Comunidad Valenciana

Ford plantea que más del 40% de los 630 afectados del ERE sean prejubilaciones

Valencia

La segunda reunión para negociar el ERE planteado por Ford en Almussafes ha terminado sin acuerdo. La dirección plantea que todas las salidas sean para mayores de 57 años o incentivadas, pero aún se está lejos del acuerdo en las condiciones.

Entre el 40% y el 50% de los afectados por el ERE para 630 trabajadores de Ford serán mayores de 57 años, mientras que para el resto de personal se aplicarían bajas incentivadas, según la propuesta presentada por la dirección de la compañía en la segunda reunión de negociación en Ford Almussafes.

Los empleados mayores de 57 años -cerca de 300- tendrán un plan de acompañamiento que contempla un complemento salarial de hasta el 80%, en lugar del 85% del último ERE (2020), según han informado fuentes sindicales.

Para el resto de afectados por el ERE se buscarán fórmulas para aplicar bajas incentivadas, algo que para UGT es "complicadísimo" viniendo de otro ERE de extinción que tuvo lugar el año pasado.

Según el portavoz de UGT y presidente del comité de empresa, Carlos Faubel, la dirección ha mostrado su interés en alcanzar un acuerdo en la negociación lo más rápido posible ya que a la vuelta de las vacaciones de Semana Santa, la producción de vehículos se rebajará en 280 unidades día.

Los sindicatos han mostrado una posición unitaria en la segunda reunión de la negociación del ERE, como así han destacado desde el STM y CCOO.

El STM ha insistido en evitar salidas traumáticas y ha pedido que se reduzca el número de afectados por el ERE al considerar que es una cifra "inflada", mientras que según CCOO, la dirección de la planta ha confirmado que el turno de noche de la factoría tiende a desaparecer.

Por otra parte, Faubel ha alertado de que en el segundo trimestre del año continuarán los problemas en el suministro de semiconductores, y a la vuelta de las vacaciones de abril, persistirá la falta de estos componentes. 

La próxima reunión entre la dirección de Ford Almussafes y el comité de empresa será después de las vacaciones de Semana Santa, el 13 de abril. La multinacional insiste en ejecutar los despidos antes del verano pero los sindicatos consideran que "no hay prisa" y que lo importante es llegar a un acuerdo que evite salidas traumáticas.

Y es que la firma argumenta que tras las vacaciones de Pascua será necesario reducir la producción de forma "estructural" en unos 280 vehículos diarios -de 1.640 a 1.360 coches día- debido a la caída de la demanda europea y sobre todo de la venta de modelos S-Max y el Galaxy, o el Mondeo, que dejará de fabricarse el año que viene.

Desde STM, su portavoz Paco González, ha manifestado que las prisas "no son buenas consejeras" y ha defendido la necesidad de un "acuerdo amplio en el tiempo para dar oportunidad suficiente para que la gente se apunte al plan". En su opinión, hay trabajadores que pueden ir saliendo y al resto del "excedente" que plantea la empresa "que se le busquen ocupaciones como reforzar líneas muy cargadas o aprovechar para cursos de formación a los que se quedan".

Asimismo ha instado a la dirección de Ford Almussafes a reducir la afectación del ERE de 630 trabajadores, una cifra que considera "inflada", a poner sobre la mesa una "oferta atractiva" y a "comprometerse a que todas las bajas sean voluntarias"

Por su parte, el portavoz de CC.OO., José Arocas, ha explicado que la empresa se ha abierto a la posibilidad de ampliar la afectación del ERE más allá de las plantas BAO (de fabricación de Vehículos), a toda la factoría, si con esto hay posibilidad de llegar a acuerdo, aunque respecto al turno de noche ha confirmado que la finalidad es que "tienda a desaparecer y que en dos turnos se haga toda la producción".

Para CC.OO., la propuesta de la compañía es "insuficiente" e insiste en que las condiciones tienen que ser las mismas pactadas en ERE anterior. "Prisa no tenemos ninguna, 30 días es el período de consultas y todo va a depender de la propuesta que pongan encima de la mesa", ha advertido.

Desde CGT han incidido en que "el número de trabajadores afectados es excesivo" y que sus cálculos están hechos para que se trabaje en "unos puestos cada vez más saturados y con unos ritmos inhumanos". "Si los trabajáramos con unas cargas de trabajo normales no le sobrarían 630 trabajadores", ha señalado en un comunicado.

Además, el sindicato ha insistido en que si pretende que haya bastantes voluntarios, no puede bajar los complementos a las prejubilaciones, y que además tendrá que bajar la edad de acceso para aumentar el número de trabajadores que puedan presentarse.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin