Comunidad Valenciana

La UE autoriza a la Generalitat a elaborar un nuevo pliego de condiciones de venta de Ciudad de la Luz

El presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, y la Comisaria Europea de Competencia, Margrethe Vestager, han pactado, en Bruselas, elaborar un nuevo pliego para la Ciudad de la Luz. Puig ha mostrado su satisfacción por regresar con una nueva solución para el complejo audiovisual alicantino. "Se va a elaborar un nuevo pliego que cumpla con la legislación europea con condiciones que mejoren la subasta, con el menor coste posible para los ciudadanos y con el mejor aprovechamiento de estas instalaciones", ha afirmado.

La Ciudad de la Luz está paralizada desde 2012 por una decisión de la Comisión Europea y avalada por dos sentencias del Tribunal Europeo y se vio abocada a la subasta ante la imposibilidad de devolver los 265 millones de ayudas de la administración que el organismo comunitario consideró ilegales. "Somos conscientes de que tenemos que cumplir con la sentencia pero lo queremos hacer de la mejor manera posible para los ciudadanos", ha declarado Puig.

La Generalitat Valenciana presentó, a mediados de septiembre, a la Comisión Europea una propuesta alternativa para evitar la subasta de Ciudad de la Luz, que no ha sido aceptada. El Gobierno valenciano planteaba una dación en pago del complejo, para destinar las instalaciones a fines no comerciales (como, por ejemplo, usos administrativos o educativos).

El objetivo era evitar la subasta de los estudios por un importe que podría acabar siendo "testimonial". La Generalitat aportó documentación con argumentación jurídica sobre la dación en pago que realizaría Ciudad de la Luz -cuya sociedad se liquidaría- a la Generalitat, que se convertiría de este modo en propietaria directa y se consideraría recuperada la inversión.

La primera subasta, desierta

El complejo alicantino, que ha acogido el rodaje de grandes superproducciones cinematográficas, salió a subasta el pasado mes de mayo, con una deuda acumulada de más de 200 millones de euros. Los pliegos establecían que los estudios se adjudicarían a la oferta económica más ventajosa, presentada por el conjunto o por cada uno de los seis lotes en que se había dividido. Para que la oferta fuera válida en la primera subasta, se debía ofrecer un mínimo de 94,4 millones de euros por todo el complejo, o la parte proporcional del valor contable de cada uno de los lotes en que se ha divido la Ciudad de la Luz para su venta.

El 27 de julio, se declaró desierta la primera subasta, después de que se abriese, delante de un notario, el único sobre, presentado por el empresario francés Bruno Granja. La propuesta no cumplía con los requisitos mínimos recogidos en el pliego de condiciones, ya que únicamente incluía una carta de intenciones y una solicitud de reunión con el presidente de la Generalitat, Ximo Puig.

En los pliegos de licitación quedó excluido de la venta el Centro de Estudios Ciudad de la Luz, el edificio de restauración, el de oficinas y los aparcamientos subterráneo y en superficie. Los lotes en venta son: los platós 1 y 2; los platós 3 y 4 y el edificio de producción AP2; los platós 5 y 6 y el edificio de producción; los talleres y almacenes; el backlot 1, y el plató de agua y el backlot 2.

Desde que se anunció su venta, se ha hablado de varios inversores interesados en la adquisición de los estudios, desde la encabezada por el cineasta Francis Ford Coppola hasta la que habrían planteado un grupo de empresarios chinos con intereses inmobiliarios o varios productores españoles. Sin embargo, los importes que se han barajado hasta el momento están muy por debajo tanto de los niveles de endeudamiento como del valor contable atribuido a las instalaciones.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin