Comunidad Valenciana

Valencia suma proyectos y se convierte en un centro de referencia para los emprendedores

En la comunidad operan actualmente 21 aceleradoras e incubadoras de apoya a proyectos emprendedores. | EE

Valencia se ha consolidado, en sólo tres años, como el tercer ecosistema de emprendimiento y startups de España, situándose a la cabeza en ritmos de crecimiento, en volumen de proyectos, en creación de empresas y en interés inversor. Este dinamismo queda patente si analizamos la evolución en el primer trimestre del año: al cierre de marzo, había 315 startups, un 29% más que a finales de 2014; 23 inversores -que engloban tanto fondos, como business angels y algunos grupos de coinversión-, un 44% más; y 21 aceleradoras e incubadoras, un 10% más, según un estudio de la comunidad Startupxplore. Siga aquí toda la información en la nueva edición de la revista digital de la Comunitat Valenciana.

Los expertos coinciden en que han confluido una serie de factores que respaldan este desarrollo: la formación, el impulso y el respaldo que las universidades, centros de formación y parques e institutos tecnológicos han dado a los proyectos de jóvenes talentos; la compleja situación en el mercado laboral de la región, con altas tasas de paro que han llevado a buscar salidas profesionales en el autoempleo; las condiciones de vida, con costes medios inferiores a los de los otros dos grandes núcleos del emprendimiento en España (Madrid y Barcelona); las buenas conexiones de transporte, y el respaldo de iniciativas privadas e inversores.

Entre estos últimos, destaca la apuesta de Juan Roig, presidente de Mercadona, que apoya, a título privado, iniciativas que cubren todo el espectro del emprendimiento -desde la formación, con la escuela de negocios Edem, hasta la aceleración de proyectos, con Lanzadera, y su financiación, con Angels Capital-, y de la aceleradora de Silicon Valley Plug and Play, que ha respaldado la creación de grandes empresas como Google, PayPal o Dropbox, y en 2012 eligió Valencia para instalarse en España.Tres de las 50 empresas invertidas por Plug and Play Spain, Touristeye, Quolaw y Ducksboard, han sido ya adquiridas, en España y EEUU.

Las aceleradoras destacan, también, la creciente interacción y comunicación entre los emprendedores y el tejido empresarial tradicional de la región. Javier Megías, consejero delegado de Startupxplore subraya que "cada vez son más las compañías que plantean sus necesidades y buscan talentos que las solucionen, y los empresarios y directivos que se implican en proyectos de emprendedores, aportando no sólo fondos, sino también know-how, contactos y experiencia. Es lo que llamamos capital inteligente".

Selección y diversificación

Uno de los principales retos es "aflorar y consolidar una masa de inversores que apueste por proyectos en sus fases iniciales y en sectores diferentes a las nuevas tecnologías e Internet", dice Jaime Esteban, director general de Angels Capital.

La proliferación de proyectos emprendedores de mayor calidad y la baja rentabilidad en inversiones tradicionales y productos financieros están provocando un importante crecimiento del interés inversor. Sin embargo, son inversiones de alto riesgo, por lo que es clave la selección y la diversificación.

Las estadísticas generales apuntan a que, de cada diez proyectos, tres o cuatro fracasarán, otros tres o cuatro funcionarán, pero con rentabilidad moderada, y sólo uno o dos logrará altos retornos, de varias veces la inversión. "Lo ideal es que una buena cartera tenga entre ocho y diez participadas", apunta Tomás Guillén, presidente de la asociación de inversores Big Ban, con sede en Valencia y que reúne a más de 140 socios, entre business angels, family office, fondos de capital riesgo, clubes de inversión y redes de España.

En el primer trimestre de este año, se invirtieron en toda España más de 109 millones de euros sólo en startups, en un total de 48 rondas, lo que supone un 152% más de inversión que en el mismo período de 2014. "Se mueve mucho más dinero en operaciones que no se hacen públicas", asegura Guillén.

En la Comunidad Valenciana, incubadoras, aceleradoras y grandes inversores están trabajando en el desarrollo de fórmulas que permitan el acceso a estos proyectos por parte de pequeños inversores interesados, a través de vehículos de coinversión, fundamentalmente fondos especializados y operaciones sindicadas.

En ellos, la estrategia está dirigida por inversores con conocimiento y experiencia en estos ámbitos, lo que mejora la selección de proyectos y reduce el nivel de riesgo asumido, y, al sumar capital, hace posible afrontar operaciones de mayor tamaño.

Angels Capital se ha transformado de sociedad de capital riesgo a SL, lo que flexibiliza sus criterios de inversión, y ha ampliado capital en 20 millones de euros, hasta los 44,5 millones, con los que dará apoyo a proyectos de Lanzadera y otras iniciativas, así como a la construcción del centro de emprendimiento y formación de la Marina Real.

Los inversores piden al Gobierno mejor tratamiento fiscal para incentivar este tipo de inversiones y poder así avanzar hacia el tan reclamado cambio del modelo productivo.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud