Comunidad Valenciana

La guerra en la Conselleria de Medio Ambiente lleva al cese de Julià Álvaro

La conflictiva 'convivencia' entre la consellera de Agricultura, Medio Ambiente y Cambio Climático, Elena Cebrián, y su número 2, Julià Álvaro, ha culminado con el cese del secretario autonómico, aprobada por el Pleno del Consell a propuesta de Cebrián.

Álvaro, líder de Verds-Equo en la Comunitat Valenciana y coportavoz de Compromís, estaba llamado, inicialmente, a ser el conseller de Medio Ambiente, y ha protagonizado algunas de las decisiones y medidas más polémicas de la actual legislatura -entre ellas, la paralización de la inversión de Puerto Mediterráneo en Paterna, el freno a otras inversiones empresariales o la imposición del sistema de depósito, devolución y retorno (SDDR) de envases-.

La difícil relación con la Cebrián se agravó desde enero, cuando trascendió que la consellera planeaba el ceso de dos altos cargos vinculados a Álvaro, la directora general de Prevención de Incendios Forestales, Délia Álvarez, y el director general de Cambio Climático y Calidad Ambiental, Joan Piquer.

La vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, atribuyó la salida de Álvaro a que "se cubren etapas" y descartó que se deba a una "pérdida de confianza". Además, negó pueda generar cualquier tipo de brecha en el seno del bipartito. Sobre la posibilidad de otros cambios entre los altos cargos de la conselleria, afirmó que "no está previsto ningún cese". En cuanto a los asesores, indicó que es un asunto interno de cada departamento.

En un escueto comunicado, el Consell "expresa su agradecimiento a Julià Álvaro Prat por los servicios prestados al frente de la secretaría autonómica de Medio Ambiente y Cambio Climático, a la que accedió el día 6 de julio de 2015. Asimismo, reconoce el compromiso e implicación personal en el proyecto desde el primer momento, en un arranque difícil por el abandono previo de las políticas medioambientales y las dificultades de recomposición y reestructuración de la conselleria".

Oltra negó que la salida de Álvaro suponga la renuncia definitiva del Consell al sistema de depósito, devolución y retorno (SDDR) de envases, que abrió una gran brecha entre la Conselleria de Medio Ambiente y todos los sectores empresariales afectados, que obligó a intervenir al propio presidente, Ximo Puig, para imponer la apertura de un diálogo para buscar un modelo consensuado, aún por definir. La vicepresidenta indicó que el SDDR no se ha descartado. "Es una parte de la gestión de residuos, y no la más grande, pero, como tal, estará presente", afirmó.

Quesada toma el relevo

La vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, anunció que Francisco Quesada, profesor, activista medioambiental y concejal de Compromís en Ontinyent (Valencia) -en el área de Sostenibilidad-, será el sustituto de Álvaro. Quesada ha tenido responsabilidades de medio ambiente en la Mancomunidad de Municipios de la Vall d'Albaida y es miembro fundador y presidente de la Colla Ecologista l'Arrel (1991-2011). Fue premio 'Ciudad Sostenible en Educación Ambiental' 2014, concedido por el Ministerio de Medio Ambiente.

El objetivo del cambio es, según Oltra, "dar un nuevo impulso" a las políticas contra el cambio climático, con acciones visibles y tangibles para los valencianos". La vicepresidenta se ha referido, entre otros puntos, a la necesidad de finalizar el Plan Integral de Residuos, el refuerzo de la protección de espacios naturales y el cambio del paradigma de la gestión forestal, además del refuerzo de la función protectora del bosque mediterráneo para evitar incendios.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud