Comunidad Valenciana

La Comunidad Valenciana necesita 2.464 millones para alcanzar la media de gasto per cápita autonómico

La Comisión de Expertos en Financiación Autonómica pactada por los grupos políticos de las Corts Valencianes certifica en un informe que la Comunitat Valenciana está lejos de la media de gasto por habitante del conjunto e las comunidades autónomas, una realidad muy diferente a la expuesta por el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas el pasado jueves, en la comparecencia del ministro Cristóbal Montoro en la que dio a conocer las cifras de déficit de 2015. El documento apunta que, para alcanzar la media de gasto per cápita de las autonomías y cumplir con el déficit del 0,3% impuesto por el ministerio, la Comunitat tendría que recibir 2.464 millones adicionales. Una cifra que da la dimensión del problema de la hacienda valenciana.

Este documento forma parte de la documentación aportada al recurso de inconstitucionalidad presentado por el Consell contra los Presupuestos Generales del Estado para este ejercicio -por considerar que la asignación prevista para la Generalitat no garantiza los principios constitucionales de igualdad y cobertura de los servicios básicos-. El conseller de Hacienda y Modelo Económico, Vicent Soler, lamentó la "patética manipulación de la realidad" que realizó el ministro al responsabilidad a las autonomías y, en concreto, a la valenciana, de los datos de déficit.

"La Comunitat Valenciana gasta menos que la media; estamos ante un problema que no es de gastos, sino de ingresos", subrayó Soler. Y añadió: "No entendemos la posición del señor Montoro respecto de los gastos de la Generalitat porque, si bien hemos reivindicado 1.325 millones para mantener el gasto del año pasado, los expertos nos han dicho, de forma muy clara, que necesitaríamos hasta 2.464 millones, mucho más, para acercarnos a la media de gasto del resto de comunidades autónomas. Por tanto, estamos cubiertos con toda la legitimidad para reivindicar, no solo 1.325 millones, sino mucho más".

Soler insistió en que, si en 2015 la Comunitat se pasó el déficit autorizado, "fue, básicamente, por la gestión del PP, que hasta junio había ya duplicado el límite de déficit autorizado, amén de los 700 millones en pufos que ha habido que aflorar y otras decisiones heredadas".

316 euros menos per cápita

El informe, que no había trascendido hasta ahora, está firmado por el catedrático de Análisis Económico y director de investigación del Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (IVIE), Francisco Pérez; por el analista financiero y jefe de riesgos de Caixa Ontinyent, Rafael Beneyto; por el economista y gerente de la Universidad Politécnica de Valencia, José Antonio Pérez; por el catedrático de Economía Aplicada, José Ismael Fernández, y por el economista y técnico de investigación del IVIE Vicent Cucarella. Éste es el primer informe que rubrican los miembros de la Comisión de Expertos, tras el histórico presentado en septiembre de 2013, en el que revelaron que, ya entonces, la Comunitat Valenciana había perdido entre 2002 y 2012 un total de 13.500 millones por el sistema de financiación autonómico, al no gozar de los mismo recursos por habitante que la media de las comunidades.

El estudio detalla que, con los presupuestos autonómicos de 2016, la Comunitat incurrirá en un gasto per cápita de 2.589,70 euros, lo que la sitúa a 316,3 euros por debajo de la media del conjunto de las autonomías (2.906 euros). Sin embargo, "para evitar que las prestaciones en sanidad, educación y servicios sociales esenciales se alejen en la Comunitat Valenciana del promedio de comunidades autónomas", la Generalitat destina a estos servicios básicos 2.243 euros, tan solo 9 euros por debajo de la media (2.252 euros).

Ello, a costa del resto de políticas, que incluyen la dinamización de la economía, el empleo, la cultura o las infraestructuras, donde gasta 347 euros por habitante, a 307 de la media (654,39 euros). El resultado de esa diferencia de 316 euros es que la Comunitat Valenciana "necesitaría gastar en total 1.139 millones adicionales para alcanzar el gasto promedio por habitante de las comunidades previsto para 2016".

"Pero, si lo hiciera -prosigue el documento-, necesitaría disponer de unos ingresos adicionales totales de 2.768,3 millones de euros en 2016, para equilibrar su presupuesto de gastos", incluyendo los procedentes de la deuda autorizada por el ministerio para este ejercicio, equivalente al límite de déficit fijado en el 0,3 % del PIB (303,4 millones). El motivo es que los presupuestos de 2016 ya incorporan la reivindicación de una mejora en la financiación autonómica, de 1.325 millones.

Esta cifra, más los 1.139 millones de gasto inferior a la media, lleva a los citados 2.464 millones de ingresos financieros adicionales que debería recibir si gastara como la media, para poder cumplir con el déficit. Así se certifica que la Comunitat gasta menos y también recibe menos recursos que el resto.

1.325 millones "imprescindibles"

El informe subraya que, lejos de la imagen ofrecida por el ministerio, el Consell está en una situación de "mínimos en el gasto", sometiendo al resto de políticas diferentes a los servicios públicos fundamentales "a un nivel de insuficiencia incompatible con el principio de suficiencia previsto en la normativa constitucional".

Añade que, ante esta situación, la Generalitat "se ha visto obligada a considerar entre sus ingresos previstos para este año 1.325 millones de euros de transferencias singulares del Estado, que, como se ha demostrado, no sólo son imprescindibles para la garantía de los servicios públicos fundamentales en la Comunitat Valenciana sino que son todavía completamente insuficientes para dotar de suficiencia de financiación al resto del ejercicio de las competencias estatutarias que le son propias".

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin