Comunidad Valenciana

Logifruit cierra 2018 con 123 millones de euros en ventas

Logifruit, la compañía especializada en el alquiler, limpieza e higienización de envases reutilizables, cerró 2018 con unas ventas de 123 millones de euros, un 9 por ciento más que el pasado año, gracias a un modelo de crecimiento innovador, sostenible y compartido con todos los componentes de la mercantil, según ha informado en un comunicado.

La compañía realizó el pasado año un 6% más de movimientos de envases y, dentro de su estrategia, consiguió el "máximo valor y uso de todos los envases de los que dispone, con el fin de obtener un equilibrio perfecto entre la eficiencia económica, la social y la medioambiental".

La mercantil, con sede en Valencia, cuenta con cerca de 1.000 clientes repartidos por todas las provincias de España y en 10 países. En colaboración con Mercadona, realizó inversiones en 2018 por valor de 50 millones de euros, un 19% más que el año anterior, muchas de ellas realizadas en "estrecha colaboración" con los proveedores y clientes.

Esas inversiones se centraron en la compra de maquinaria para las 13 plataformas que posee Logifruit distribuidas por toda España, principalmente para la automatización de los procesos, lo que permitió la reducción del esfuerzo físico de los trabajadores.

El grueso de las inversiones de 2018 --36 millones de euros-- fueron a parar a nuevos envases plegables que sustituyen a los rígidos con el objetivo de conseguir un "equilibrio perfecto entre la eficiencia económica, la social y la medioambiental".

Además, el nuevo parque de envases plegables de Logifruit permitió ser mucho "más respetuoso" con el medio ambiente durante 2018 al ahorrar en el transporte la emisión de cientos de toneladas de CO2 a la atmósfera.

La empresa valenciana, que continúa con el proceso de automatización de todos los procesos de lavado e higienización de los envases, siguió generando empleo en 2018, con la incorporación de 165 personas a la plantilla, que ya suma 1.160 trabajadores distribuidos en las diferentes plataformas y oficinas centrales en Valencia.

En diciembre del pasado año, Logifruit aprobó un nuevo convenio colectivo para sus trabajadores con una subida salarial vinculada a la productividad. También se aprobó el segundo plan de Igualdad de la empresa, lo que garantiza el principio de "mismo trato y oportunidades". Invirtió casi 300.000 euros en preparación de los empleados y más de 11.000 horas de formación externa e interna.

El CEO de la compañía, Pedro Ballester, ha manifestado que el desarrollo de la empresa en 2018 "confirma la sostenibilidad en el tiempo del proyecto Logifruit gracias a la consolidación de un modelo que satisface con la misma intensidad a los cinco componentes de la empresa".

"Estamos generando un crecimiento innovador, sostenido y compartido de una empresa diferente que sigue creciendo cada año y que aporta riqueza y respeto a nivel social, económico y medioambiental", ha afirmado.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.