Comunidad Valenciana

CCOO y UGT convocan huelga el 14 de julio en el azulejo de Castellón por el convenio

Una factor?a cer?mica.

Los dos sindicatos mayoritarios CCOO y UGT han presentado la convocatoria de huelga para el sector de la fabricación cerámica el próximo día 14 de julio ante el Tribunal de Arbitraje Laboral por la falta de avances en las negociaciones del convenio colectivo.

El tradicional pulso en la negociación colectiva del principal sector industrial de Castellón, el azulejo, se repite una vez más. Los sindicatos han decidido recurrir a la amenaza de una huelga en sector, que consideran justificado después de que tras diez reuniones consideran que no ha habido avances en la negociación ni posibilidades de acuerdo en el convenio.

Los sindicatos consideran que la buena marcha del sector durante el año pasado pese a la pandemia no justifica más ajustes en los derechos laborales.

La patronal Ascer por su parte asegura que mantiene su absoluta disposición a mantener "cuantas reuniones sean precisas para llevar a buen fin la negociación, deseando que no se produzcan las alteraciones del clima laboral que anuncian los sindicatos y que de llevarse a cabo perjudicarán la situación general del sector en un momento en el que las empresas tratan de remontar los negativos impactos de la pandemia".

Además, tachan de inaceptable la propuesta en materia de incrementos salariales, de entre el 0,75% y el 1% anual, al estar la inflación en el 2,7% en el mes de mayo.

También consideran "inadmisible" la negativa de Ascer a reducir la jornada de trabajo, "en un sector con las jornadas industriales más largas de todo el estado, con trabajos a turnos rotativos, donde se produce 365 días al año".

También piden limitar las jornadas en fines de semana y festivos y penalizarlas para permitir una mejor conciliación familiar y social.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.