simplemente gestores de hospitales, somos una compañía que quiere aportar soluciones concretas a las necesidades que pueda tener cualquier gobierno. Por lo tanto, nuestra intención es paquetizar soluciones y poder dar respuesta desde a las necesidades más concretas hasta las globales. Nefrosol Salud, como Futurs, es otro ejemplo en la misma línea. Si juntamos todos los pacientes de diálisis que tenemos en nuestros hospitales somos una empresa importante en este segmento, de modo que hemos decidido ahondar también es este apartado con una firma específica.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0