Comunidad Valenciana

Ritmo y delfines para concienciar en las mágicas 'Noches del Oceanogràfic'

Música, danza y natación sincronizada acompañan a los delfines cada noche, hasta el 31 de agosto, en un espectáculo repleto de ritmo y magia que lanza al público un mensaje directo: todos somos responsables de la salud del planeta a través del cuidado y protección de los océanos y de sus habitantes. La representación, creada por el director de escena David Díaz, cuenta con la participación de más de 50 personas, entre el equipo técnico, artístico y entrenadores de delfines, y es la gran protagonista de 'Las Noches del Oceanogràfic', pero no la única. Los visitantes que optan por la entrada nocturna pueden recorrer todas las instalaciones desde las 20 horas hasta la medianoche, disfrutando de la diversidad biológica que reúne el mayor acuario de Europa, que recrea los diversos ecosistemas marinos y ofrece, este año, una gran exposición sobre las medusas. Cada uno de los rincones del recinto está impregnado por el mensaje conservacionista que ha introducido en la gestión el grupo Global Omnium con Avanqua, concesionaria del centro, a través de su Fundación Oceanogràfic, dedicada a la investigación, conservación y divulgación del mundo marino.

David Díaz muestra en Las Noches del Oceanogràfic la historia del papel agresivo y dañino que la humanidad ha tenido sobre los océanos y el mal que ha producido y sigue produciendo y cómo se puede reconducir esta situación, a través de una representación con "una enorme plasticidad y un ritmo trepidante, con un nivel exquisito de la puesta en escena", según destaca el director, un reputado profesional con más de 20 años de experiencia en el mundo del espectáculo y de las creaciones artísticas.

El Oceanogràfic ha querido emplear a grupos valencianos de forma protagonista en el espectáculo que se representa todos los días a las diez y media de la noche. Las nadadoras de natación sincronizada representan a las medusas, los animales más antiguos del planeta, que constituyen el testimonio de cómo está evolucionando la salud de los océanos, ante la acción de los humanos, que simbolizan los miembros del grupo valenciano de danza Let's Grow. La aparición final de los delfines, que juegan e interactúan en armonía con sus cuidadores, con los que componen figuras caleidoscópicas, muestra la posibilidad de una convivencia feliz entre especies, y protagonizan un apoteósico final, junto a las nadadoras (medusas) y los bailarines.

Con más de 15 millones de visitantes desde su apertura, el Oceanogràfic de València es el elemento principal de la Ciutat de las Arts i les Ciències y el centro más visitado de la Comunitat Valenciana. Su objetivo es contribuir al conocimiento y la conservación del medio ambiente marino. En esta línea, ha creado la Fundación Oceanogràfic de València, con la que se amplía la misión del acuario, complementándola con el desarrollo de iniciativas de responsabilidad social y ambiental.

La apuesta por el talento valenciano tiene tres protagonistas: el grupo de nadadoras de natación sincronizada coordinadas por Sara herrero, el grupo Let´s Grow de hip-hop y la cantante Nita.

Nadadoras con cien medallas

Las deportistas de natación sincronizada pertenecen a cuatro clubes de la Comunitat Valenciana, el Atlantis Burjassot, el Sincro Godella, el Azahar Sincro y el Waterpolo Morvedre Sincronizada. El grupo lo forman 11 deportistas, de 16 a 31 años, todas ellas competidoras a nivel nacional y que acumulan más de 100 medallas en campeonatos autonómicos. Han sido seleccionadas por Sara Herrero, la coordinadora del equipo, quien destaca que "todas ellas han formado parte del crecimiento de esta disciplina en nuestra Comunitat, con muy buenos resultados en un deporte en el que España es una referencia internacional".

Las Noches del Oceanogràfic ha sido su oportunidad para demostrar que este deporte es espectacular, y cada noche estas jóvenes deportistas lo demuestran realizando dos rutinas muy dinámicas y de gran calidad, que enganchan al público hasta el aplauso final.

"Un proyecto diferente"

La elegante aparición de Nita y su voz sorprenden y enternecen las gradas del delfinario. Nita tiene una larga experiencia que arranca a los 18 años de edad y ha pasado por hitos profesionales como su primer disco Collage, su integración en el grupo Video de los años 80, con el disco titulado 'Ideo 2011'. En 2015, formó parte del elenco del musical 'Azotéame', de Wito Cervera, dirigido por los hermanos José y Nacho Mañó. Nita trabaja como cantante de estudio para varios productores valencianos y actualmente compagina sus estudios de contrabajo con su grupo de funky Sool con las clases de canto que imparte.

Nita afirma que "Las Noches del Oceanogràfic es un proyecto diferente, en el que disfruto de un espectáculo muy variado en un entorno mágico que nadie se puede perder".

Danza comprometida

El contrapunto a las medusas, representadas por las nadadoras de natación sincronizada, es la acción invasora del hombre, encarnada por los bailarines del grupo valenciano Let's Grow, una asociación sin ánimo de lucro que nació en 2016 con la intención de promover los valores fundacionales del hip-hop, que son paz, unidad, amor y felicidad, y, también, con la de dar apoyo a los artistas que, siguiendo esos valores, buscaban dar a conocer su trabajo. La asociación es un punto de unión para todos los artistas de ese tipo de baile.

"Para nosotros ha sido muy satisfactoria la oportunidad de poder colaborar con el Oceanogràfic y haber aprendido la importancia de los océanos y el espíritu conservacionista del centro, además de conocer a otros artistas que están a favor de promover una actitud de colaboración y empatía con nuestro medio ambiente. Let's Grow está fascinado de que nuestro baile y actitud hip-hop pueda inspirar a otras nuevas generaciones a cuidar lo que es de todos y vivir en armonía en comunidad con todos los seres vivos de nuestro entorno", destaca su portavoz, Astek.

Larga trayectoria

El director de escena de 'Las Noches del Oceanogràfic', David Díaz, ha trabajado en parques temáticos de España como Isla Mágica Port Aventura, Parque Warner o Terra Mítica. Su carrera profesional le ha llevado a Estados Unidos, Orlando, a los parques Universal Pictures, Epcot Center y Adventure Island. En otras disciplinas, ha dirigido y puesto en escena ballets clásicos, colaborando con la China Performing Arts Agency y con el gran ballet de Shangai, así como festivales como Perelada y también en la Ópera de Sophia, ballet del Palacio de Invierno de San Petersburgo y algunas pequeñas colaboraciones con el Bolshoi. Toda esta trayectoria le ha llevado a colaborar con profesionales tan influyentes en el sector del espectáculo como Craig McCracken, de Hannah Barbera, o Cliff Warner.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin