Comunidad Valenciana

Investigan por fraude a un directivo de la oficina de la Generalitat Valenciana en Marruecos

Valencia

La Fiscalía Anticorrupción de Valencia investiga una presunta malversación por parte de un alto directivo en la oficina comercial que tiene el Gobierno valenciano en Marruecos.

Según han confirmado a Europa Press fuentes conocedoras de los hechos, el procedimiento parte de una denuncia de la Conselleria de Economía ante la Agencia Antifraude con posibles sospechas de un desfalco en la oficina. Posteriormente, el ente público lo puso en conocimiento del ministerio público por si los hechos eran constitutivos de delito.

Fiscalía, tras estudiar los datos, ha decidido abrir diligencias de investigación, aunque el procedimiento se encuentra en una fase muy embrionaria. Por el momento, se desconoce la cuantía del dinero supuestamente desfalcado así como el periodo concreto en el que se podrían haber producido los hechos.

En concreto, la investigación se centra en un alto directivo que gestionaba la oficina del Consell en Marruecos y que, actualmente, se encuentra en paradero desconocido. Al parecer, se podría haber quedado dinero público que iba a ser destinado a diferentes acciones y gastos.

La oficina comercial en Marruecos, que depende de Ivace Internacional, es una de las últimas delegaciones internaciones que mantiene el Gobierno valenciano de la antigua red del Instituto Valenciano de Exportación (Ivex), que prácticamente se disolvió tras la anterior crisis.

Tal y como avanza hoy Las Provincias, el responsable realizaba falsas justificaciones de gastos y en esta operativa también se analiza la creación de una empresa por parte de esta persona con el objetivo de saber si jugó algún papel en el presunto desfalco.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.