Comunidad Valenciana

José Luis Olivas y Vicente Cotino se sientan en el banquillo el martes por fraude fiscal

El expresidente de Bancaja y de la Generalitat Valenciana, José Luis Olivas, y el empresario Vicente Cotino, se sientan, el martes, en el banquillo del Juzgado de lo Penal 6 de Valencia, acusados de delitos contra la Hacienda Pública y de falsedad documental. El fiscal pide para ellos tres años de prisión y una multa de 202.700 euros.

Los hechos que se juzgan se remontan a 2008, cuando Cotino -sobrino del expresidente de las Cortes Valencianas, exconseller y exdirector general de la Policía Nacional, Juan Cotino- pagó 580.000 euros al despacho Imarol, propiedad del entonces presidente de Bancaja y de su esposa -que también será juzgada-, por un trabajo de asesoramiento que la fiscalía considera que no se realizó.

A requerimiento de Hacienda, Olivas aportó un informe de tres páginas firmado por su mujer, "quien firmó por indicación de aquel", según la acusación, que no se consideró acreditativo. El fiscal apuntó, en su escrito, que se desconoce la "finalidad real" del pago.

El ingreso se justificó con una factura en la que indicaba, como concepto, "gestión y asesoramiento en la venta por Sedesa Inversiones SL a Endesa de su 25 por ciento en Proyectos Eólicos Valencianos", y se incluyó en la declaración de la matriz de Sedesa, que se la desgravó.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin