Comunidad Valenciana

El grupo de Aguas de Valencia y el acuario de Vancouver, virtual ganador del concurso del Oceanogràfic

Acuario del Oceanogràfic de Valencia. Foto: Guillermo Lucas

Avanqua, la oferta formada por el grupo Aguas de Valencia, el Acuario de Vancouver (Canadá) y Ket Gestión, es la virtual ganadora del concurso para gestionar el Oceanogràfic y el Ágora de la Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia y apoyo para la dinamización de la Ciudad de las Artes y las Ciencias, tras la apertura de la plica económica realizada este jueves.

Al concurso convocado por la empresa pública Ciudad de las Artes y las Ciencias (Cacsa) para la gestión del complejo durante 15 años, prorrogables por 5 años más, concurrieron también las ofertas de Aspro Parks -junto a Mundosenti2 para la gestión del Ágora-, y el grupo de empresas formado por Rain Forest Valencia, Costa Edutainment, EFS Mantres e Italian Entertainment Network.

Avanqua obtuvo la mejor puntuación en la evaluación de las ofertas técnicas, con 36,54 puntos sobre 40, mientras que la oferta de Rain Forest obtuvo 21,31 y la de Aspro Parks, 12,67 puntos. Esto hizo que esta tercera oferta no fuera tenida en cuenta en la apertura del sobre económico, tal como establecían las condiciones del concurso, que establecían un mínimo de 20 puntos.

En la parte económica, la oferta de Avanqua superaba también a las otras dos, con un valor total de 67,63 millones de euros y un canon inicial de 4 millones, por 32,61 millones y un canon inicial de 600.000 euros -el mínimo previsto- de la unión Costa-Rain Forest.

La oferta económica supone un 60% en la valoración global mientras que el Plan Director de Calidad, tiene un peso del 40%.

La fuerte apuesta del grupo Avanqua se refleja en ambas propuestas. En la oferta técnica, obtuvo la máxima puntuación en siete de los diez puntos evaluables en el plan director de calidad, mientras que la oferta económica más que duplica a la de su rival.

La Generalitat Valenciana estima en el pliego de condiciones los ingresos mínimos de la gestión de los recintos en unos 66 millones de euros durante los 20 años contemplados en la concesión.

Diez días para la resolución

La puntuación de esta oferta depende de una fórmula matemática, pero las diferencias son suficientes para presumir que la oferta de Avanqua es muy superior. La resolución del concurso se anunciará en un plazo de diez días.

Tras esto, el órgano de contratación requerirá al licitador, cuya oferta sea la más ventajosa, que presente la documentación exigida en el Pliego de Condiciones Jurídicas (certificados de estar al corriente en las obligaciones tributarias y de la seguridad social, garantía definitiva y escritura de constitución de la sociedad operadora).

Una vez presentada y determinada su conformidad se procederá a la adjudicación y formalización del contrato. A partir de este momento se llevará a cabo el traspaso de funciones como paso previo al inicio de la gestión y explotación por parte del nuevo adjudicatario.

El grupo que se adjudique la gestión (en principio, Avanqua), tendrá que constituir una sociedad con un capital mínimo de 3 millones de euros y sede en Valencia. Según el pliego de condiciones del concurso, la nueva sociedad tendrá que incluir en su denominación 'Oceanogràfic Ágora' y contará con un consejo de administración en el que habrá un representante de CACSA, sin voz ni voto, que ejercerá un papel de supervisor.

Conflicto con el anterior gestor

El pasado mes de noviembre, el anterior gestor de las instalaciones, el Grupo Parques Reunidos, anunció que no se presentaría al concurso convocado por Cacsa, porque las condiciones "suponen muy elevados riesgos financieros y económicos, falta de autonomía en la gestión y una gran inseguridad jurídica para quien lo asuma".

La retirada de Parques Reunidos de la gestión ha estado enmarcada en el conflicto que mantiene desde hace meses con la Generalitat, con cruce de acusaciones de incumplimiento de obligaciones por ambas partes. En concreto, Parques Reunidos reclamó judicialmente a CACSA una deuda de 8,9 millones de euros, a lo que la entidad pública respondió también por vía judicial, solicitando 33 millones a Parques Reunidos por incumplimiento del contrato en materia de infraestructuras y contenidos biológicos.

La entidad, que llevó la gestión desde 2003, obtuvo un beneficio de 30 millones de euros en los primeros diez años de contrato.

comentariosWhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin